Quiénes eran Nahuel y Agustín, los primos que murieron en un choque en Panamericana

Los jóvenes tenían 19 años y fueron embestidos cuando bajaron del vehículo en el que se movilizaban

Tras el primer accidente, otros cuatro autos chocaron en cadena en el ramal Campana a la altura de Garín
Tras el primer accidente, otros cuatro autos chocaron en cadena en el ramal Campana a la altura de Garín

Nahuel Farías y Agustín Rosas, de 19 años, eran primos por parte de sus madres, vivían en Tigre, a unas cuadras de distancia, y tenían un grupo del barrio con el que acostumbraban salir los fines de semana.

Este domingo, justamente, ambos volvían de una salida como pasajeros junto a otros tres amigos en un Audi A3 que protagonizó un choque a las 6:05 con un Peugeot 307 en la autopista Panamericana, a la altura de Garín.

Nahuel Farías y Agustín Rosas tenían 19 años
Nahuel Farías y Agustín Rosas tenían 19 años

El accidente, que hasta ese momento no había sido demasiado grave, ocurrió en el medio de la autovía, justo a la salida de una curva en el kilómetro 37 del ramal Campana, mano a Capital Federal.

En ese momento, probablemente para empujar el vehículo hacia un costado, Nahuel y Agustín se bajaron del Audi y fueron embestidos de lleno por otro auto que, cuando efectivamente los vio, no pudo frenar a tiempo.

Nahuel Farías
Nahuel Farías

Luego se produjo un importante choque en cadena. El principal problema fue la visibilidad: el primer accidente había ocurrido a la altura del puente Alba, “donde hay una subida y luego una bajada y se forma un punto ciego”, según apuntaron fuentes policiales a la agencia Télam. Primero chocó una Volkswagen Suran, luego un Volkswagen Gol, un Ford Focus y por último un Honda. Los conductores de 44, 26, 29 y 53 años, respectivamente, resultaron ilesos.

Poco tiempo después llegaron al lugar los bomberos voluntarios de Garín y una ambulancia que constató la muerte de los dos jóvenes. En el Audi iban otros dos chicos y una joven que fueron trasladados de inmediato a la Unidad de Diagnóstico Precoz (UDP) de Garín.

Agustín Rosas
Agustín Rosas

“Mi bello, me vas a hacer mucha falta. Te voy a extrañar mucho. Ahora estás con la abuela, mándenme fuerzas para soportar esto. Te amo, mi rey. Descansá en paz, tu lucha terminó”, escribió Andrea, la madre de Nahuel. Amigos, vecinos y familiares velaron a los dos jóvenes en la Sociedad De Fomento Los Tábanos durante toda la tarde del domingo, una vez que les entregaron los cuerpos.

“Lamentamos la pérdida de dos cracks que dejaron su huella en el club. Nos quedamos con sus jugadas y sus picardías en el fútbol. Que dios los tenga en su gloria. Nuestra pésame a toda la familia”, publicaron en las redes sociales de la sociedad barrial.

Los jóvenes habían salido a un boliche y el auto en el que iban como acompañantes chocó contra otro en Panamericana
Los jóvenes habían salido a un boliche y el auto en el que iban como acompañantes chocó contra otro en Panamericana

En la noche del sábado, previo a la madrugada del accidente, Nahuel y Agustín habían salido a un boliche desde el que compartieron fotos y videos junto a sus amigos.

“Amor mío, todavía no tengo fuerzas ni ganas de despedirme de vos, estoy destruida. Me dejaste papi, ¿cómo hago para vivir con tanto dolor, mi bebé? Ya no te voy a ver nunca más. Mi cosita más hermosa de la tía, te fuiste sin avisar, te fuiste y yo me quedo acá sin vos, ¿cómo sigo mi vida?”, escribió Karen junto a una serie de fotos de Agustín. “Y vos también primito, te me fuiste, no me entra en el pecho tanto dolor, se fueron los dos juntitos y nos dejaron un dolor inmenso en toda la familia. Te amo Nahu, te amo Agus”.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR