162
162

Durante 27 años, la Argentina tuvo dos capitales. Una que figura en todos los mapas, la Ciudad de Buenos Aires, y otra que ya pocos recuerdan, integrada por Viedma y Carmen de Patagones. Las dos convivieron en silencio y sin problemas por casi tres décadas. Pero esta semana, cuando Cristina Kirchner propuso trasladar la administración nacional a Santiago del Estero, los más memoriosos levantaron la voz: la ley 23.512 para llevarla al sur del país todavía está vigente. O al menos eso creían. Pocos se enteraron, pero la norma sancionada durante el gobierno de Raúl Alfonsín fue derogada hace dos meses.

En 1986, el presidente radical lanzó un plan para fundar lo que llamó la "Segunda República". Una de sus principales propuestas era el "Proyecto Patagonia" para el traslado de la Capital Federal al distrito que formarían Viedma y Carmen de Patagones, en el límite entre Río Negro y Buenos Aires. Un año más tarde, el proyecto fue aprobado por el Congreso de la Nación.

Las legislaturas de ambas provincias votaron la cesión de tierras para el nuevo distrito federal y Alfonsín incluso creó el Ente para la Construcción de la Nueva Capital (Entecap). Pero después de un tiempo, la iniciativa quedó congelada, primero por la crisis económica y después por la renuncia del Presidente en 1989. Ese mismo año, Carlos Menem eliminó el Entecap mediante el decreto 1256. Pero la ley 23.512 quedó en pie.

En la última década hubo varios intentos de reactivar la norma o anularla. En 2007, el diputado oficialista Héctor Recalde redactó una propuesta para dejarla sin efecto. Ese mismo año, el difunto Raúl Patricio Solanas realizó una presentación similar. En 2009, el ahora ex senador radical Emilio Rached hizo un pedido para que el Gobierno retomase la iniciativa. Ninguna prosperó.

Este año, la ley 23.512 fue finalmente anulada con la sanción del Digesto Jurídico argentino. El primer cuerpo ordenado de las normas argentinas fue aprobado por el Congreso el 21 de mayo y promulgado por la Presidente el 16 de junio. De las 32.234 leyes que había en vigencia quedaron apenas 3.134. Es decir, el 9,72 por ciento. Una de las miles de normas que se derogaron fue la que establecía el traslado de la capital a Viedma y Carmen de Patagones.

Cristina Kirchner tomó la propuesta de trasladar la administración pública a Santiago del Estero del titular de la Cámara baja, el precandidato presidencial Julián Domínguez. En diálogo con Infobae, uno de los asesores que lo ayudó a prepararla aclaró que no sería lo mismo retomar el proyecto para llevar la capital al sur del país porque no se trata sólo de desconcentrar la población, sino también de beneficiar el intercambio económico. Si se instalara en Viedma-Carmen de Patagones, el comercio a través del Océano Atlántico sería aún el más beneficiado. En cambio, Santiago del Estero está casi a la misma distancia de los puertos que dan hacia Oriente y Occidente.

Pese a que fue el propio Domínguez quien presidió el debate del Digesto, su asesor reconoció que no estaban al tanto de que la ley del alfonsinismo hubiera sido anulada. Pero le restó importancia: si el proyecto de llevar la capital a Santiago del Estero fuera aprobado, esa norma igual hubiera quedado sin efecto.

Una diputada opositora que votó en contra del Digesto y otros dos oficialistas que lo hicieron a favor admitieron a este medio que no recordaban si la ley 23.512 había sido derogada o no. "Eran 30.000 leyes, no puedo acordarme de todas", se excusó uno de ellos. Todos pidieron que sus nombres no fueran incluidos en esta nota.