El máster será cursado en la Facultad de Educación y Comunicación Social de la Universidad del Salvador, y el nuevo beneficiario de la beca es el periodista de TN y Canal 13 Federico Seeber.

Se llevó a cabo una cálida ceremonia a la que asistieron cerca de 300 personas. El acto fue inaugurado con una orquesta musical de cuerdas y vientos y luego se entregó una distinción por su egreso al periodista Guido Baistrocchi, quien recibiera la beca en el año 2014.

Se destacó la presencia de embajadores y legisladores. También asistieron Elsa Baker –madre de la primera dama, Juliana Awada–, Felipe Noble Herrera y su esposa Vanesa Sadi, la artista plástica Karina El Azem, la esposa de Tomas Bulat, Carina Onorato, además de becados anteriores de la fundación, como Daniela Ballester, y los periodistas Jorge Elías y Noelia Antonelli, esposa de Federico Seeber.

El recuerdo de Nínawa Daher estuvo a cargo de Daniel Hadad, presidente y fundador de Infobae, quien a través de anécdotas que dieron un tono muy emotivo al encuentro resaltó en Nínawa su don de buena persona, sus convicciones y su profesionalismo en los medios. También felicitó a los becados y a la familia de Nínawa por el trabajo en el ámbito académico que lleva adelante en memoria de su hija y resaltó la importancia de la formación de los profesionales de la comunicación a lo largo de toda la vida.

En las disertaciones del rector de la Universidad, Juan Tobías, y del decano de la Facultad de Educación y Comunicación Social Magister, Máximo Paz, se hizo alusión a la próxima inauguración de la sala de alta tecnología Nínawa Daher que la fundación instalará en la universidad para mejorar entre los más necesitados la accesibilidad en la educación y trabajar en estrategias de comunicación social y su vínculo con la juventud.

Entre lo expresado por Alicia Daher, presidente de la Fundación Nínawa Daher, es importante rescatar el mensaje al mundo de las comunicaciones y a los periodistas en cuanto a su responsabilidad como comunicadores: "Vivimos tiempos de un enorme desafío para comunicar en valores. Nos cuesta mucho como comunicadores transmitir cosas positivas en un mundo en el que la mayor parte del tiempo las tragedias, las guerras y la violencia son nuestros compañeros diarios en los contenidos de comunicación, y solo tenemos oportunidad de hablar de desesperación e impotencia que día a día contaminan nuestra educación y nuestra manera de ver la vida".

Por otro lado, llamó la atención sobre el hecho de que "los periodistas que están del lado de los valores espirituales, del lado de la fe, de la ética y en defensa de la vida y la profesión virtuosa, están sin trabajo o casi sin lugar en los medios".

Alicia Daher concluyó sus palabras proponiendo la búsqueda de "una forma de comunicar que ofrezca ejemplos de esperanza y heroísmo a un mundo que siente una necesidad desesperada de ambos. Comunicar en la verdad y comunicar para el bien, comunicar con misericordia tendiendo puentes: este debería ser el objetivo de un verdadero comunicador que vive en el amor al otro".