¿El último plan de Florida para resolver casos sin resolver? Naipes para reclusos

Presos en instalaciones estatales recibirán cartas con nombres y detalles de personas desaparecidas o asesinadas, alentando la entrega de pistas mediante recompensas económicas y anonimato

Guardar

Nuevo

Reclusos que brinden información útil sobre casos presentados en las cartas recibirán recompensas. (Imagen ilustrativa Infobae)
Reclusos que brinden información útil sobre casos presentados en las cartas recibirán recompensas. (Imagen ilustrativa Infobae)

Cuando los reclusos en las prisiones de Florida volteen las cartas, pronto verán mucho más que números y figuras. Cada carta tendrá una foto - y un nombre de una víctima de crimen o una persona desaparecida - junto con un resumen de su caso.

Las cartas, que se distribuirán en cárceles y prisiones en todo el estado, son parte de una iniciativa de los funcionarios de Florida para ayudar a resolver los aproximadamente 20,000 homicidios no resueltos del estado, junto con otros casos sin resolver, dijo la Fiscal General de Florida, Ashley Moody, en una conferencia de prensa el lunes.

Los funcionarios dijeron que esperan que los reclusos que tengan conocimiento de crímenes llamen a una línea de información anónima para reportar información sobre los casos presentados en las cartas, lo que podría generar más pistas. Los informantes que ayuden a llevar a un arresto pueden recibir una recompensa en efectivo de hasta USD 9,500, según una declaración de Moody.

Se distribuirán más de 5,000 barajas de cartas, dijo Moody, y presentarán los detalles de docenas de víctimas de homicidio, así como de personas desaparecidas y víctimas de atropellos.

El Sheriff del Condado de Nassau, Bill Leeper, dijo que los funcionarios están transformando las cartas en “un catalizador para la justicia”.

“¿No sería agradable que una familia obtuviera cierre por la pérdida de un ser querido gracias a una simple carta?”, dijo Leeper.

Esta no es la primera vez que los funcionarios distribuyen cartas a los reclusos. Florida introdujo por primera vez la estrategia en las prisiones a mediados de los años 2000, inspirada por las cartas que usaban los soldados estadounidenses durante la Guerra de Irak para identificar a sus objetivos, según el Servicio Nacional de Referencia de Justicia Criminal.

Las cartas de Florida incitaron a tres reclusos a reportar un sospechoso después de que el cuerpo de Ingrid Lugo fuera encontrado en un estanque en 2004, dijo la declaración de Moody. El sospechoso Bryan Curry, que ya estaba encarcelado por un cargo diferente, se jactó ante otros reclusos sobre cómo engañó a la policía en el caso de su exnovia Lugo, dijo Frank Brunner, el presidente de la organización sin fines de lucro Florida Association of Crime Stoppers, en la conferencia de prensa del lunes. Curry fue declarado culpable de asesinato en segundo grado en 2008, aunque su abogado argumentó en ese momento que no había evidencia física.

En Florida, las cartas distribuidas en prisiones incluirán fotos y detalles de víctimas de crímenes no resueltos. (Imagen Ilustrativa Infobae)
En Florida, las cartas distribuidas en prisiones incluirán fotos y detalles de víctimas de crímenes no resueltos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Los funcionarios de Florida anunciaron por última vez que distribuirían cartas a los reclusos en 2008. Pero los funcionarios en otros estados, incluidos Minnesota, Mississippi y Massachusetts, también han empleado la estrategia. En el estado de Washington en 2011, una pista de un recluso proveniente de una carta llevó a un arresto por un asesinato de 1979.

Una de las cartas en el nuevo lote de Florida es un caso que data de 1979, cuando el cuerpo de Eileen King fue descubierto en un río cuando ella tenía 17 años. Otra carta presenta a James Earl, de quien los funcionarios dijeron que fue asesinado a tiros en 2019. Su madre, Tina Johnson-North, dijo al Tampa Bay Times que estaba “agradecida” de que su hijo fuera incluido en la baraja de cartas, con la esperanza de que pudiera ayudar a identificar a un sospechoso en su asesinato.

Anna Chaussée, directora de la unidad de casos sin resolver de la Universidad de Winchester en Inglaterra, dijo al Washington Post que las imágenes en las cartas pueden ser efectivas para evocar recuerdos. Sin embargo, Chaussée dijo que existe el riesgo de que los reclusos puedan proporcionar información incorrecta a las autoridades con la esperanza de recibir la recompensa o simplemente para hacer perder el tiempo a los oficiales.

“Existe potencial para el mal comportamiento”, dijo Chaussée.

Heather Flowe, profesora de psicología en la Universidad de Birmingham, dijo en un correo electrónico a The Post que distribuir las cartas a miles de reclusos podría animar a los reclusos a reportar información si otros lo están haciendo. Los recordatorios frecuentes de fotos y nombres también podrían mantener los casos en el primer plano de sus mentes. Sin embargo, Flowe dijo que los reclusos podrían confundir una pequeña foto de una víctima con otra persona debido a lapsos de memoria.

Leeper dijo que los funcionarios del estado confían en las cartas debido a su éxito pasado.

“No estamos distribuyendo solo juegos”, dijo Leeper. “Estamos distribuyendo esperanza.”

(c) 2024 , The Washington Post

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias