162
162
 162
162

Al líder de los conservadores británicos, David Cameron, no le gusta que su hija de seis años escuche canciones de la premiada artista Lily Allen debido al "contenido sexual" de algunas de sus letras.

"No podemos mantener a nuestros hijos alejados del mundo comercial, pero deberíamos dejarles disfrutar de la infancia y no exponerlos a una comercialización del sexo innecesaria e inapropiada cuando son pequeños", señaló el líder en declaraciones recogidas por The Daily Telegraph.

Cameron agregó en el mismo paquete otro reclamo: los padres deberían utilizar la presión social para forzar a los fabricantes a que dejen de sacar al mercado sujetadores con relleno para niñas pequeñas.

Cameron ha expresado en varias ocasiones su intención de poner fin a la "excesiva comercialización y sexualización de los niños" si llega al gobierno en las próximas elecciones, ya que considera "están presionados para crecer demasiado rápido".

Entre las medidas que aprobaría figuran un sitio web para que los padres "compartan sus preocupaciones" sobre los productos "inadecuados" para niños, y la prohibición de "manipuladoras" estrategias de marketing, como la utilización de redes sociales para convertir a los niños en promotores de productos.

Esta semana saltó la noticia en el Reino Unido de que algunas marcas utilizan las redes sociales para contactar a menores y animarles a que promocionen sus productos entre sus amigos.