Una enfermera de 33 años fue encontrada asesinada a golpes en el interior de un galpón de su propiedad, en la localidad bonaerense de Longchamps, luego de que su hija de un año y medio apareciera deambulando sola por una plaza de Burzaco, en el sur del Gran Buenos Aires.

La mujer asesinada se llamaba Marcela Coronel, trabajaba en el Hospital Italiano, y su cadáver fue hallado este lunes en su casa de Roberto Arlt al 3.500, de Longchamps.

La alarma se había encendido varias horas antes cuando la pequeña hija de Coronel, de un año y medio, fue encontrada sola, deambulando por la plaza situada en Sempere y Buenos Aires, en Burzaco, una localidad vecina en el partido de Almirante Brown.

La pequeña, que parecía bien vestida y muy cuidada, denotaba estar muy triste y buscando a su mamá, según la descripción realizada por vecinos de la zona, y en un primer momento se pensó que la madre la había abandonado.

La niña fue llevada a la Comisaría de la Mujer de Burzaco, donde poco después fue reclamada por la familia de su padre, Gabriel Guevara, un joven de 24 años que se desempeña como vigilador privado.

A partir de ese momento se inició la búsqueda de Coronel, la cual desencadenó en el hallazgo de su cuerpo con signos de haber sido brutalmente asesinada.

Las primeras sospechas apuntaron a Guevara, pero el joven demostró rápidamente que a la hora del crimen se encontraba en su trabajo.

Según indicó este martes a la prensa en la puerta de la comisaría de Longchamps, para el joven la primera hipótesis es que a su mujer "la mataron en un asalto al voleo" durante una entradera.

"Puede ser que haya salido a hacer compras, la metieron para adentro y la asesinaron. Falta algo de plata de la casa, está todo revuelto y parece que habían preparado cosas para llevarse", expresó.

Sobre las sospechas que lo apuntaron en un primer momento, las consideró "normales" por tratarse del "marido", además del "único que tiene las llaves" de la casa junto con la víctima.

También reveló que una vecina vio un hombre y un auto blanco "a determinada hora de la noche" del domingo y "la mañana del lunes".

Sobre otro tipo de motivación que pudo estar relacionada con el asesinato, reveló que poco tiempo atrás tuvo un "problema con gente vinculada a la droga" en el marco de su trabajo, pero remarcó que se inclina a pensar que se trató de un asesinato en ocasión de robo "al voleo".

En el caso tomó intervención el fiscal Marcelo Juan, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y a raíz del crimen por la tarde las compañeras de trabajo de la víctima se reunieron en la puerta del Hospital Italiano para reclamar "justicia".

SEGUÍ LEYENDO: