163
163

Cada vez más, las personas tienen más herramientas para crecer a nivel personal y profesional. Justamente eso es lo que se propone la programación neurolingüística, que estudia lo que percibimos a través de los cinco sentidos y cómo se organiza el mundo tal como el individuo lo percibe.

#JuntaMédica entrevistó a la Lic. Paula Sudacov, consultora terapéutica y entrenadora en esta disciplina. "La programación neurolinguística tiene su origen en Estados Unidos con el avance de la cibernética y la computación. Su nombre tiene que ver con el lenguaje del mundo de lo cibernético: se cree que los seres humanos organizamos -a través de nuestro sistema nervioso y neurológico-  todos los componentes que vamos recibiendo como información por medio de nuestros sentidos. Lo organizamos en secuencias y eso determina internamente cómo nos sentimos en algún momento, cómo nos predisponemos a una determinada situación y, de acuerdo a este estado interno, luego actuamos", explicó la entrevistada.

     

Esta programación tiene sus orígenes en los años 70. Sus creadores, Bandler y Grinder, observaron en sus maestros Fritz Perls, Virginia Satir y Milton Ericksson, habilidades comunicativas especiales que les permitían obtener excelentes resultados en la interacción con sus pacientes. Estudiando estos modos, fueron generando el conjunto de herramientas que más tarde dieron en llamar programación neurolinguistica.

"Lo relevante es que sus herramientas nos permiten conocer las representaciones que operan en cada uno de nosotros y en nuestros interlocutores. Es a través del calibrado de lenguaje verbal, paraverbal y no verbal o gestual, que podemos darnos cuenta de cuál es el procesamiento de un  momento determinado. Podemos adecuar lo que decimos a lo que se corresponda con el modo de procesamiento de nuestro interlocutor, logrando así mayor efectividad en la comunicación", aseguró Sudacov.

"Por otro lado, podemos aprender a "manejar" nuestros estados internos al momento de actuar. Simplemente, interviniendo sobre la representación interna que tenemos sobre nosotros mismos o cambiando nuestra corporalidad, cambiamos nuestra predisposición anímica", agregó.

En los últimos años las herramientas de esta programación han tenido gran desarrollo en el marco de las relaciones interpersonales, en las empresas, para mejorar la comunicación en equipos de trabajo y, a la vez el desempeño de sus líderes, en la salud, para cambiar hábitos disfuncionales, o tratar adicciones, y en el marco de las psicoterapias, esencialmente, tratando fobias.

"Es un modelo de comprensión de cómo procesamos la información de nuestro entorno, cómo la organizamos y cómo obtenemos resultados. Si estos no son buenos, hay que utilizar las herramientas de la programación para poder revertirlos y que sean exitosos. Hay que favorecer el cambio en aquellas áreas donde tenemos dificultades", indicó Sudacov.

La especialista consultada explicó que uno de los ámbitos en los que más se ha difundido la programación neurolingüística es en la comunicación y en las relaciones interpersonales. "A través de herramientas muy sencillas que se adquieren por la observación del interlocutor –cómo está sentado, parado o cómo respira- podemos conocer cuál es su modo de procesar la información. Hay personas que tienen una mayor preferencia a procesar y guardar lo que perciben por el sentido de la vista; otras privilegian el sentido del oído y otras lo que perciben por el conjunto de los otros tres sentidos. De esta manera, podemos calibrar a nuestro interlocutor, flexibilizarlo y enviarle en esos códigos mentales la información que queremos que le llegue para ser más efectivos en la comunicación", sostuvo.

Finalmente, la entrevistada aseguró que la programación neurolingüística brinda más recursos internos, como por ejemplo en el ámbito empresario, donde una persona puede plantarse con más seguridad frente a un auditorio o en una conferencia. "La programación mejora los recursos internos, las capacidades de liderazgo en el ámbito empresarial y la comunicación entre equipos porque se limpian los canales de comunicación entre las personas", expresó.