162
162

La empresa Johnson & Johnson decidió suspender la venta de los anticonceptivos orales Cilest debido a que las tabletas defectuosas podrían provocar embarazos no planificados, si bien ese riesgo es "muy bajo".

Según una información publicada por el portal medicalpress.com, las píldoras anticonceptivas están siendo retiradas del mercado, las farmacias y los mayoristas porque las pruebas del mes pasado mostraron que una de las dos hormonas en ellas estaba siendo liberada más lentamente de lo que debería.

El retiro busca evitar la distribución de los 179 lotes del anticonceptivo Cilest distribuidos desde 2011 en Europa, Asia y América Latina. Cada lote contiene alrededor de 180.000 paquetes de anticonceptivos mensuales. Se estima que sólo alrededor de 800.000 paquetes están todavía en el inventario de mayoristas y farmacias.

Los fabricantes de medicamentos tienen que tener muestras de los lotes que producen para las pruebas de estabilidad periódica.

La falla se percibió durante las pruebas que se realizaron el mes pasado ya que mostraron que la hormona femenina en las pastillas, norgestimato, no se disolvía a la velocidad especificada, según informó Michelle Romano, portavoz de J&J. "No hay impacto en la seguridad o eficacia".

Sin embargo, dijo que las mujeres que tengan preguntas deben contactar a su médico.