Cuando lo rodearon, comenzó a correr. Tiene 34 años. Es decir, 29 años más que su víctima.

Probablemente, antes de ser detenido, pensó en muchas cosas: en su madre, en su familia, en la cárcel y en lo que acababa de hacer. Antes de que logre abandonar un cañaveral en la localidad tucumana de Aguilares, un grupo de vecinos lo capturó junto a los agentes policiales. 

La madre de la niña había denunciado horas antes que, en el barrio Independencia, un hombre en bicicleta se acercó a su hija de 5 años, y la secuestró. 

El operativo de búsqueda se extendió a los barrios Obrero, San Nicolás y Las Rosas. Finalmente, hallaron a la pequeña en un camino vecinal del paraje Huasa Rincón, muy cerca del río Medina. La ropa de la niña tenía sangre. 

En el hospital de Aguilares, constataron que la niña había sufrido un abuso sexual. Y el hombre quedó detenido. Los investigadores judiciales lo acusaron por privación ilegítima de la libertad y abuso sexual. 

Fotos: TN y la gente
Fotos: TN y la gente