162
162
 162
162

Ganador del Red Dot Design en 2013, ZTE Eco-Mobius acerca cada vez más a la realidad el celular modular, es decir, que tenga partes intercambiables para que el usuario pueda personalizar su equipo, mejorándolo a medida que están disponibles componentes más avanzados.

En octubre Motorola había dado a conocer Project Ara, nombre que recibió la iniciativa sobre la que avanza de la mano de Google. De hecho, Moto X bien podría ser considerado el puntapié inicial para el mundo modular de los smartphones.

En los EEUU, los clientes que adquieren el Moto X pueden personalizar su equipo, agregando carcasas y combinando colores.

Pero los celulares modulares llevan ese concepto al extremo al permitir que puedan ser mejorados los componentes principales: pantalla, procesador, gráficos, RAM, cámara y batería.

Cada uno de esos módulos se acopla al cuerpo del teléfono mediante imanes.

Al menos así lo prometió el prototipo dado a conocer por ZTE en el Consumer Electronics Show de Las Vegas, la feria de tecnología más importante del mundo que dejó una gran cantidad de novedades para este año.

De acuerdo con ZTE, además de ser una solución sencilla para mejorar un dispositivo, el Eco-Mobius es más amigable con el medioambiente ya que los componentes pueden ser reutilizados.

Aunque todavía es un prototipo, el modelo exhibido muestra que la industria busca sin pausa acercar novedosas soluciones a los usuarios.