Los animales migratorios se enfrentan a una extinción masiva, pero aún podemos ser optimistas

El investigador conservacionista Dan Challenger detalla razones para mantener la esperanza, pese a que estas especies se enfrentan a una crisis severa de supervivencia

Compartir
Compartir articulo
90 especies de aves se considerarán altas prioridades en cuanto a futuras acciones de conservación, considerando su estado de vulnerabilidad (Pablo F. Petracci)
90 especies de aves se considerarán altas prioridades en cuanto a futuras acciones de conservación, considerando su estado de vulnerabilidad (Pablo F. Petracci)

El mundo se enfrenta a tres crisis planetarias: pérdida de biodiversidad, cambio climático y contaminación ambiental. Las amenazas reconocidas a la biodiversidad incluyen la pérdida de hábitat y la sobreexplotación, pero nuevos análisis sugieren que a las especies migratorias les está yendo particularmente mal.

El riesgo de extinción global está aumentando para todas las especies migratorias. Sin embargo, es importante destacar que hay motivos para el optimismo.

Estoy escribiendo esto en Samarcanda, Uzbekistán, para la 14ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre Especies Migratorias. Este tratado de biodiversidad de la ONU entró en vigor en 1983 para apoyar la conservación y el uso sostenible de las especies migratorias.

Estoy aquí con representantes de muchos de los gobiernos del mundo, agencias de las Naciones Unidas y varias organizaciones ambientales. El objetivo de la reunión es revisar la implementación de la convención, considerar la inclusión de especies adicionales en el tratado y abordar cuestiones emergentes de preocupación para las especies migratorias.

El riesgo de extinción incrementa para todas las especies migratorias. Desde 1970, las poblaciones de peces incluidas en la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Especies Migratorias de la ONU han disminuido un 90% (REUTERS/Jorge Silva)
El riesgo de extinción incrementa para todas las especies migratorias. Desde 1970, las poblaciones de peces incluidas en la Conferencia de las Partes de la Convención sobre Especies Migratorias de la ONU han disminuido un 90% (REUTERS/Jorge Silva)

Este es un evento emblemático. Es la primera vez que los países miembros se reúnen en persona desde la pandemia de COVID-19 y la primera reunión de este tipo que se celebra en Asia Central. En la reunión se presentó un informe histórico titulado El estado de las especies migratorias del mundo, el primer informe de este tipo. Los resultados son alarmantes.

Indican que tres de cada cuatro especies incluidas en la convención se ven afectadas por la pérdida, degradación y fragmentación de su hábitat y siete de cada diez especies incluidas en la lista están amenazadas por el uso directo y el comercio en diversos grados. Peor aún, sugieren que el riesgo de extinción está aumentando para todas las especies migratorias, incluidas las no comprendidas en la convención.

Algunas especies son motivo de especial preocupación. Las poblaciones de peces incluidas en la convención han disminuido en promedio un 90% desde 1970. Muchas especies bajo la convención que necesitan o se beneficiarían significativamente de la cooperación internacional se identifican como altas prioridades para futuras acciones de conservación en función de su estado de conservación y vulnerabilidad biológica.

Según el investigador Dan Challenger, se debe comprender la gravedad de las amenazas que se encuentran en las rutas migratorias para poner en marcha acciones de conservación
Crédito: Jason Donaldson (jason.donaldson@uga.edu)/University of Georgia/SOLO USO EDITORIAL
Según el investigador Dan Challenger, se debe comprender la gravedad de las amenazas que se encuentran en las rutas migratorias para poner en marcha acciones de conservación Crédito: Jason Donaldson (jason.donaldson@uga.edu)/University of Georgia/SOLO USO EDITORIAL

Entre ellas se incluyen 90 especies de aves (incluida la grulla blanca), 18 mamíferos terrestres (como el perro de caza africano) y 12 mamíferos acuáticos (como el delfín del río Amazonas). En algunos casos, esto ocurre a pesar de que estos animales han estado sumados a la convención durante décadas.

Este informe es importante porque detalla la variedad de amenazas que enfrentan las especies migratorias. Los animales migran por diversas razones, entre ellas, encontrar alimento, reproducirse y, en última instancia, sobrevivir. Es importante destacar que no respetan las fronteras nacionales.

También pueden enfrentar diferentes amenazas a lo largo de las rutas migratorias. Por lo tanto, comprender el alcance y la gravedad de estas amenazas donde ocurren es esencial para informar las acciones de conservación, especialmente en el contexto de la triple crisis planetaria.

En términos más generales, el informe es importante porque permite evaluar cómo están funcionando o no los esfuerzos de conservación para conservar las especies migratorias incluidas en la convención. Los resultados también ponen en duda la eficacia de la propia convención.

El caso del antílope saiga demuestra que es posible la conservación de una especie, si hay voluntad política de los países del área de distribución, colaboración entre agencias gubernamentales, profesionales de la conservación y organizaciones ambientales (Europa Press)
El caso del antílope saiga demuestra que es posible la conservación de una especie, si hay voluntad política de los países del área de distribución, colaboración entre agencias gubernamentales, profesionales de la conservación y organizaciones ambientales (Europa Press)

La eficacia de los acuerdos ambientales multilaterales se puede medir de varias maneras, pero podría decirse que la medida más crítica de la eficacia es si dichos acuerdos están resolviendo el problema para el que fueron diseñados.

Hay varias razones por las que dichos acuerdos no siempre son tan eficaces como podrían ser. Estos incluyen la falta de voluntad política, la falta de recursos para identificar e implementar medidas específicas del contexto a escalas relevantes y la falta de recursos para hacer cumplir la ley.

Sin embargo, las historias de éxito brillan. Originario de Asia central, el antílope saiga fue incluido en la convención en 2006. Esto ha demostrado ser clave para catalizar acciones concertadas de conservación para el saiga.

En 2006, todos los países del área de distribución de esta especie, incluidos Kazajstán y Uzbekistán, también firmaron un memorando de entendimiento en el que se comprometían a restaurar las poblaciones de saiga mejorando el seguimiento, reduciendo la caza furtiva y el comercio ilegal y creando opciones de medios de vida alternativos para las comunidades locales.

Challender afirma que la convención ha demostrado sentido de compromiso para mejorar la conservación de las especies migratorias (Getty Images)
Challender afirma que la convención ha demostrado sentido de compromiso para mejorar la conservación de las especies migratorias (Getty Images)

El antílope saiga, un animal que alguna vez vagó por la estepa euroasiática junto a los mamuts lanudos, ha pasado de estar catalogado como en peligro crítico a casi amenazado, gracias a los esfuerzos de conservación internacionales.

Los países del área de distribución del Saiga están en camino de lograr este objetivo. En los últimos 15 años, se han generado nuevos conocimientos sobre la ecología, la migración y el comercio del antílope saiga y se han implementado medidas efectivas contra la caza furtiva.

Como resultado, el saiga pasó de estar en peligro crítico a estar casi amenazado en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en 2023. Esto ha sido posible gracias a la voluntad política de los países del área de distribución, pero también gracias a la colaboración entre agencias gubernamentales, profesionales de la conservación, organizaciones ambientales y académicos.

Aquí en Samarcanda, este esfuerzo de colaboración es evidente. Para el saiga, los colaboradores se han centrado en varios aspectos de la conservación de la especie. Estos incluyen la evaluación de enfoques de gestión, el uso sostenible de la especie, la gestión de reservas, la construcción de la red de conservación del saiga y la identificación de necesidades clave de investigación a lo largo de las cadenas de suministro internacionales.

El investigador asegura que la comunidad científica sabe cómo conservar las especies. Se necesita la voluntad política para lograr la disminución de muertes de animales migratorios del mundo (Imagen Ilustrativa Infobae)
El investigador asegura que la comunidad científica sabe cómo conservar las especies. Se necesita la voluntad política para lograr la disminución de muertes de animales migratorios del mundo (Imagen Ilustrativa Infobae)

Catalizar la conservación transfronteriza

Si bien los titulares son sombríos, me siento optimista. Esta reunión histórica ha sido positiva y he notado un renovado sentido de compromiso para mejorar la conservación de las especies migratorias. Existe una clara sensación de que los gobiernos aquí reunidos saben lo que deben hacer. Ahora se trata de seguir adelante y hacerlo.

Esto refleja el hecho de que la comunidad científica sí sabe cómo conservar las especies. Para que tengan éxito, las medidas de conservación deben ser específicas del contexto, aplicadas a escalas relevantes y socialmente legítimas entre las comunidades locales y los pueblos indígenas.

Un compromiso renovado con las soluciones de conservación identificadas en este informe podría generar voluntad política para actuar juntos. Si los países miembros pueden estar a la altura del desafío, entonces habrá esperanza para las especies migratorias del mundo.

*Dan Challender es Investigador de Ciencias y Políticas de la Conservación, Universidad de Oxford. Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.