Qué dice la "Ley Cafiero"

Fue sancionada en 1996 y a partir de allí impidió a los sucesivos jefes de gobierno porteño manejar la Policía, además de limitar la regulación del transporte y servicios públicos, entre otros puntos
162

Por ese año, el histórico peronista bonaerense Antonio Cafiero (foto) era senador nacional e impulsó el controvertido proyecto. Así, el Congreso limitó, por medio de la ley 24.588, los alcances de la plena autonomía que la Constitución Nacional reformada en 1994 había otorgado a la Ciudad de Buenos Aires.

La norma impidió la creación de una Policía propia en la Capital, ya que la seguridad armada sigue a cargo del Ministerio del Interior. Este sería el principal motivo de descontento en las distintas fuerzas políticas porteñas, que desde hace ya varios años piden derogar algunos artículos de la ley.

La limitación abarca además a la Justicia, la administración y el código del puerto de Buenos Aires, la regulación del transporte y los servicios públicos, y el Registro de la Propiedad Inmueble.

En el Congreso, hay una veintena de proyectos presentados por diputados de diferentes bloques que van desde derogar la ley hasta modificar algunos artículos, sobre todo en lo referido a la Justicia y al traspaso al ámbito de la ciudad de la Policía.

Los cambios a la "Ley Cafiero" son impulsados también desde el propio bloque oficialista y ayer en la cumbre que mantuvieron el presidente Néstor Kirchner con Mauricio Macri, el primero le prometió impulsar cambios en la norma que tiendan a profundizar la autonomía porteña.

Sin embargo, uno de las principales trabas para transferir la policía a la ciudad fue y es el económico. La Constitución exige que las transferencias incluyan el presupuesto correspondiente, por lo que los legisladores del interior se han opuesto históricamente al traspaso.

Los sucesivos jefes comunales también han exigido que el traspaso se haga junto con los fondos necesarios para su mantenimiento.