Poco, muy poco. Y ambos equipos quedaron en deuda. Pese a que Huracán se mostró mejor que San Lorenzo a lo largo de los 90 minutos del clásico que se desarrolló en el Palacio Tomás Adolfo Ducó, el 0 a 0 fue inamovible, el clásico de invierno no contó con grandes emociones y ambos se retiraron del estadio con la sensación de que deberán mejorar bastante si quieren cumplir con los objetivos pospuestos para la temporada que se aproxima.

La intención de la innovadora idea de volver a disputar los "derbys" más representativos del medio local consistía en la oferta de buenos espectáculos y de entretener al público, pero los dos conjuntos desplegaron realmente escaso juego vistoso sobre el campo de juego (no ayudó en nada por sus pésimas condiciones) y la fricción en la mitad de la cancha fue el denominador común de la tarde en Parque Patricios.

De todos modos, se pueden rescatar algunos puntos positivos. Sin ir más lejos, el "Globo" fue superior en el encuentro de la mano de buenas intervenciones de Daniel Vega y la movilidad de Gonzalo Martínez por el costado izquierdo, pero el arquero Matías Ibáñez, de gran presentación en la valla de Boedo, bajó la persiana con seguridad en varias ocasiones. Además, la dupla de centrales Federico Mancinelli-Eduardo Domínguez lució firme y brindó tranquilidad a sus compañeros.

Por el lado del elenco "azulgrana", Ricardo Caruso Lombardi se inclinó por una mezcla de habitualmente titulares y otros con menos rodaje, llevándose como buena impresión la tarea del "1" proveniente de Olimpo, la firmeza de ambos zagueros centrales y las "cositas" que mostró Franco Jara en el rato que le tocó entrar en el segundo tiempo. Todavía esperan por la puesta a punto de sus incorporaciones (Gonzalo Prósperi, Luis Aguiar, Juan Mercier y Denis Stracqualursi, por ejemplo) y por otros que gozaron de descanso como Pablo Migliore, Walter Kannemann (engripado), Enzo Kalinski o Leandro Romagnoli. Como si fuera poco, esperan cerrar otros arribos en las próximas horas.

Más allá de lo ocurrido sobre el césped, lo más "interesante" ocurrió fuera de los límites del campo: la hinchada local (los visitantes no tenían permitido el acceso) colgaron una bandera que acusaba de "vendehumo y botón" a Migliore, un ex de la casa, episodio que obligó a demorar el arranque del partido. Y más tarde, se exhibieron banderas del clásico rival que casi concretan la suspensión por parte de Silvio Trucco, de buen papel.

San Lorenzo debutará el domingo próximo contra San Martín de San Juan en el Torneo Inicial de la Primera División, mientras que Huracán hará lo propio en la "B" una semana más tarde, cuando le tocará recibir a Gimnasia La Plata (seguramente en otro estadio por el suceso de los "trapos" enemigos). En tanto, la revancha de este cotejo se disputará en octubre. 

Formaciones:

Huracán: Daniel Islas; Ezequiel Gallegos, Federico Mancinelli, Eduardo Domínguez, Nicolás Minici; Walter Busse, Lucas Villarruel, Rodrigo Battaglia, Gonzalo Martínez; Mauro Milano y Daniel Vega. DT: Héctor Rivoira.

San Lorenzo: Matías Ibáñez; Damián Martínez, Pablo Alvarado, Nicolás Bianchi Arce, José Luis Palomino; Julio Buffarini, Salvador Reynoso, Emiliano Telechea, Augusto Álvarez; Fabián Bordagaray y Julio Furch. DT: Ricardo Caruso Lombardi.

Síntesis del partido:

Amonestados: PT 34´ Federico Mancinelli (H) y 44´ Julio Buffarini (SL). ST 26´ Damián Martínez (SL), 33´ Emiliano Tellechea (SL), 37´ Ezequiel Gallegos (H) y 39´ Daniel Vega (H).

Expulsados: no hubo.

Goles: no hubo.

Cambios: ST 12´ Franco Jara por Fabián Bordagaray (SL), 13´ Jonathan Bustos por Walter Busse (H), 21´ Julio Ramírez por Salvador Reynoso (SL), 21´ Alejandro Quintana por Lucas Villarruel (H), 31´ Julián Bottaro por Mauro Milano (H), 40´ Santiago Chacón por Gonzalo Martínez (H), 43´ Matías Catalán por Julio Buffarini (SL) y 44´ Héctor Villalba por Augusto Álvarez (SL).

Estadio: Tomás Adolfo Ducó

Árbitro: Silvio Trucco

Horario: 15.30

Televisación: TyC Max