La historia del bartender que se reinventó tras la pandemia y pronto trascenderá las fronteras

Francisco Gandione se destaca en coctelería para eventos, un emprendimiento que se frenó durante la cuarentena. Un repaso por sus secretos para reconvertirse y sus objetivos. Qué es lo más gratificante de su profesión y por qué cree que los tragos clásicos siguen vigentes

Guardar

Nuevo

Del éxito en las barras a tener que atravesar la pandemia vendiendo chocolates. Cómo volvió a la actividad que ama y los secretos de su éxito

El papel del bartender es una mezcla de arte y de paciencia. La precisión con la que mide y combina los ingredientes, así como la creatividad que emplea para pensar nuevos sabores, recuerdan al trabajo de un artista.

Pero este rubro no se limita a la preparación de un trago, ya que estos profesionales también deben ser expertos en detectar la atmósfera de cada entorno y en generar experiencias y repercusiones positivas en el público.

“Pese al estrés y a las largas horas sin dormir, lo más gratificante es que vengan los novios o el cumpleañero y me diga ‘gracias’”, introduce el bartender Francisco Gandione sobre su labor detrás de las barras. Se trata de un testimonio de primera mano para comprender y dimensionar los pormenores de esta profesión.

Gandione tiene como próximo desafío llevar su labor a Miami y ofrecer una experiencia completa que incluya un despliegue del arte de la coctelería
Gandione tiene como próximo desafío llevar su labor a Miami y ofrecer una experiencia completa que incluya un despliegue del arte de la coctelería

“Trabajo en el tema hace aproximadamente 12 años. Tengo un servicio de barras para eventos”, sigue en diálogo con Infobae. Hasta aquí, una descripción de su profesión y un repaso de lo reconfortante que resulta generar sensaciones positivas en el público, con los cócteles y los toques de autor como bandera.

No obstante, Gandione debió superar desafíos que lo llevaron a cambiar el rumbo momentáneamente y, luego, a reconvertirse. “Tuve un pico de éxito grande en los primeros 5 ó 6 años y, con la cuarentena, todo se desplomó”, revela.

Y recuerda: “Tuve que reinventarme haciendo chocolates para darle de comer a mi hijo. Cuando resurgieron los eventos masivos, el contexto fue distinto: había que empezar de cero de nuevo”.

Un recuerdo de Gandione con Will Smith
Un recuerdo de Gandione con Will Smith

Gandione, de 38 años, trabajó durante más de una década en un organismo público. Sin embargo, con la idea de tener un ingreso extra, se adentró en el mundo de la coctelería. Esta actividad secundaria pronto se convirtió en una verdadera pasión.

La llegada de su hijo marcó un punto de inflexión en su vida. Francisco deseaba pasar más tiempo con su familia, por lo que decidió abandonar su trabajo anterior y dedicarse exclusivamente a la coctelería. A partir de 2012, su emprendimiento comenzó a prosperar notablemente.

Tras la pandemia, Gandione resurgió en el mundo de los eventos masivos, enfrentando el desafío de comenzar de nuevo y adaptarse a un contexto diferente
Tras la pandemia, Gandione resurgió en el mundo de los eventos masivos, enfrentando el desafío de comenzar de nuevo y adaptarse a un contexto diferente

Gandione desplegó su creatividad en diversos casamientos y eventos importantes, incluyendo la fiesta de final de grabación de “Focus”, la película protagonizada por Will Smith que se filmó en Argentina.

La pandemia de COVID-19 supuso un duro golpe para el proyecto, y lo obligó a buscar nuevas formas de sustento. En ese contexto, se reinventó elaborando chocolates con formas de Star Wars, lo que le permitió mantenerse y proveer para su familia durante esos tiempos difíciles.

La satisfacción de Gandione al trabajar como bartender se refleja en la felicidad de los clientes, quienes disfrutan de una experiencia inolvidable gracias a su dedicación y creatividad
La satisfacción de Gandione al trabajar como bartender se refleja en la felicidad de los clientes, quienes disfrutan de una experiencia inolvidable gracias a su dedicación y creatividad

“Hoy en día, con el negocio más estable, mi próximo desafío es llevar el producto a Miami. Para que se den una idea, un servicio en esa ciudad de Estados Unidos puede oscilar entre los 20 mil y los 50 mil dólares. Allá, lo que la gente busca es una experiencia: el show, que revoleen cocteleras y que prendan fuegos”, cuenta Gandione.

A pesar de los desafíos, la pasión de Gandione por la coctelería le ha permitido superar obstáculos y reinventarse, demostrando su dedicación y resiliencia en el rubro
A pesar de los desafíos, la pasión de Gandione por la coctelería le ha permitido superar obstáculos y reinventarse, demostrando su dedicación y resiliencia en el rubro

Al tiempo que amplía: “Acá, lo que se busca es un servicio de barra de lujo, pero convencional. No importa la cantidad de tragos de autor que ofrezcamos en nuestra carta, la gente siempre se termina volcando a los clásicos como el fernet y el gin tonic”.

“Hoy en día, con el negocio más estable, mi próximo desafío es llevar el producto a Miami"
“Hoy en día, con el negocio más estable, mi próximo desafío es llevar el producto a Miami"

Uno de los pilares y de las satisfacciones que resalta Gandione a la hora de describir su trabajo es estar “presentes en los momentos más felices de las personas, ya sea un casamiento, en un cumple de 15 o en un evento corporativo”.

Así, con cada movimiento detrás de la barra, este profesional asegura que las personas no solo disfruten de un cóctel, sino también de una experiencia memorable que querrán repetir en cualquier lugar del planeta, con Miami como próximo objetivo.

Guardar

Nuevo