162
162

El empresario Luis Ovsejevich creó la Fundación Konex en 1980 y desde entonces ésta premia una categoría diferente de actividad cultural –en el sentido más amplio de la palabra- cada año. Como son 10 (Deportes, Espectáculos, Artes Visuales, Ciencia y Tecnología, Letras, Música Popular, Humanidades, Comunicación-Periodismo, Instituciones-Comunidad-Empresa, Música Clásica), el ciclo se repite cada década y los premios se otorgan evaluando la trayectoria del decenio transcurrido.

El próximo martes, 16 de septiembre, a las 19 horas, en la Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131, Capital Federal), tendrá lugar la 35ª entrega de estos premios que, este año destacan a las Letras argentinas.

Otra peculiaridad de estos premios es que cada área de actividad está dividida en 20 categorías o disciplinas y dentro de ellas se premia a los cinco mejores exponentes. En este caso, novela, poesía, ensayo filosófico, ensayo político, crónica, teatro, etcétera. Pero no serán 100 los Premios Konex - Diplomas al Mérito de esta edición, sino 105, porque el jurado de este año ha decidido agregar una nueva categoría: labor editorial.

El Gran Jurado Konex de este año fue presidido por el escritor y crítico literario Noé Jitrik, e integrado, entre otros, por Cristina Mucci, Ivonne Bordelois, Luis Chitarroni, Roberto Cossa, Daniel Divinsky, Horacio González (director de la Biblioteca Nacional), Andrew Graham-Yooll (ex director del diario The Buenos Aires Herald), Daniel Molina, María Sáenz Quesada y María Esther Vázquez.

Este año, el Gran Jurado otorgará también Menciones Especiales por Trayectoria a Griselda Gambaro, Angélica Gorodischer, Carlos Gorostiza y Tulio Halperín Donghi. Y el Konex de Honor, que se otorga a personalidades de relieve fallecidas en la última década, será para María Elena Walsh.

Entre los galardonados en las 21 categorías de este año, están Edgardo Cozarinsky, Martín Kohan, Alan Pauls, Juan Sasturain, Abelardo Castillo, Beatriz Sarlo, Juan Gelman (post mortem), José Pablo Feinman, Claudio Tolcachir, Martín Caparrós, etcétera. Y en la nueva categoría, las editoriales distinguidas son: Adriana Hidalgo Editora, Calibroscopio, El Cuenco de Plata, Eloisa Cartonera y Eterna Cadencia.

Quien quiera conocer todos los nombres de las "100 personalidades más destacadas de la última década (2004-2013) de las letras argentinas", según la Fundación Konex, puede ver la lista completa en su página web.

A continuación, nuestro diálogo con Luis Ovsejevich, el artífice de este Premio que ha conquistado un lugar de prestigio en la vida sociocultural argentina.

¿Con qué criterios conforman el jurado de los Konex?

El criterio para formar el Gran Jurado es el de conformarlo con personas de gran prestigio, en general todos ya recibieron el Premio Konex. Y desde el punto de vista ideológico abarcar el mayor espectro posible. Si la pregunta es por el proceso de selección de los jurados, esa es una decisión exclusiva de la Fundación. En cuanto al proceso de selección de los premiados, esta es una tarea exclusiva de los 20 jurados, donde la Fundación no toma ninguna participación. La tarea de la Fundación se limita a coordinar el trabajo de los jurados.

¿Cómo surgió la idea de estos premios? ¿Se inspiró usted en alguna otra experiencia para su diseño?

Decidí crearlos en 1980 con el propósito de "sembrar el porvenir" distinguiendo a las personalidades contemporáneas más valiosas de nuestra comunidad, para que el ejemplo de los mejores sirva de factor de emulación a nuestra juventud. La idea fue totalmente original. No existe una experiencia similar en ningún lugar del mundo, no obstante que ya pasaron 35 años de la creación.

¿Qué balance hace, a más de 30 años de la creación de la Fundación Konex, considerando sus expectativas iniciales?

El propósito inicial fue la creación de los Premios Konex. Su objetivo se viene cumpliendo sin inconvenientes a lo largo de ya 35 años. Pero además se decidió en 1991 crear un ciclo "Vamos a la música" con el objeto de introducir en el mundo de la música clásica a los niños y a un público no iniciado. Así se hace opera, ballet, concierto, incluso tango y comedia musical. El año próximo, 2015, se cumplirán 25 años de su creación. También se han cumplido sus objetivos. Ya cerca de medio millón de personas ha concurrido al mismo. También en 2005 se comenzó con la Ciudad Cultural Konex, un espacio muy abarcativo de la cultura, básicamente en el área del espectáculo. La dirección de la misma está a cargo de mi hijo Andy.

¿Qué lugar cree ocupan estos premios en la vida socio-cultural argentina?

No corresponde que yo lo diga. Lo deben calificar los miembros de nuestra sociedad. Lo que sí puedo decir con orgullo, que me señalan permanentemente que son los premios más prestigiosos que se dan en nuestro país.

¿Hay alguna de las diez categorías que premian los Konex cada año que sea su preferida?

Cada una de ellas tiene algo con lo cual me identifico. Pero sin duda los que más satisfacciones deparan son los de Ciencia y Tecnología y los de Humanidades. Ello se debe a que generalmente sus personalidades no están acostumbradas a recibir premios, y cuando lo son no tienen trascendencia en la opinión pública. A través de los Premios Konex si llegan a un amplio espectro del público.

¿Cómo definiría la situación actual de las letras argentinas y en la década considerada por los premios de este año?

De una amplia creación. Hubo más de 1.000 nominados. Solo 100 podían ser premiados, por eso la tarea del Gran Jurado fue muy compleja a la vez que muy calificada. Hay grandes escritores en todas las ramas que conforman la literatura.

Argentina tiene una vida cultural importante y fecunda. ¿Qué piensa del rol estatal al respecto? Sobre cómo es y cómo debiera ser, si es que cree que tiene que haber alguno...

Sin duda Argentina tiene una actividad cultural muy importante. Todo lo que el Estado pueda hacer para favorecerla es indispensable. Depende de cada área para establecer políticas. No es lo mismo apoyar el cine, teatro, el ajedrez, los concursos literarios, la investigación en áreas científicas o humanísticas, la música. Así se pueden señalar muchísimas actividades. Un plan integral debe ser pensado por un conjunto de intelectuales interdisciplinario. Y fundamentalmente sin pensar en hacerlo para ganar la elección próxima, sino para pensar en muchos años para adelante.

¿Qué nuevos proyectos culturales tiene su Fundación?

Por ahora seguimos con los actuales, pero tenemos previsto para 2015 realizar un Festival de Música Clásica para que nuevos públicos comprendan de la importancia de conocer la música clásica y practicar con instrumentos musicales.