Una niña de cuatro años que estaba encerrada en un auto con una crisis nerviosa fue rescatada por personal del SAME y de Bomberos, informó la Policía de la Ciudad, que explicó además que la madre llegó al lugar instantes después de que la nena fuera sacada del vehículo.

La menor se encontraba encerrada dentro de una Volkswagen Suran en la esquina de avenida Córdoba y Acevedo, en el barrio porteño de Palermo, cuando efectivos de la comisaría 14 de la Policía de la Ciudad advirtieron la situación. En ese momento avisaron al personal del SAME y de bomberos, que llegaron rápidamente, rompieron las ventanillas del vehículo y rescataron a la niña.

Pocos minutos después llegó la madre de la menor, que explicó que había dejado encerrada a la hija por breve lapso, para hacer unas compras.

La Policía informó que la mujer de 38 años quedó detenida, mientras que la niña quedó a cargo de los efectivos policiales, a la espera del arribo del padre de la pequeña. Algunas horas después, la mujer fue liberada.

El domingo se había producido un caso parecido en un hipermercado de Ciudadela: los padres de un bebé dejaron estacionado su auto con la criatura sentada en su silla a pleno sol, con las ventanillas levantadas, y se dirigieron al comercio para hacer las últimas compras navideñas. Alertada por la denuncia de otros clientes, la policía también llegó al lugar y rompió el vidrio del vehículo para rescatar al menor.

A principios de noviembre, un hecho similar en Santos Lugares terminó en tragedia, ya que un niña de 17 meses murió asfixiada en un auto después de que su padre la olvidara encerrada durante ocho horas.

Seguí leyendo: