Dormir con el celular debajo de la almohada trae consecuencias: cuáles son los riesgos

¿Sabías que hasta un incendio puedes provocar con esta mala práctica?

Guardar

Nuevo

Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Hay prácticas cotidianas que son aparentemente inofensivas, ya que los riesgos pueden no ser muy grandes y los pasmos por alto. Por ejemplo, dormir con el celular debajo de la almohada no parece ser un problema mayor, sin embargo, es una rutina que tiene ciertas alertas y no las podemos ignorar.

Esta costumbre normalmente se da porque estamos continuamente usando el teléfono y al momento de dormir es lo último que hacemos. También algunos optan por esta opción para poder escuchar la alarma del día siguiente o porque no tienen dónde más dejar el dispositivo junto a su cama.

Así que si eres un usuario que tiene esta rutina en su vida o convives con alguien que lo hace, vamos a explicar cuáles son los riesgos.

Peligro de incendio

Uno de los riesgos más serios de dormir con el celular debajo de la almohada es el potencial de incendio. Los teléfonos móviles, especialmente aquellos con baterías de iones de litio, son susceptibles de sobrecalentarse si se someten a condiciones adversas. La recarga nocturna de los teléfonos puede generar calor excesivo y, en casos extremos, desencadenar un incendio.

Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Este peligro aumenta cuando el dispositivo está debajo de la almohada, un lugar donde la ventilación es limitada. Los fabricantes de celulares advierten que sus dispositivos deben mantenerse alejados de las camas y almohadas para evitar el sobrecalentamiento y alargar la vida útil del teléfono.

Calidad del sueño

La exposición constante a la luz azul emitida por las pantallas de los dispositivos móviles puede interferir con la producción de melatonina, la hormona responsable de regular el sueño. Tener el teléfono debajo de la almohada aumenta la tentación de despertarse para revisar notificaciones o ver si hay novedades.

Este hábito puede resultar en un descanso insuficiente, ya que el sueño se interrumpe constantemente, afectando negativamente la calidad del descanso y, por ende, la salud general.

Salud mental

El uso continuo del celular antes de dormir también puede tener implicaciones para la salud mental. La constante conexión a través del móvil puede generar ansiedad y estrés.

Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Dormir con el dispositivo a mano puede agravar estos problemas, ya que la presión para responder mensajes y estar siempre disponible puede afectar el bienestar emocional, especialmente si se reciben mensajes negativos. La sobreestimulación antes de dormir puede dificultar la relajación y la preparación del cuerpo para el sueño.

Efectos a largo plazo en la salud

Aunque la evidencia científica sobre los efectos de la radiación emitida por los móviles aún no es concluyente, algunos estudios sugieren la existencia de una asociación entre esta radiación y ciertos problemas de salud.

El Departamento de Salud Pública de California (CDPH) realizó un estudio que indica que dejar el celular cerca de la cama o bajo la almohada mientras se duerme puede aumentar el riesgo de tumores en las glándulas salivares y del nervio acústico, cáncer cerebral, dolores de cabeza (migrañas constantes), fatiga y reducción en las capacidades cognitivas.

Aunque estos riesgos no están confirmados de manera definitiva, es prudente considerar las posibles implicaciones para la salud a largo plazo.

Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los celulares pueden ser un riesgo para la salud física y mental cuando están todo el tiempo presentes en nuestra vida. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Prevención y recomendaciones

Para evitar los riesgos asociados con dormir con el celular bajo la almohada, es importante adoptar medidas preventivas. Aquí hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño y reducir los riesgos para la salud:

  • Cargar el celular de manera segura:

Dejar el dispositivo en un lugar ventilado y alejado de la cama durante la noche. Esto ayuda a prevenir el sobrecalentamiento y reduce el riesgo de incendio.

  • Limitar la exposición a la luz de la pantalla:

Reducir el uso del celular antes de dormir puede ayudar a evitar la interferencia con la producción de melatonina y mejorar la calidad del sueño.

  • Establecer límites para la conectividad nocturna:

Considerar apagar el teléfono durante la noche para evitar interrupciones y permitir un descanso ininterrumpido.

  • Uso de aplicaciones de control:

Existen aplicaciones que ayudan a limitar el uso del celular durante la noche, lo que puede ser una herramienta útil para garantizar que se cumplan las ocho horas de sueño recomendadas.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias