Desde que Carmen Barbieri confesó que hace cinco meses se había puesto un "chip sexual" para mejorar su libido, se generó una gran polémica sobre los riesgos de ese tipo de tratamientos que no se realizan en la Argentina. Entrevistado por AM, el doctor Guillermo Blugerman, cirujano de la actriz y productora, aclaró parte de la información que surgió en los últimos días: "El chip se lo recomendé yo con un colega de Miami".

"El chip tiene testosterona. No tiene estrógenos, de ahí surgió el error de los ginecólogos y endocrinólogos. Los estrógenos sí pueden provocar todos esos problemas (accidente cerebro vascular, entre otros)", explicó el doctor.

"Esta es una dosis pequeña de testosterona, son 100 mg, y va liberando el producto de 4 a 6 meses. Es como una pastillita sólida que se mete adentro de la piel", agregó.

¿Qué produce este "chip sexual"? "Eleva el deseo sexual, mejora la masa muscular y la calidad de la piel, cambia el humor, aumenta la libido tanto en hombres como mujeres".

Además de hablar de esa práctica médica, el cirujano Blugerman detalló cada una de las intervenciones que le realizó a Carmen el último lunes. Se retocó la cara y papada, axilas y tórax, una "pincita" en las lolas porque no hizo falta reemplazar las prótesis, y cintura y ombligo nuevo.