Un fin de semana al año que Buenos Aires abre las puertas de sus edificios para que puedan ser visitados por un público general
Un fin de semana al año que Buenos Aires abre las puertas de sus edificios para que puedan ser visitados por un público general

1 ciudad, 2 días, 142 edificios y 709 voluntarios. El 9 y 10 de noviembre se llevará a cabo una nueva edición de Open House, el festival de arquitectura y urbanismo que este año abre las puertas de más de 140 edificios de la ciudad de gran valor arquitectónico, cultural y patrimonial a los que habitualmente no se puede ingresar libremente. Un fin de semana de puertas abiertas de aquellos edificios que producen admiración y curiosidad.

El festival está dirigido a todo aquel que esté interesado en redescubrir la arquitectura y el urbanismo de la ciudad de Buenos Aires y pone a disposición una serie de interiores privados para ser visitados con la colaboración de aquellos voluntarios que generosamente ofrecen su tiempo para acompañar y comentar las recorridas. De esa manera, construye a través de la voluntad y el trabajo, un conocimiento colectivo y compartido que busca desarrollar herramientas que permitan agudizar la mirada sobre la ciudad.

“Así nos volvemos capaces de exigir lugares de calidad para el desarrollo de la vida urbana. Los ciudadanos de cada barrio podrán conocer el patrimonio más cercano y el más lejano, el particular y el público, y situarlo dentro de la experiencia y la historia de cada uno, aprendiendo a valorarlo”, aseguran los organizadores desde su página web.

Este año, sólo 40 de los 142 espacios requerirán inscripción previa y como en cada edición, se realizarán circuitos y actividades complementarias que ofrecerán la opción de recorrer caminando, en bici, a través de fotografías y de los muros de la ciudad. Todo de manera libre y gratuita.


El evento que se realiza en las ciudades más importantes del mundo (New York, Londres, Oslo, Milan, Zurich, Dublin, Lisboa y Tel Aviv) brinda la posibilidad de conocer por dentro espacios emblemáticos de Buenos Aires como teatros, bancos, palacios, casas privadas, departamentos diseñados por grandes arquitectos, entre muchos otros.

"La novedosa edición del festival busca hacer hincapié en la vivienda privada. Algo que tiene Open House a diferencia de otros eventos arquitectónicos y de urbanización es que a través de él se pueden conocer edificios que por ser privados están cerrados al público. Hay muchas casa diseñadas por grandes arquitectos o arquitectas que tal vez no son tan conocidos pero forman parte del gran patrimonio arquitectónico porteño”, explicó en diálogo con Infobae el arquitecto Santiago Chibán, uno de los organizadores de Open House.

Algunos de los espacios y edificios destacados de este año son: los ya clásicos como el Planetario, la Escuela ECOS, la Biblioteca Nacional, el Edificio Comega, el Banco Hipotecario (ex Banco de Londres), el Polo Científico Tecnológico, entre otros. Además se suman decenas de nuevas propuestas como Torre monumental, Barrio Olímpico, Casa Betbeder, Barrio Parque Los Andes y más. Aquí, el listado completo.

 “Este año particularmente nos concentramos en lo privado, y especialmente la vivienda unifamiliar y colectiva. Incluso la vivienda social como casos de nuevas urbanizaciones que aparecieron en la ciudad en los últimos años”
“Este año particularmente nos concentramos en lo privado, y especialmente la vivienda unifamiliar y colectiva. Incluso la vivienda social como casos de nuevas urbanizaciones que aparecieron en la ciudad en los últimos años”

En la web puede encontrarse la descripción de cada edificio, su dirección, día y hora en la que estarán abiertos al público. Para visitar los edificios que requieren inscripción previa, los interesados deberán reservar su lugar a partir del 22 de octubre en el sitio web del evento. En todos los casos será imprescindible presentar el DNI.

Para Chibán, el criterio de curaduría de los edificios seleccionados se basa en incorporar a todos aquellos que tengan algún valor arquitectónico, cultural o patrimonial. Y hasta en algunos casos “espacios que tal vez sean interesantes por la actividad que se desarrolla en ellos o por alguna particularidad”. “Nos interesa tener una mirada crítica de los espacios habitados -continuó- y por eso mostrarlos nos permite que quien lo visita pueda tener esa mirada”.

“Lo que más nos interesa es que los que vengan a visitar los espacios no solo disfruten los recorridos sino que puedan aprender a valorar la arquitectura que tenemos en la ciudad. De esta manera, creo que los ciudadanos vamos a aprender a cuidar nuestro patrimonio y a exigir espacios de calidad”, aseguró.

En bici, a pie o a través de la ruta de imágenes y murales: un recorrido único por donde sea

Como en cada edición, se realizarán circuitos y actividades complementarias que ofrecerán la opción al visitante de recorrer la ciudad a pie, en bicicleta, a través de fotografías y de muros que conectan los espacios (Adrián Escandar)
Como en cada edición, se realizarán circuitos y actividades complementarias que ofrecerán la opción al visitante de recorrer la ciudad a pie, en bicicleta, a través de fotografías y de muros que conectan los espacios (Adrián Escandar)

Como en cada edición, se realizarán circuitos y actividades complementarias que ofrecerán la opción al visitante de recorrer la ciudad a pie, en bicicleta, a través de fotografías y de muros que conectan los espacios.

  • Open Bici propone una nueva mirada de la ciudad, un recorrido en bicicleta por espacios especialmente elegidos, en una actividad que cuenta con guías capacitadas en detalles, historias y anécdotas de los lugares.
  • Open Muro pone el foco en el arte urbano, para revalorizar y recuperar las paredes de la ciudad, al tiempo que estrecha los vínculos entre la comunidad y los artistas urbanos. Los participantes podrán ver el proceso de realización de una pintura en tiempo real.
  • Open Foto es un espacio para descubrir la ciudad a través de la imagen fotográfica. Se trata de dos eventos puntuales. El primero de ellos, la “Cámara oscura”, propone una aventura para comprender, desde adentro, el principio básico de la fotografía. Los visitantes ingresan a una sala totalmente oscura y así al interior de una cámara fotográfica. El reflejo de la luz proyecta desde el exterior imágenes increíbles, la ciudad se refleja en las paredes, en el techo y en el suelo. Además se realizará un concurso de fotografía en colaboración con Wikimedia Argentina.
  • Camina Buenos Aires. Las caminatas urbanas dentro de Open House tienen como propósito recorrer la ciudad y descubrirla de una manera diferente. Itinerarios innovadores, fuera de los circuitos convencionales, invitan a los participantes a conocer la arquitectura, la cultura y la historia de Buenos Aires. La experiencia a pie permite un nuevo acercamiento al patrimonio urbano, vivenciar los espacios e interactuar con el entorno.
Este tipo de experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado (Ricardo Pomphile)
Este tipo de experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado (Ricardo Pomphile)

El proyecto nació en Londres en 1992, y desde su creación se ha instalado en más de 30 ciudades del mundo. En febrero del año pasado Open House Buenos Aires participó de la tercera conferencia internacional de Open House Worldwide: “Ciudades para todos: Forjando nuestras ciudades para el futuro”, en Londres, Reino Unido, explorando temáticas de ciudadanía activa, compromiso ciudadano y desarrollo urbano.

Durante tres días, se reunieron expertos y profesionales del medio ambiente para explorar y destacar nuevos enfoques en el compromiso público y la ciudadanía activa, y cómo estos pueden ayudar a hacer más ciudades habitables, inclusivas y sostenibles en el futuro.

El concepto Open House fue fundado en Londres en 1992 por Victoria Thornton, con el objetivo de mostrar a los habitantes cómo las ciudades bien diseñadas pueden mejorar sus vidas, abriendo ejemplos de excelencia arquitectónica al público. Estas experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado.

SEGUÍ LEYENDO: