Roberto Piazza recibió el alta y mañana empezará la rehabilitación: “No puedo caminar y estoy con grandes dolores”

El diseñador había sufrido varias caídas y golpes que lo dejaron postrado. En diálogo con Teleshow, su pareja Walter Vázquez dio detalles sobre su estado de salud

Roberto Piazza volvió a su casa para comenzar con la rehabilitación
Roberto Piazza volvió a su casa para comenzar con la rehabilitación

A principios de abril, se conoció la noticia de que Roberto Piazza había sufrido varias caídas y golpes que lo dejaron postrado y padeciendo fuertes dolores en todo el cuerpo. En ese momento, el diseñador tuvo que regresar rápidamente de España y, una vez en el país, fue internado en terapia intensiva en el Sanatorio Trinidad de Palermo.

“Hoy lunes 12 de abril, quiero informar a todos que mi pareja, Roberto Piazza se encuentra internado en terapia intensiva, Unidad coronaria en el Sanatorio Trinidad Palermo. Debido a estudios que se le han realizado se ha decidido tenerlo monitoreado luego de más de 20 días sufriendo diferentes dolencias”, anunció Walter Vázquez, pareja de Piazza hace 30 años.

Afortunadamente, este domingo fue dado de alta y, en diálogo con Teleshow, Vázquez dio detalles de su evolución. “Le dieron el alta porque estuvo bajo control todo estos días y estaba todo ok y ahora estamos en nuestra casa, en nuestra Maison, donde trabajamos y vivimos. El día de mañana martes vamos a estar visitando al doctor, que ya hoy hablamos por teléfono con él para que repare y empiece a hacer tratamiento de rehabilitación con todos estos temas”.

Y detalló: “El esguince del pie es lo peor que tiene, porque porque es un esguince mal curado de enero de las caídas de la nieve. Ya pasaron tres meses y eso es lo que le imposibilita caminar bien y al final le produce dolores en todo el cuerpo, desde el pie hasta la columna. Así que mañana lo ve al doctor, le ve la mano, cervicales, y ya le enviaré los estudios para qué él empiece a estar óptimo y pueda moverse y recuperar un poco la fuerza”. En esa línea, informó sobre su estado coronario: “Sacando eso, todo lo demás del corazón salió ok y ahora hay que hacer una especie de seguimiento con un médico cardiólogo también, que ya lo tenemos, y cambiar un poco de hábitos: hacerse problema por las cosas que realmente lo tienen, alimentación sana nosotros siempre la cumplimos, no somos personas que tengamos vicios, no fuma. no toma alcohol, no se droga, entonces hay un organismo bastante sano como para que se rehabilite enseguida”.

Roberto Piazza con su pareja, Walter Vázquez (Foto: @robertopiazzaartist)
Roberto Piazza con su pareja, Walter Vázquez (Foto: @robertopiazzaartist)

En el plano laboral, Vázquez contó que afortunadamente la empresa sigue funcionando, a pesar de las restricciones que hay en el país: “La Maison y toda la empresa Piazza sigue funcionando con normalidad, dentro de la normalidad que hay, las 23 escuelas que tenemos en todo el país están dando clases. Además, a pesar de que no haya fiestas hay mujeres que llaman para poder comprar sus vestidos. La gente sigue planeando cosas, aún en momentos tan caóticos”, señaló.

Horas antes, el diseñador se había filmado para tranquilizar a sus seguidores. “Quiero agradecer a todos los que me escribieron por redes sociales, por teléfono, etc. Me dieron el alta de algo que me pasó en Madrid, que me caí cuatro veces. Tuve un accidente muy feo que de ahí se fue agrandando”. Y puntualizó: “Tengo esguinces por todos lados, por eso vine al hospital. Fueron días de dolor mortal. Cuando ingreso me encuentran que tengo el corazón con agujeritos. Dos de las arterias estaban totalmente tapadas, por ende de pedo estoy hablando con ustedes hoy. Me operaron al toque y el corazón está nuevo, con todos los cuidados que esto respecta”.

Las palabras de Roberto Piazza tras ser dado de alta (Video: Instagram)

Al final, remarcó: “No puedo caminar, estoy casi inmovilizado y con grandes dolores; la mano derecha no puedo ni moverla”. A pesar de esto, se mostró optimista y agradeció a su áreja por su apoyo. “Estoy bien, contento. Gracias a Walter que estuvo conmigo hasta ahora. Nos vamos para casa. Estoy muy cansado y tengo mucha hambre”.

SEGUIR LEYENDO: