Se suspendió la reunión entre Alberto Fernández y la madre del jugador de Barracas Central que fue baleado por policías de la Ciudad

Tras ser atacado por agentes porteños ayer por la mañana en un confuso episodio, el joven murió esta tarde

Alberto Fernández llegando a la Casa Rosada
Alberto Fernández llegando a la Casa Rosada

Ayer por la mañana, Lucas González (17), un jugador juvenil de Barracas Central, fue baleado por en la cabeza por policías de la Ciudad en un confuso episodio. Producto del ataque, perpetrado en las inmediaciones del barrio 21-24 de Barracas, este jueves a la tarde se confirmó la muerte del joven. Su mama, Cintia, había afirmado esta mañana que el estado de su hijo “es irreversible”.

En medio de la desesperación, la madre de la víctima envió un mail a Presidencia de la Nación. En consecuencia, luego de recibir un llamado de Alberto Fernández, se dio a conocer que Cintia mantendría un encuentro con el mandatario nacional. La reunión estaba pautada para las 19 en Casa Rosada. Sin embargo, el encuentro se suspendió una vez que se confirmó la muerte de Lucas.

La versión oficial indicó que el menor fue herido tras ser perseguido por los efectivos mientras circulaba a bordo de un auto Volkswagen Suran, en el que viajaba junto a dos amigos. Sin embargo, su mamá rechazó esta explicación y denunció que a Lucas lo balearon sin ningún motivo. “Fue gatillo fácil”, aseguró la mujer.

Lucas González, el joven de 17 años baleado por la Policía
Lucas González, el joven de 17 años baleado por la Policía

De acuerdo con la versión policial, la secuencia comenzó a pocos metros de uno de los ingresos a la villa 21-24, en el barrio de Barracas. En ese momento, policías de la Comuna 4D, a bordo de un móvil no identificable, un Nissan Tiida, observaron el Volkswagen Suran que salía del asentamiento y lo cruzaron. Le dieron la voz de alto para identificar a sus ocupantes, pero supuestamente los sospechosos aceleraron.

Fue entonces que comenzó una persecución. Siempre según lo que indicó la Policía, en la intersección de las avenidas General Iriarte y Vélez Sarsfield, frente a la Basílica del Sagrado Corazón, los agentes de civil lograron colocarse a la par del auto en el que viajaba Lucas para detenerlos pero los jóvenes, en respuesta, embistieron contra la puerta del conductor del Nissan y lastimaron a uno de los oficiales.

En ese momento fue cuando se inició el supuesto tiroteo entre los policías y los presuntos delincuentes. Luego, los sospechosos aceleraron el auto y escaparon, pero fueron detenidos a unas cinco cuadras, en el cruce Alvarado y Perdriel. Detuvieron a los jóvenes y notaron que uno de ellos, Lucas, tenía una herida de bala en la cabeza. El chico fue trasladado Hospital Penna. Un cuarto sospechoso, acompañado por su madre, se entregó luego en la Comisaría 4D.

El auto en el que viajaban los chicos
El auto en el que viajaban los chicos

No obstante, lo que cuenta Cintia es diametralmente opuesto a la versión oficial. En diálogo con el periodista Ernesto Tenenbaum, en Radio Con Vos, la mamá contó lo que pudieron averiguar por su cuenta. “Lucas salió de entrenar con cuatro compañeros más. Ellos (por los compañeros) ayer fueron a probarse en el club porque estaban buscando chicos. Cuando salieron de entrenar pararon a comprar un jugo y en ese trayecto, por lo que sabemos, frenó un auto supuestamente con cuatro policías arriba. Por lo que nos contó el papá de uno de los chicos, ellos pensaron que los iban a asaltar. Entonces aceleraron y en ese trayecto le dispararon a mi hijo”, relató la mamá con la voz quebrada.

Justo antes de ayer había entregado dos trabajos que le quedaban. La verdad que me destrozaron la vida. Yo quiero que los que hicieron esto la paguen”, pidió Cintia.

En tanto, en diálogo con la agencia Télam, la abogada Lorena Blanco confirmó esta mañana que Lucas presentaba “muerte cerebral”. Además indicó que hace algunas horas los tres jóvenes que estaban junto a Lucas en el auto al momento de ser perseguidos por la Policía, ya fueron liberados del instituto de menores Inchausti. Respecto a la causa, Blanco señaló que por el momento no hay detenidos -ni civiles ni policiales- y que el expediente está calificado aún como averiguación de ilícito y que los amigos de la víctima serán citados a declarar. Más tarde, se dio a conocer el fallecimiento del joven.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR