163
163

 163
163

Shepard Fairey. Comenzó en los 90 pegando laminas gigantes en lo alto de diversos edificios para impactar con un rostro sombrío que exigía "Obedece". Años después creó el afiche "Hope" para la campaña presidencial de Barack Obama y ahora tiene su propia línea de ropa.


 163
163

Jean-Michel Basquiat. Convertido en un mito luego de su trágica muerte, fue un artista negro que dejaba frases enigmáticas en las paredes de Nueva York. Andy Warhol lo descubrió y le pidió que intervenga en algunos de sus cuadros. Hace 6 meses, su obra "Dustheads" se vendió por 48 millones de dólares en una subasta de arte contemporáneo.


 163
163

Banksy. "El éxito comercial es un fracaso para el grafitero", dijo una vez el hombre que decidió permanecer en el anonimato para huir de los mercaderes del arte. Aunque sus grafitis están pensados para permanecer en la vía pública, al tener un estilo fácil de identificar, hubo casos de empresarios que hicieron romper las paredes pintadas para entregar los escombros al mejor postor. El 25 de octubre uno de sus cuadros ("Paisaje con nazi") fue subastado por 600 mil dólares.


 163
163

Julian Beever. Especialista en dibujos 3D con tiza logró fama mundial por la difusión de sus ilusiones ópticas a través de Internet. Actualmente recorre el planeta gracias a compañías que lo contratan para que haga imágenes que incluyan el nombre de la marca.


 163
163

AVANT. Definidos como un colectivo de arte guerrillero que inundó las calles neoyorquinas en la década del 80, generaron tantas leyendas urbanas que sus integrantes tuvieron que salir a dar la cara para poder estar entre las "galerías independientes" y aprovechar la oportunidad económica.


 163
163

André. En 1985 comenzó a dibujar un simpático monigote con una cruz en lugar de un ojo para las calles de las principales ciudades europeas. Su aparición en el documental "Exit through the gift shop", de 2010, provocó la locura de la prensa especializada y lo convirtieron en un rockstar. Zapatillas, agendas y artículos de diseño tienen su firma.


 163
163

Cope2. Criado en el Bronx, a los 12 años entró en el mundo del grafiti para convertirse en un ícono de los Throws ups y el Wild Style. Acomplejado por ser la sombra de su primo Caos, considerado el mejor del género en su barrio, obtuvo un largo expediente de batallas con la policía. Sin embargo, su personalidad lo llevó a protagonizar varios videojuegos y hasta se venden zapatillas con sus mensajes.


 163
163

Faith47. Se trata de una sudafricana que hizo murales tan increíbles en Ciudad del Cabo que, gracias a la promoción en redes sociales, logró tener un estudio propio para responder a los pedidos de galerías internacionales. Originalmente abocada a la situación post Apartheid, su actual periodo está dedicado a los atropellos del hombre sobre la naturaleza.


 163
163

Invader. Inspirado por los títulos más recordados de la consola Atari, este francés logró trasladar su idea de "juego de realidad" a más de 30 ciudades del mundo. Lleva 15 años luchando por el anonimato pero es recurrente hallar obras "escondidas" en diversas exhibiciones. En 2011 fue arrestado por vandalismo al realizar una obra encargada por el Museo de Arte Contemporáneo de Miami.


 163
163

Os Gemeos. Son dos hermanos que en 1987 salieron a "reformar" edificios de Sao Paulo. Con una fuerte influencia del hip hop, formaron un movimiento entregado a descifrar las raíces culturales de Brasil. Aunque siguen haciendo grafitis en su ciudad natal, tienen cuadros distribuidos en salas de Europa y Estados Unidos. Incluso tienen un sitio web donde venden dibujos mínimos.