Florencio Varela: en un aparente ajuste de cuentas narco, capturaron, torturaron y asesinaron de 20 balazos a un hombre

El cadáver fue hallado en un descampado y por el crimen hay un detenido

Un hombre fue torturado y acribillado de más de 20 balazos después de ser capturado por una banda en un presunto ajuste de cuentas narco en la localidad de Florencio Varela
Un hombre fue torturado y acribillado de más de 20 balazos después de ser capturado por una banda en un presunto ajuste de cuentas narco en la localidad de Florencio Varela

Un hombre fue torturado y asesinado de más de 20 balazos después de ser capturado por una banda en un presunto ajuste de cuentas narco. Ocurrió en la localidad de Florencio Varela, y por el crimen fue detenido un sospechoso.

Todo se inició el 23 de marzo último, cuando dos hermanos fueron atacados a golpes por cinco personas armadas. Tras efectuar dos disparos contra uno de ellos, se lo llevaron cautivo a bordo de una camioneta Renault Duster de color negra.

Tras ello, el hombre que quedó libre alertó al 911, por lo que efectivos del Grupo Táctico Operativo y de la comisaría 6ta. de dicha jurisdicción acudieron al lugar, en la calle 1131, entre 1008 y 1118, de la mencionada localidad, y le tomaron declaración.

La vícima identificó a su hermano como Alejandro Néstor Ledesma y además refirió conocer la identidad de uno de los autores del hecho. Simultáneamente, la madre de la Ledesma recibió una serie de llamados telefónicos donde le advertían que si quería recuperar a su hijo con vida tenía que realizar un intercambio por otra persona conocida como “El Churro”.

Dos días después, el pasado 25 de marzo, el cuerpo de Ledesma fue hallado en un descampado ubicado en Paysandu y Holmberg, de la localidad de Ingeniero Allan, partido de Florencio Varela, con decenas de impactos de arma de fuego y un fuerte golpe en el cráneo.

A partir de los resultados de la autopsia, los investigadores pudieron determinar que la víctima había sido torturada y acribillada, ya que el cuerpo presentaba golpes en la cara, en el abdomen y más de 20 impactos de arma de fuego.

En base a la información aportada por el hermano Ledesma, los policías lograron identificar a un sospechoso y en las últimas horas de este miércoles realizaron 16 allanamientos, a pedido de la Unidad Funcional de Instrucción 1 de Florencio Varela, para dar con el paradero de los autores del crimen.

La principal hipótesis de los investigadores es un ajuste de cuentas relacionado con un robo de armas y chalecos antibala cometido contra la organización criminal Los Paisa
La principal hipótesis de los investigadores es un ajuste de cuentas relacionado con un robo de armas y chalecos antibala cometido contra la organización criminal Los Paisa

Uno de los acusados fue localizado en un domicilio ubicado en la calle 1139, entre 1136A y 1136, de la misma localidad. Se trata de Alejandro David Perreño, quien integraría una banda narco de la zona conocida como “Los Paisa”.

Una de las hipótesis en la que trabajan es que todo sería un ajuste de cuentas relacionado con un robo de armas y chalecos antibala cometido contra esa organización criminal días antes del homicidio de Ledesma.

Por el crimen, aún resta localizar a otros cuatro sospechosos prófugos que forman parte de la misma organización delictiva. En los procedimientos, los efectivos secuestraron una réplica de pistola calibre 45, tres plantas de marihuana, 16 envoltorios de nylon que contenían marihuana, dos teléfonos celulares, un cuchillo tipo daga y dinero.

El detenido quedó a disposición de la UFI 1 de Florencio Varela, a cargo de Darío Provisionato, acusado por los delitos de “extorsión y privación ilegal de la libertad seguida de muerte”.

También este año, en otro crimen por un ajuste de cuentas, una niña de 9 años fue herida de un balazo en el pecho mientras se hallaba durmiendo dentro de su casa junto a su abuela en la zona de Hudson de la localidad de Berazategui.

Sucedió en medio de un enfrentamiento contra el hermano de la niña, mayor de edad, llamado Bruno, a quien relacionaban con la venta de drogas en el barrio. Estaba tomando una cerveza junto a su novia y un amigo en la vereda del lugar cuando comenzó el ataque. Los investigadores observaron al menos 50 disparos de diversos calibres en la casa de la calle 149 al 4900.

SEGUIR LEYENDO: