Mataron a balazos a un cura en su parroquia en Córdoba: hay un detenido y buscan a un prófugo menor de edad

Jorge Vaudagna fue asesinado anoche en la localidad de Vicuña Mackenna, en el departamento de Río Cuarto. Creen que un robo motivó el hecho

Jorge Vaudagna, la víctima, en una entrevista con un canal local antes de su muerte.
Jorge Vaudagna, la víctima, en una entrevista con un canal local antes de su muerte.

Jorge Vaudagna (58), párroco de la localidad cordobesa de Vicuña Mackenna, fue asesinado anoche de tres disparos cuando llegaba al predio en el que se encuentra ubicada la iglesia y la casa parroquial. Según confirmó el fiscal de Río Cuarto que tiene a su cargo la causa, Daniel Miralles, horas después del crimen detuvieron a un hombre y ordenaron la captura de un menor de edad. “Son fuertemente sospechados”, dijo el funcionario judicial.

Fuentes oficiales dijeron a Infobae que la hipótesis más firme es la del homicidio en ocasión de robo, “pese a que se sabía que el cura Vaudagna no tenía mayores posesiones o alguna importante cantidad de dinero”. Según los medios locales de Vicuña Mackenna y de Río Cuarto, a cuyo departamento pertenece la localidad, trascendió que antes de ser baleado el sacerdote se encontraba grabando la misa en un domicilio del pueblo y cuando regresó a la parroquia fue abordado por los delincuentes. Al parecer, mientras guardaba su camioneta, quisieron robarlo y le dispararon en tres oportunidades.

No se sabe aún si opuso resistencia. Sin embargo, según pudo conocer este medio, el cura -apodado “Coqui” y párroco de la iglesia San José- era conocido por los vecinos por ser una persona con un fuerte carácter que no tenía reparos en enfrentarse cuando creía que debía defenderse. Por eso, los investigadores no descartan que en medio del intento de asalto se haya enfrentado a los ladrones y generado la violenta reacción que terminó con su vida.

“Era una persona muy querida en el pueblo. Lo conocían todos y también sabían que no cumplía con la típica imagen del sacerdote que se podría tener. Era un hombre con temperamento duro y se cree que eso pudo haberlo llevado a resistirse”, reveló la fuente a Infobae. Para graficar su forma de ser -señalaron a este medio- “si tenía que agarrarse a las trompadas en un partido de fútbol, lo hacía”. Por el momento todo es materia de investigación y el expediente recién comienza a ser instruido.

El cura en una de sus últimas misas grabadas que después eran publicadas en la página oficial de Facebook de la parroquia San José
El cura en una de sus últimas misas grabadas que después eran publicadas en la página oficial de Facebook de la parroquia San José

Apenas ocurrido el episodio, los investigadores liderados por el fiscal Miralles, con la colaboración de Policía Científica, personal de la Policía de la Provincia de Córdoba y la Brigada de Homicidios de la provincia, detuvieron a un sospechoso del crimen y están tras lo pasos de un presunto cómplice, que sería menor de edad. Según precisó el funcionario judicial, todo ocurrió sobre la calle 9 de Julio al 553, en una de la entradas al predio.

Vaudagna no tuvo tiempo ni de ser llevado al hospital, mientras que en el lugar encontraron un arma de fuego calibre 22. “Según los primeros exámenes del médico legal, recibió tres balazos. Según las primeras investigaciones se trataría de dos personas jóvenes, que se retiraron del lugar a pie”, indicó el fiscal. En la escena del crimen encontraron, además, un barbijo que en principio no pertenecería a la víctima.

En horas de la mañana -dijo Miralles- se va a continuar con recepción de pruebas más allá de la autopsia. El cuerpo del religioso fue derivado a la morgue de Río Cuarto, donde se complementarán los estudios para establecer oficialmente cuántos tiros recibió o si presenta alguna otra lesión. Se trabaja con las cámaras de comercios que circundan el lugar, prosiguiendo el trayecto de quienes habrían dado muerte al cura”, completó el fiscal. “Me hice presente en lugar. Es un hecho que afecta a toda la localidad de Vicuña Makenna y a la Iglesia en general”, agregó el funcionario judicial.

Vaudagna era oriundo de la localidad de Sampacho y su deceso fue confirmado con un mensaje del propio obispo de Río Cuarto, Adolfo Uriona: “Les quiero comunicar que, con ocasión de robo, han asesinado al presbítero “Coqui” Vaudagna. Recemos por su eterno descanso, por el consuelo de Dios a su familia y para que el Señor nos sostenga en medio de tanto dolor”. Además de sus funciones como párroco de la localidad, el sacerdote era el representante legal del Instituto Bilingüe Sagrada Familia, un tradicional colegio de Vicuña Mackenna.

“Ante el fallecimiento del presbítero Jorge Vaudagna, como comunidad diocesana rezamos por su eterno descanso”, expresó oficialmente el Obispado de Río Cuarto. “Acompañamos especialmente a su familia y a la comunidad parroquial de Vicuña Mackenna”, agregó el comunicado.

La calificación del expediente, por lo pronto, es la de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en concurso con la participación de un supuesto menor de edad.

Seguí leyendo:

Brutal asesinato de un cura en Tucumán: el rastro de sangre que delató al sospechoso

Tucumán: asesinaron a puñaladas a un sacerdote durante un robo a una iglesia

MAS NOTICIAS