El Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, el más importante de Entre Ríos, sumó a sus equipos dos autos eléctricos y a control remoto. La iniciativa, aplicada ya en otros lugares del mundo, busca bajar el estrés de los más chicos antes de entrar al quirófano.

En Estados Unidos Hunter Doherty "Patch" Adams, a partir de vestirse de "payaso doctor" y llevar humor y risas a pacientes y huérfanos, demostró que en los hospitales los buenos momentos también pueden ser una clase de terapia.

En esa línea de pensamiento, donde podrían entrar los "Payamédicos", podría enmarcarse también la cruzada del hospital de niños de Paraná, que este fin de semana presentó dos autos eléctricos como parte de su nuevo equipamiento.

Desde el Materno Infantil explicaron que los coches, que se usarán para llevar a los chicos hasta la sala de cirugía en lugar de camillas o sillas de ruedas, son para disminuir el estrés y el miedo antes de una intervención quirúrgica.

En un video que comenzó a circular en redes sociales, se ve a uno de los primeros pilotos que un bólido rojo atraviesa un pasillo al grito de "Me voy a operar". A su alrededor médicos y enfermeros, entre risas, registran el momento con sus celulares. No hay miedo a la vista.

“Payamédicos”, otra iniciativa que busca cambiar la experiencia en el hospital (Archivo DEF)
“Payamédicos”, otra iniciativa que busca cambiar la experiencia en el hospital (Archivo DEF)

Desde el hospital explicaron que se trata de una inversión realizada con fondos recaudados por actividades de la Cooperadora. Además se entregarán tres televisores, aunque la gran novedad y lo que a todos les saca una sonrisa cada vez que los cruzan, son los autos y sus pequeños conductores.

La experiencia que se lleva adelante en varios lugares del mundo, el mes pasado había llegado también en la Ciudad de Buenos Aires. El Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, en el barrio de Constitución, fue el primero en sumar un auto a batería para los más chicos.

Seguí leyendo