Qué significa la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos para el acceso a la píldora abortiva

La mayoría conservadora dictaminó que los médicos antiabortistas que promovieron la demanda no tenían la legitimidad necesaria para impugnar la aprobación del fármaco por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos

Guardar

Nuevo

El Tribunal Supremo rechazó un intento de restringir el acceso a la mifepristona. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
El Tribunal Supremo rechazó un intento de restringir el acceso a la mifepristona. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

El Tribunal Supremo rechazó el jueves 13 de junio de 2024 por unanimidad un intento de restringir significativamente el acceso a un medicamento abortivo clave, la mifepristona. La mayoría conservadora dictaminó que los médicos antiabortistas que presentaron la demanda no estaban legitimados para impugnar la aprobación del fármaco por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En una opinión escrita para el tribunal, el juez Brett M. Kavanaugh dijo que, dado que los demandantes no recetan, venden ni fabrican mifepristona, no sufren perjuicios monetarios directos relacionados con la flexibilización de las regulaciones de la FDA para obtener el medicamento en 2016 y 2021.

Las organizaciones de la profesión médica elogiaron la decisión del tribunal, afirmando que la ciencia que respalda la seguridad y eficacia del fármaco está establecida desde hace tiempo.

“Ahora sabemos que los pacientes y los médicos de todo el país seguirán teniendo acceso a la mifepristona para el aborto farmacológico y la gestión de abortos involuntarios”, dijo Stella Dantas, presidenta del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, en un comunicado. “Décadas de investigación clínica han demostrado que la mifepristona es segura y eficaz, y su robusto historial de millones de usos en pacientes confirma esos datos.”

Esto es lo que hay que saber.

La ciencia sobre la seguridad y eficacia de la mifepristona está establecida desde hace tiempo. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
La ciencia sobre la seguridad y eficacia de la mifepristona está establecida desde hace tiempo. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

¿Cuál fue la decisión del Tribunal Supremo?

La decisión, por 9-0, revocó una sentencia de un tribunal inferior que habría dificultado la obtención de mifepristona, parte de un régimen de dos fármacos utilizado en más del 60% de los abortos en Estados Unidos. El dictamen se basó en un fallo procesal según el cual los demandantes carecían de fundamento jurídico para presentar el caso.

El tribunal declaró que los médicos antiabortistas que presentaron la demanda y la Alianza para la Medicina Hipocrática no aportaron ninguna prueba que sugiriera que las medidas desreguladoras de la FDA hubieran afectado a su forma de tratar a los pacientes, ya que no prescriben ni utilizan mifepristona.

Aunque la decisión del tribunal fue unánime, es poco probable que sea el final de los esfuerzos por restringir el acceso a la píldora. La sentencia deja una vía abierta para que tres estados -Missouri, Kansas e Idaho- traten rápidamente de reactivar la impugnación ante un juez federal de Texas muy conocido por sus opiniones contrarias al aborto.

¿Dónde se puede conseguir la píldora abortiva?

En marzo de 2024, los minoristas Walgreens y CVS dijeron que empezarían a despachar recetas de mifepristona “en los estados donde está legalmente permitida”. En algunos estados, se puede comprar por correo. En 2021, la FDA levantó una restricción que existía desde hacía tiempo, permitiendo a las pacientes recibir la medicación por correo en lugar de exigirles que obtuvieran las píldoras en persona.

La decisión permite seguir utilizando la mifepristona en abortos farmacológicos y gestión de abortos involuntarios. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
La decisión permite seguir utilizando la mifepristona en abortos farmacológicos y gestión de abortos involuntarios. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

Algunos estados se han movilizado para bloquear el uso de la telesalud para los abortos con medicamentos. Quince estados exigen que el aborto con medicamentos sea practicado por un médico, y cinco de estos estados exigen una visita en persona con un médico, según el Instituto Guttmacher.

¿Cómo se utiliza la mifepristona y cuáles son sus efectos secundarios?

La mifepristona se utiliza en combinación con otro fármaco, el misoprostol, para interrumpir el embarazo durante las 10 primeras semanas de gestación. La píldora bloquea la progesterona, una hormona necesaria para que continúe el embarazo. Entre 24 y 48 horas después de tomar la mifepristona, la paciente toma una dosis de cuatro pastillas de misoprostol, que induce contracciones y expulsa el contenido del útero.

La mifepristona fue desarrollada en los años 80 por investigadores franceses e inicialmente estuvo prohibida en Estados Unidos. Pero en 2000, la FDA la aprobó para interrumpir embarazos de hasta siete semanas de gestación, y en 2016 la agencia amplió la aprobación a 10 semanas.

Un estudio publicado en 2015 en la revista Contraception reveló que el régimen de dos fármacos tenía una eficacia del 95 al 98% en la interrupción del embarazo, dependiendo del momento en que se tomara dentro de esas 10 primeras semanas. La mifepristona no se utiliza para interrumpir embarazos en determinadas circunstancias, como un embarazo ectópico o si una persona tiene un dispositivo intrauterino.

Walgreens y CVS comenzarán a despachar recetas de mifepristona en estados permitidos. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Walgreens y CVS comenzarán a despachar recetas de mifepristona en estados permitidos. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

Los efectos secundarios de la mifepristona son increíblemente raros, según Jessica Lee, profesora asociada de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

“Es más segura que la penicilina. Es más seguro que el Tylenol. Es más seguro que probablemente comer mantequilla de cacahuete, dada la tasa de alergias o anafilaxia”, dijo Lee. “La mayoría de la gente no experimenta nada... el efecto secundario más común, si es que se tiene algún efecto secundario, es un sangrado vaginal muy leve, también conocido como manchado”.

¿Se puede pedir mifepristona por correo?

Depende de tu ubicación. Unas cuantas clínicas de telemedicina han empezado a permitir que médicos residentes en Estados Unidos receten y envíen píldoras por correo a estados restringidos, amparándose en las nuevas “leyes escudo” aprobadas recientemente en varios estados liderados por demócratas para protegerlos de la persecución judicial.

Si estoy en un estado donde el aborto está prohibido, ¿es legal tomar mifepristona?

Aunque la mifepristona se utiliza con mayor frecuencia como parte del régimen para el aborto, el fármaco también puede recetarse fuera de indicación para circunstancias como la gestión de abortos espontáneos, ya que puede ablandar y dilatar el cuello uterino. Esto hace que la situación legal sea turbia en los estados donde el aborto está prohibido.

La FDA permite recibir mifepristona por correo en algunos estados desde 2021. (REUTERS/Evelyn Hockstein)
La FDA permite recibir mifepristona por correo en algunos estados desde 2021. (REUTERS/Evelyn Hockstein)

Las restricciones estatales se dirigen principalmente a los proveedores y no a las pacientes. Sin embargo, ha habido varios casos en los que las autoridades locales han intentado procesar a mujeres en virtud de otras leyes estatales, como las que prohíben el consumo de drogas durante el embarazo o la profanación de un cadáver.

“Vivimos en un mundo en el que no existe ninguna actividad de riesgo cero”, afirma Greer Donley, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pittsburgh especializada en aborto. “Pero teniendo en cuenta cuánta gente está comprando píldoras y utilizando la telesalud para acceder al aborto con medicamentos, el número de procesamientos ha sido notablemente bajo”.

Un factor que podría ayudar a las pacientes que toman mifepristona en los estados antiabortistas es que las complicaciones derivadas del fármaco se asemejan mucho a las de un aborto natural, según Lee Roosevelt, profesora clínica asociada de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Michigan y enfermera-partera en ejercicio. Además, el medicamento no aparece en el torrente sanguíneo, por lo que es difícil para los médicos demostrar si las pacientes lo han tomado, a menos que ellas mismas lo revelen, añadió.

(c) 2024, The Washington Post

Guardar

Nuevo