Ya es posible volver a renovar el pasaporte estadounidense por Internet

Esta iniciativa busca optimizar el proceso de renovación para los ciudadanos norteamericanos a través de un programa beta limitado a quienes cumplan ciertos requisitos

Guardar

Nuevo

Los resultados de la fase beta buscarán mejorar la experiencia del usuario y reducir problemas de tramitación. (Opy Morales/Infobae)
Los resultados de la fase beta buscarán mejorar la experiencia del usuario y reducir problemas de tramitación. (Opy Morales/Infobae)

El Departamento de Estado de EE.UU reabrió el miércoles 12 de junio su portal de renovación de pasaportes en línea, recuperando un servicio de prueba que no había estado disponible durante más de un año.

El servicio, disponible para un número limitado de viajeros que cumplan ciertos requisitos, forma parte de un programa beta destinado a agilizar el proceso de renovación para los estadounidenses. Por ahora, el programa sólo está disponible para renovaciones rutinarias, no para servicios acelerados.

Todos los días a partir de la 1:00 de la tarde, hora del Este, el Departamento de Estado aceptará un número limitado de solicitudes. Aumentará gradualmente la capacidad cada día. Una vez que el portal haya alcanzado su umbral diario, se cerrará hasta la tarde siguiente, dijeron altos funcionarios del Departamento de Estado en una rueda de prensa.

Presentar la solicitud por Internet no garantiza una tramitación más rápida, pero significa saltarse parte del tiempo de demora que supone enviar la solicitud por correo.

El Departamento de Estado reabrió el portal de renovación de pasaportes en línea después de más de un año. (Opy Morales/Infobae)
El Departamento de Estado reabrió el portal de renovación de pasaportes en línea después de más de un año. (Opy Morales/Infobae)

Para poder acogerse al sistema en línea, los viajeros deben ser ciudadanos estadounidenses y residentes mayores de 25 años que ya hayan tenido un pasaporte con 10 años de validez, entre otros requisitos. He aquí algunos grandes ejemplos:

- Los solicitantes no pueden pedir en la solicitud un cambio de nombre, sexo, fecha o lugar de nacimiento.

- No van a viajar al extranjero durante al menos ocho semanas desde el día en que presentaron la solicitud.

- Sólo solicitan un pasaporte ordinario y poseen su pasaporte actual (no puede estar perdido, robado, dañado o mutilado).

- Pueden pagar con tarjeta de crédito o débito, o con un pago ACH (cámara de compensación automatizada), y pueden cargar una foto digital de pasaporte en formato de archivo JPEG.

- Su pasaporte reciente fue expedido entre nueve y quince años antes de la fecha de solicitud (puede estar caducado).

- Los requisitos completos están disponibles en el sitio web del Departamento de Estado. Aquellos que no cumplan los requisitos para el proceso de renovación en línea aún pueden solicitarlo por correo.

Los solicitantes deben ser ciudadanos estadounidenses mayores de 25 años con pasaporte válido por 10 años. (Opy Morales/Infobae)
Los solicitantes deben ser ciudadanos estadounidenses mayores de 25 años con pasaporte válido por 10 años. (Opy Morales/Infobae)

Esta es la segunda ronda de pruebas públicas del sistema de renovación en línea, que se anunció por primera vez en 2021 mediante una orden ejecutiva y se puso en pausa en marzo de 2023. Según el sitio web del Departamento de Estado, más de 500.000 clientes lo solicitaron durante esa iniciativa. Desde la pasada primavera, el Gobierno ha seguido trabajando en el sistema en privado, realizando pruebas cerradas para mejorar el portal.

Los funcionarios dijeron que esta próxima ronda de pruebas públicas debería durar un par de meses, pero no quisieron especificar cuántas solicitudes se aceptarán cada día. El carácter gradual del lanzamiento está pensado para conocer la opinión de los usuarios y resolver los problemas de forma manejable.

Desde que el retraso en la tramitación de solicitudes comenzó a aumentar en 2020, el Departamento de Estado afirma que ha resuelto los problemas y ha conseguido que los plazos de tramitación vuelvan a los niveles anteriores a la pandemia. La agencia experimentó un repunte en los tiempos de espera el verano pasado tras registrar un número récord de solicitudes.

Los funcionarios afirman que han “aumentado sustancialmente el personal” y “aplicado una serie de medidas de eficiencia” que han reducido los tiempos de tramitación, y esperan “no tener problemas para satisfacer la demanda” a medida que aumenten los viajes de verano. Los servicios de solicitud ordinarios deberían tardar ahora entre seis y ocho semanas, y los servicios acelerados entre dos y tres semanas. Los plazos de tramitación se publican en el sitio web del Departamento de Estado.

(c) 2024, The Washington Post

Guardar

Nuevo