Detuvieron a otras dos personas por el femicidio de Naiara Durán en San Pedro

Fuentes judiciales confirmaron a Infobae que fueron arrestados esta mañana. Quiénes son y qué sospecha la fiscal. Ya son cuatro los incriminados

Compartir
Compartir articulo
El cuerpo de la joven fue encontrado el jueves pasado
El cuerpo de la joven fue encontrado el jueves pasado

La investigación por el crimen de Naiara Durán, la joven de 25 años encontrada sin vida en el interior de un tacho de 200 litros a orillas del río Paraná en San Pedro, sigue su curso y esta mañana arrojó un nuevo resultado. Tras un nuevo allanamiento ordenado por la fiscal de la causa, María del Valle Viviani, agentes de la policía de la Provincia detuvieron a otros dos sospechosos.

Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, se trata del padre y la hermana de Daiana Franco, una de las principales acusadas del asesinato, quien fue arrestada el sábado pasado. En principio, para la fiscalía habrían sido partícipes secundarios o habrían actuado como encubridores.

“Hay que ver el grado de participación. Eso se está analizando”, dijeron las fuentes consultadas por este medio. Está previsto que los sospechosos sean indagados durante el día de hoy por la fiscal Viviani.

Te puede interesar: Quién era Naiara Durán, la joven encontrada sin vida en un tacho de 200 litros: la trama detrás del brutal femicidio en San Pedro

De esta manera, ya son cuatro los arrestados por el crimen de Naiara. A la lista se suma Francisco Vlaeminck, ex pareja de la víctima y padre de uno de sus hijos, quien además es concubino de Franco. En ese sentido, explicaron que llegaron a los nuevos arrestados “por diversos medios”.

La pareja fue arrestada luego de que llegaran al expediente imágenes de una cámara de seguridad que registró a la víctima ingresar al domicilio de la pareja. No existe, en cambio, registro de su salida. Creen que la joven pudo ser engañada para ir a la propiedad.

Además, hubo otro elemento clave: la prueba de Luminol en busca de rastros de sangre realizada en la casa de los presuntos asesinos arrojó resultado positivo. Ayer, ambos se negaron a declarar en la indagatoria.

La joven tenía 25 años y era madre de dos hijos
La joven tenía 25 años y era madre de dos hijos

En esa casa, a su vez, los investigadores encontraron un cuarto con rastros de haber sido limpiado por completo recientemente con lavandina, donde el Luminol reaccionó ante la presencia de manchas de sangre lavadas.

Los detectives que trabajan en el caso deducen, de esta manera, que podrían estar frente a la escena del crimen, es decir, en el lugar en el que mataron a puñaladas a la joven de 25 años. El procedimiento también se realizó sobre el auto del ex de la joven de 25 años, aunque no trascendieron los resultados de esa prueba.

La fiscal también espera los peritajes de las aperturas de teléfonos celulares. Por lo pronto, al ex de la víctima le imputó el “homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y femicidio”; Franco fue acusada del mismo delito, pero solo con el primero de los agravantes.

En cuanto a los nuevos detenidos, las fuentes señalaron que todavía se desconoce qué calificación les asignarán.

Luego de la denuncia radicada por la abuela, el 13 de julio, los efectivos de esa ciudad, con colaboración del personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Nicolás, iniciaron la búsqueda de la joven.

Te puede interesar: Dos nuevos detenidos por el brutal femicidio de Naiara Durán en San Pedro: cuál es la última línea que sigue la investigación

El jueves por la tarde, personal de Prefectura Naval halló de un tambor metálico de 200 litros en la zona de San Pedro el cadáver de Naiara, que estaba desaparecida desde hacía cinco días. El resultado preliminar de la autopsia determinó que la víctima sufrió siete puñaladas y que una vez fallecida le quebraron una muñeca.

Vlaeminck y Franco fueron detenidos luego de que Viviani siguiera una nueva línea en la investigación que dejó fuera de sospechas al novio actual de la víctima, Mario Damián Gil, y a su prima, Antonella Ruso. Ambos habían sido apresados en las primeras horas tras el hallazgo.

Naiara vivía con Gil y sus hijos en una casa de la calle Dávila al 300. De acuerdo a sus redes sociales, en esa propiedad solía recibir a sus abuelos, con quien se juntaba a tomar mates y retrataba esas meriendas en fotos que luego posteaba.

Seguir leyendo