Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162

Las marcas térmicas que se registran en casi todo el país "son atípicas para el mes de agosto" con una ampltud térmica "llamativa" en distintas localidades y regiones.

El climatólogo José Luis Stella dijo a Télam que los registros del lunes y el martes "todavia no alcanzan para quebrar el récord de temperatura máxima de agosto, que se registró en 2009, cuando hubo 37,8 grados en Villa Reynolds, San Luis".

"El calor de este año no es extremo ni récord, pero es atípico y podría equipararse al 2009 si se atraviesa hasta el jueves el límite de los 37,8 grados", señaló Stella.

El profesional del SMN aseguró que "es llamativa la amplitud térmica que existe en Villa Reynolds, donde hubo una mínima de 2,4 grados y una máxima de 36" y añadió que las características de este fenómeno "hacen que se registren temperaturas bajas en el sur del país, por donde circula un frente frío".

El fenómeno "es consecuencia de la circulación de alta presión, con cielo despejado, viento cálido y seco del norte y oeste sobre el centro y norte del país", explicó el climatólogo.

El especialista destacó que "este tipo de circulación suele generar también condiciones más extremas en el sur del país porque la masa de aire frío no puede avanzar hacia el centro".

En este sentido apuntó que "el estancamiento del bloqueo atmosférico potencia tanto las marcas frías en el sur como las cálidas en el centro y norte del país".

"En Buenos Aires –agregó Stella– se espera que continúen hasta hoy las altas temperaturas sin que se disparen hacia valores extremos".

Indicó además que "si se instala el evento del Niño, podremos comprobar en un mes más que estas marcas tuvieron que ver con que los inviernos previos a ese fenómeno suelen ser más cálidos".

Las marcas máximas de ayer alcanzaron los 33 grados en Añatuya, Frías y Santiago del Estero (localidades de la provincia del mismo nombre); 32 grados en Venado Tuerto (Santa Fe) y en las puntanas de Santa Rosa de Conlara, San Luis y Villa Reynolds.

Tan atípico como éste fue el invierno de 2013, con grandes variaciones de temperaturas, y el del 2009, cuando las marcas térmicas fueron récord en Junín con 36 grados; 35,1 en Pehuajó; 35 en Mar del Plata; y 34 en Buenos Aires.

Para el climatólogo, "si se mantiene la tendencia, la primavera se prevé que registrará temperaturas superiores a las normales para el trimestre que estudia el SMN como período y que abarca septiembre, octubre y noviembre".