Los licaones votan a través del estornudo (iStock)
Los licaones votan a través del estornudo (iStock)

Los perros salvajes africanos o licaones (lycaon pictus, su nombre técnico) exhiben un comportamiento extraño. Cada tanto se reúnen en ceremonias y emiten sonidos enérgicos, muy similares a los estornudos con la idea -se creía- de abrir sus fosas nasales, de facilitar la respiración. Sin embargo, ese gesto esconde un voto.

Científicos australianos y británicos sospecharon que detrás de ese estornudo había algo más. Por ello, grabaron 68 reuniones de cinco grupos diferentes de perros salvajes que habitan en el delta del Okavango, en Botsuana, y luego siguieron los patrones para determinar la manifestación implicaba una suerte de democracia.

"Quería entender mejor este comportamiento colectivo y noté que los perros estornudan al prepararse para ir de caza", explicó Neil Jordan, líder de la investigación publicada en Proceedings de la Royal Society B. "No pudimos creerlo cuando nuestros análisis confirmaron nuestras sospechas. Cuanto más estornudos se producían, más probable era que el grupo se moviera y comenzara a cazar. El estornudo actúa como un tipo de sistema de votación", agregó.

Los perros salvajes africanos votan para determinar si salen de caza (iStock)
Los perros salvajes africanos votan para determinar si salen de caza (iStock)

En la democracia perruna, hay voces que pesan más que otras. El equipo de investigación descubrió que si los perros "líderes" estornudaban, solo una pequeña adhesión era necesaria para que la caza se llevara a cabo. En cambio, si los licaones dominantes no estornudaban, se requería al menos diez votos para seguir adelante.

Sin embargo, como en una democracia, la intención del líder se descarta si un número considerable de la jauría se muestra en contra. "Los estornudos actúan como un tipo de quórum. Tienen que alcanzar cierto umbral antes de que el grupo cambie de actividad", señaló el investigador Andrew King de la Universidad de Swansea.

La intención de los líderes pesa más
La intención de los líderes pesa más

De acuerdo al estudio, los estornudos son similares a las señales que utilizan otras especies de cánidos para advertir de potenciales amenazas. No obstante, a diferencia de ellos, los perros salvajes africanos estaban "físicamente relajados" y sus compañeros no respondieron con ansiedad ante los estornudos.

El comportamiento de quórum, si bien es el primero que se detecta en perros, no es exclusivo. Otros animales como las suricatas, las abejas, los gorilas de montaña y los monos de cara blanca también practican sistemas "democráticos" similares.

LEA MÁS: