Pierre Barreau durante su presentación en Converge, el evento basado en inteligencia aumentada que organizó Globant en el Centro Cultural Kirchner (Guillermo Llamos)
Pierre Barreau durante su presentación en Converge, el evento basado en inteligencia aumentada que organizó Globant en el Centro Cultural Kirchner (Guillermo Llamos)

"Escuchen estas dos melodías y adivinen cuál fue creada por un algoritmo y cuál por un humano". Con esas palabras comenzó su presentación Pierre Barreau, creador de Aiva, un compositor virtual basado en machine learning. Fue en el marco de Converge, una jornada que organizó Globant, y que se llevó a cabo ayer en el Centro Cultural Kirchner (CCK). El eje de este evento estuvo puesto en el avance de la inteligencia artificial en diferentes ámbitos, entre ellos, el arte.

Así suena "Yo soy AI", una de las últimas producciones de Aiva:

Luego de las palabras de Barreau se escucharon dos canciones y el público hizo su elección. No fue fácil, las decisiones estuvieron divididas. Las melodías sonaban "muy humanas". Sin embargo, tal como reveló Barreau luego de que el público diera su veredicto, las dos habían sido creaciones de Aiva (las siglas en inglés de Artista Virtual de Inteligencia Artificial).

"Aiva fue entrenada con 30 mil producciones de diferentes autores clásicos como Beethoven, Mozart y Chopin. También le mostramos al algoritmos varios fragmentos para que aprenda a reconocer estilos, épocas musicales y las emociones asociadas a las producciones", explicó Barreau en diálogo con Infobae.

Pierre Barreau es francés, tiene 21 años y viene de una familia de artistas, tal como lo mencionó durante el encuentro. Él toca el piano y el violín, además es experto en computación. Cuando todavía era un adolescente comenzó a idear este proyecto: quería combinar la tecnología con el arte para acelerar los tiempos y minimizar los costos que implica componer música.

El resultado fue esta plataforma inteligente, que luego disparó la creación de Aiva Technologies,  la startup que fundó Pierre Barreau junto con Denis Shtefan, Arnaud Decker y Vincent Barreau en 2016; y que hoy ya es una de las compañías más reconocidas en el terreno de la composición musical por medio de algoritmos.

Pierre Barreau tiene 21 años, es músico y experto en computación (Guillermo Llamos)
Pierre Barreau tiene 21 años, es músico y experto en computación (Guillermo Llamos)

De hecho, Aiva fue el primer sistema de inteligencia artificial en haber sido reconocido oficialmente como compositor. Este reconocimiento llegó de la mano de Sacem, la sociedad de derechos de autor de Francia y Luxemburgo.

Esto significa que Aiva puede registrar la música que compone a su nombre. De este modo, se le reconoce un derecho a un plataforma basada en inteligencia artificial, tal como el año pasado Sophia se conviritió en el primer robot en obtener una ciudadanía.

Usualmente cuando se analiza el impacto de la robotización en el empleo se destaca que reemplazará trabajos mecánicos y repetitivos. Sin embargo Aiva demuestra que los trabajos creativos también pueden ser desarrollados, con bastante éxito, por la inteligencia artificial. Y esto no ocurre sólo con la música, también hay plataformas que escriben poemas.

"Componer un tema le lleva a Aiva unas 24 horas. Pueden ser 48 hora si es que nuestro cliente nos encarga algún tipo de estilo o temática para la cual el algoritmo no haya sido preparado, en cuyo caso se requiere un entrenamiento previo", explicó Barreau.

Aiva se nutrió de la producción de miles de clásicos y eso le permite entender conceptos y teoría musical para así generar sus propias composiciones. La diferencia entre la inteligencia artificial de hace diez años o más y la que hoy protagoniza la escena es el machine learning o aprendizaje profundo.

Los sistemas como Aiva no se limitan a ejecutar el código de un programa, sino que son ellos mismos los que producen, generan y sacan sus conclusiones en función de los patrones aprendidos. Y lo más fascinante (y de a ratos escalofriante) es que se van perfeccionando con el uso.

¿Cuánto cuesta una producción de Aiva? "Va de unos 200 dólares a unos cuantos miles, todo depende del tipo de trabajo, el nivel de complejidad. No es lo mismo si se quiere una sinfonía entera o la participación de toda una orquesta, porque ahí también hay gente involucrada, eso eleva los costos", detalló Barreau a Infobae.

Sus producciones se utilizan en spots, presentaciones y, según Barreau, tiene mucho futuro en el área de los videojuegos.

"Creo que la inteligencia artificial va a funcionar muy bien para pistas de sonidos de videojuegos por ejemplo, que tienen cientos de hora de gameplay y solo dos horas de música, lo cual significa que se escucha el mismo tema que se repite cincuenta veces en un loop. La razón es simple; ningún compositor humano puede escribir cientos de horas de música para un sólo proyecto. La alternativa, en cambio, es que el compositor escriba dos hora y que la inteligencia artificial genere las 98 horas restantes en base a eso", analizó.

Aiva compuso temas para compañías como Vodafone y Nvidia, entre otras. Y sus producciones se pueden escuchar desde Soundcloud donde hay un primer álbum llamado Génesis con 24 canciones y otros tantos temas más.

SEGUÍ LEYENDO: