Una mujer que no sabía que estaba embarazada dio a luz en un restaurante de Arkansas, Estados Unidos

Tayvia Woodfork, de 26 años, se encontraba con su familia en el restaurante cuando sintió fuertes dolores abdominales. Para su sorpresa, esos dolores resultaron ser contracciones y dio a luz en el baño

Guardar

Nuevo

La familia Woodfork pasó de un día de aventuras a una sorpresa inesperada. (Tameka Woodfork)
La familia Woodfork pasó de un día de aventuras a una sorpresa inesperada. (Tameka Woodfork)

La familia Woodfork había pasado un día lleno de aventuras en un parque de atracciones cuando se sentaron a comer en un restaurante buffet. Pero no sabían que la emoción del día no había hecho más que empezar.

Tayvia Woodfork, de 26 años, y 10 miembros de su familia visitaron el parque temático y acuático Magic Springs en Hot Springs, Arkansas, el 4 de mayo. Decidieron rematar el día con un almuerzo tardío en el Golden Corral de Little Rock. Cuando llegaron al restaurante, Tayvia Woodfork sintió de repente fuertes retortijones en el estómago. Corrió al baño.

Mientras el resto de la familia disfrutaba de la comida, la madre de Tayvia Woodfork, Tameka Woodfork, se dio cuenta de que su hija llevaba un rato ausente. Fue a verla y le llevó ibuprofeno. Encontró a su hija con un dolor agonizante. “No podía levantarse, no podía mover las piernas”, dijo su madre. “Gritaba”.

La familia llamó a una ambulancia. “Fue aterrador y muy doloroso”, dijo Tayvia Woodfork, señalando que el personal del restaurante ayudó a darle tanta privacidad como fue posible, y le trajeron toallas.

Tayvia Woodfork, de 26 años, dio a luz inesperadamente en el baño de Golden Corral. (Tameka Woodfork)
Tayvia Woodfork, de 26 años, dio a luz inesperadamente en el baño de Golden Corral. (Tameka Woodfork)

Una dotación de bomberos llegó al lugar antes de que lo hiciera una ambulancia. Pensaron que Tayvia Woodfork podría estar gravemente estreñida, dijo su madre. “Nadie sabía lo que estaba pasando”, dijo Tameka Woodfork.

Entonces, para sorpresa de todos, Tayvia Woodfork dio a luz a un niño de 2,5 kilos en el retrete. No tenía ni idea de que estaba embarazada.

“Todo el mundo estaba en estado de shock”, dice Tameka Woodfork. En retrospectiva, dijo, su hija notó que sus pantalones estaban mojados cuando salían del parque de atracciones, pero supuso que se había sentado en algo. En realidad, había roto aguas. “Pensamos que no era nada”, dijo Tameka Woodfork.

Nadie estaba tan asombrada como Tayvia Woodfork, que dijo no haber ganado peso, ni haber experimentado ningún síntoma de embarazo ni movimiento fetal. El bebé nació a las 37 semanas. “No lo supe hasta que llegó”, dijo.

El bebé, nacido a las 37 semanas, llegó en medio de gritos de alegría. (Tameka Woodfork)
El bebé, nacido a las 37 semanas, llegó en medio de gritos de alegría. (Tameka Woodfork)

Tayvia Woodfork experimentó lo que se denomina un embarazo críptico, que es cuando una mujer está embarazada pero no es consciente de su estado hasta avanzado el embarazo, o cuando comienza el parto. “Cada persona lleva su embarazo de forma diferente”, afirma Christine Greves, ginecóloga y obstetra del Orlando Health Women’s Institute.

Un ciclo menstrual irregular, los desequilibrios hormonales, los falsos negativos en las pruebas de embarazo o la posición del feto pueden dificultar la detección del embarazo, entre otros factores. Aun así, los embarazos crípticos son bastante raros: según la Clínica Cleveland, alrededor de 1 de cada 2.500 embarazos pasa desapercibido hasta el parto, y aproximadamente 1 de cada 475 embarazos pasa desapercibido hasta las 20 semanas de gestación.

“Escucha siempre a tu cuerpo”, dice Greves. “Si no te sientes bien, asegúrate de estar en contacto con tu médico”.

Tayvia y su bebé fueron recibidos con aplausos por su familiares. (Tameka Woodfork)
Tayvia y su bebé fueron recibidos con aplausos por su familiares. (Tameka Woodfork)

Tayvia Woodfork, que tiene un hijo de 2 años, fue trasladada a un hospital con su recién nacido. El personal y los clientes de Golden Corral aplaudieron y vitorearon mientras los sacaban del baño del restaurante en camilla, aproximadamente una hora y media después de que la familia llegara. “Todo el mundo está muy emocionado con él”, dijo Rosie Thomas, gerente general del local de Golden Corral en Little Rock.

Los Woodfork viven en Tunica, Mississippi, y viajaron unas tres horas hasta Arkansas para una excursión familiar. Tayvia Woodfork permaneció en el hospital hasta que le dieron el alta el 6 de mayo. A pesar del shock inicial, tanto ella como el bebé estaban sanos después del parto. “Fue una sorpresa feliz”, dijo Tameka Woodfork.

Aunque Tayvia Woodfork y el padre de su hijo no están juntos, él está en la vida del bebé, dijo. “Tenemos el mayor sistema de apoyo”, dijo Tameka Woodfork, añadiendo que su hija y sus nietos viven con ella.

Cuando Tayvia Woodfork recibió el alta, ella y su familia pasaron por Golden Corral para agradecer al personal su hospitalidad y presentarles a su hijo, al que puso el nombre del restaurante. Su nombre completo es Tamaar Kylon Corral Woodfork. “Que nosotros sepamos, esto nunca ha ocurrido en un Golden Corral”, dijo Brendyn Gronewoller, propietario de la franquicia.

Tayvia Woodfork no tenía idea de que estaba embarazada hasta que comenzó el parto. (Tameka Woodfork)
Tayvia Woodfork no tenía idea de que estaba embarazada hasta que comenzó el parto. (Tameka Woodfork)

La familia fue agasajada con una comida gratuita en el restaurante, y el personal obsequió a Tayvia Woodfork con una bolsa de regalo con artículos de primera necesidad para el bebé. También enviaron una nota y una tarjeta regalo unas semanas después.

Ha pasado más de un mes desde la llegada sorpresa de Tamaar, y Tayvia Woodfork dice que le encanta verle crecer cada día. Su hijo mayor, Taylon, está encantado de ser hermano mayor. “Le gusta dormir y comer, y le gusta que le cojan en brazos”, dice Tayvia Woodfork de su recién nacido.

La historia fue cubierta por primera vez por la emisora local KTHV, y ha recibido atención nacional. “Cada vez que viene alguien, habla de ello”, explica Thomas. “Una persona vino el otro día y dijo: ‘No sabía que ustedes atendían partos’”.

Tayvia Woodfork envía al personal del restaurante actualizaciones periódicas y fotos de su hijo. “Es una ternura”, dice Thomas. “Siempre será el bebé de Golden Corral”.

(c) 2024, The Washington Post

Guardar

Nuevo