PAS: las 5 preguntas para reconocer el rasgo de la personalidad de los hipercreativos

La condición fue definida por una investigadora en psicología estadounidense. Hace referencia a personas con un sistema nervioso especialmente sensible. Cómo saber quiénes presentan esta condición

Guardar

Nuevo

infobae

El adjetivo sensible, según la Real Academia Española, se refiere a una persona “propensa a emocionarse o dejarse llevar por los sentimientos”.

Sin embargo, la alta sensibilidad es un concepto que se encuentra en pleno proceso de estudio y evolución y afecta a entre un 15% y un 20% de la población. En psicología, se conoce desde hace un tiempo a las personas altamente sensibles (PAS) como un tipo de personalidad.

Según la Asociación Española de Profesionales de Alta Sensibilidad, además del ser humano, otras más de 100 especies diferentes estudiadas presentan una mayor actividad de procesamiento sensorial. Y la cualidad clave es que, en comparación con el 80% sin el rasgo, procesan todo lo que les rodea mucho más: reflexionan, elaboran y hacen asociaciones.

Una gran cantidad de celebridades, incluidas Alanis Morissette, Kanye West, Nicole Kidman y Lorde, se declararon públicamente PAS en los últimos años. La actriz y comediante inglesa Miranda Hart tuiteó recientemente: “Cuando descubrí que era HSP (del inglés high sensitive person), realmente cambió y me salvó la vida”.

Qué son las PAS

El 20% de la población es PAS (Getty)
El 20% de la población es PAS (Getty)

El término fue acuñado en 1996 por la doctora e investigadora en psicología estadounidense Elaine Aron, quien definió a las personas PAS como aquellas que “tienen un sistema nervioso sensible, son conscientes de las sutilezas de su entorno y se abruman más fácilmente cuando se encuentran en un entorno altamente estimulante”.

Según los especialistas, se trata de aquellas personas que tienen una mayor conciencia de los estímulos que las rodean, que pueden ser buenos o malos. Las PAS tienden a molestarse por la violencia y pueden abrumarse fácilmente, lo que las lleva a evitar ciertas situaciones. Además, las personas altamente sensibles suelen ser muy creativas y tener un profundo nivel de empatía.

“Las personas altamente sensibles tienen una estructura más profunda, emocional y mental que la mayoría de las personas”, señaló la psicóloga Chivonna Childs, PhD, en un artículo de la Cleveland Clinic. Y agregó: “Es más que sus emociones. También puede ser sensibilidad a texturas y sonidos. Puede que no les gusten las grandes multitudes o las luces brillantes”.

Y aunque todos tendemos a tener sensibilidades, las PAS tienden a experimentar estas sensibilidades en un nivel superior.

El término "persona altamente sensible" fue acuñado en 1996 por la doctora e investigadora en psicología estadounidense Elaine Aron (Getty)
El término "persona altamente sensible" fue acuñado en 1996 por la doctora e investigadora en psicología estadounidense Elaine Aron (Getty)

La consultora psicológica y terapeuta Valeria Roca, ante la pregunta de Infobae, ahondó que “las PAS tienen un desarrollo del sistema neurosensorial mayor que el resto de las personas, y eso les genera que toda la información que reciben los abrume o los supere un poco más que a otros”. Según ella, “el funcionamiento del cerebro en estas personas es distinto; muchas veces se sienten diferentes al resto de las personas o de la media”.

“Las personas altamente sensibles o hipersensibles sufren un gran impacto emocional frente a estímulos estresantes. Cuando alguien ofende a una persona sensible esta sufre, pero cuando alguien ofende a una persona hipersensible arruina su día o compromete su semana. Una persona sensible se preocupa por el dolor de los demás, mientras que una persona hipersensible experimenta el dolor de los demás, solo por dar algunos ejemplos”, había explicado a este medio el reconocido psiquiatra, investigador y escritor brasileño Augusto Cury.

Para el doctor en Psicología, docente, tallerista y autor Flavio Calvo (MN 66.869), “las PAS tienen una mayor sensibilidad emocional y sensorial, lo que significa que pueden sentir mucho más profundamente las emociones de los demás y percibir estímulos de manera más intensa. Esto puede llevarlos, muchas veces, a reaccionar de manera más intensa a las situaciones y a sentirse abrumados más fácilmente”.

“Pero la cualidad clave es —según la propia Aron— que, “en comparación con el 80% de la población sin el rasgo, las PAS procesan mucho más todo lo que les rodea: reflexionan sobre ello, elaboran teorías, hacen asociaciones. Esto representa una estrategia de supervivencia que se encuentra en muchas especies, siempre en una minoría de sus miembros”.

Cómo saber si una persona es PAS

La psicólga estadounidense Elaine Aron definió a las PAS como aquellas personas que se abruman más fácilmente cuando se encuentran en un entorno altamente estimulante
La psicólga estadounidense Elaine Aron definió a las PAS como aquellas personas que se abruman más fácilmente cuando se encuentran en un entorno altamente estimulante

Con el objetivo de capturar la “sensibilidad de procesamiento sensorial” de alguien, esto es, su excitabilidad frente a estímulos físicos, sociales o emocionales, Aron diseñó a mediados de los ‘90 una serie de preguntas que podían responderse en una escala del 1 (nada) al 7 (extremadamente).

Estas son:

1- ¿Se encuentra con la necesidad de retirarse durante los días ocupados, en la cama o en una habitación oscura o en cualquier lugar donde pueda tener algo de privacidad y alivio de la estimulación?

2- Cuando las personas se sienten incómodas en un entorno físico, ¿suele saber qué se debe hacer para hacerlo más cómodo (como cambiar la iluminación o los asientos)?

3- ¿Le resulta desagradable tener muchas cosas que hacer a la vez?

4- ¿Tener mucha hambre crea una fuerte reacción en ti, interrumpiendo tu concentración o estado de ánimo?

5- ¿Te conmueven profundamente las artes o la música?

“Es un rasgo genético y hereditario, muy vinculado a la creatividad”. Pero hay quienes aseguran que está modulado por las circunstancias vitales de la infancia y la crianza (Getty)
“Es un rasgo genético y hereditario, muy vinculado a la creatividad”. Pero hay quienes aseguran que está modulado por las circunstancias vitales de la infancia y la crianza (Getty)

El cuestionario se conoce como la escala HSP e investigaciones posteriores revelaron que los puntajes de las personas están correlacionados con medidas de introversión, pero las diferencias son lo suficientemente grandes como para que los dos rasgos puedan considerarse distintos. “No todos los que son muy sensibles serán también introvertidos”, destacó la psicóloga Charlotte Booth, investigadora del University College London.

“Para reconocer a una persona altamente sensible es importante prestar atención a ciertos rasgos —comenzó a explicar Calvo en este punto—. Suelen ser muy perceptivos y notar detalles que otros pasan por alto, son mucho más puntillosos en su observación. Pueden ser fácilmente abrumados por estímulos intensos como ruidos fuertes o luces brillantes”.

Según Roca, Aron estableció la sigla DOES para identificar a una persona altamente sensible.

Así, son cuatro las características que tienen estas personas.

Emociones intensas, empatía, un sistema nervioso más desarrollado y el experto ojo a los pequeños detalles son algunas de las características de las personas altamente sensibles (Getty)
Emociones intensas, empatía, un sistema nervioso más desarrollado y el experto ojo a los pequeños detalles son algunas de las características de las personas altamente sensibles (Getty)

1- Deep process (procesos profundos). “Son personas que analizan y reflexionan más en detalle, y esto los lleva a comprender más las emociones pero también a sobrepensar mucho las cosas”, describió la terapeuta.

2- Overstimulation (sobreestimulación). “Siempre están absorbiendo información sensorial y emocional, por lo que se trata de personas que están sobrecargadas cerebralmente”.

3- Strong emotions (emociones fuertes). Para Roca, “tienen la capacidad de sentir las emociones con más intensidad, lo cual sumado al mayor desarrollo de las neuronas espejo, las lleva, más que a ser empáticas, a sentir intensamente las emociones del otro”.

4- Sensitive to subtleties (sensible a las sutilezas). “Tienen una elevada sensibilidad en los sentidos físicos y en los aspectos de cambio de entorno, cambio emocional de las personas, etc”.

Cuál es la causa que lleva a una persona a ser PAS

Los niños también pueden ser PAS, aunque puede no ser fácil de detectar (Getty)
Los niños también pueden ser PAS, aunque puede no ser fácil de detectar (Getty)

Se sabe muy poco de las causas de la alta sensibilidad.

Para Teresa Nandín, presidenta de la Associació Catalana de Persones Altament Sensibles, “es un rasgo genético y hereditario, muy vinculado a la creatividad”. Pero hay quienes aseguran que está modulado por las circunstancias vitales de la infancia y la crianza.

“Las personas nos vamos constituyendo en relación con el medio y con la carga que traemos. Ya no se considera al cerebro como la caja cerrada donde todo viene dado, sino que es la interacción con el medio la que va desarrollando capacidades o inhibiendo posibilidades y esto es lo que hace que haya personas más y menos sensibles, con una capacidad de conexión con el otro como las PAS o una incapacidad de conexión con el otro como las personas más narcisistas”, indicó consultada por este medio María Teresa Calabrese, médica psicoanalista y psiquiatra especialista en niños y adolescentes.

Para la doctora en psicología Rocío García Torres, profesora de la Universidad Villanueva, la causa es “una descompensación del arousal, el nivel de excitación cortical”. Y destacó: “Cada uno tenemos un nivel en el que percibimos una mayor sensación de bienestar. El nivel de las PAS se descompensa con estímulos más bajos que para la media de personas”.

La alta sensibilidad es un concepto que se encuentra en pleno proceso de estudio y evolución, afecta a entre un 15% y un 20% de la población (Getty)
La alta sensibilidad es un concepto que se encuentra en pleno proceso de estudio y evolución, afecta a entre un 15% y un 20% de la población (Getty)

Los estímulos en cuestión pueden ser de lo más diverso, según explicó: “La sensibilidad tiene que ver con este mecanismo perceptivo: pueden ser sensibles con un ruido, una imagen, la meteorología…”

En cualquier caso, señaló que ser persona altamente sensible “tiene mucha relación con el neuroticismo, un rasgo de personalidad que mide la capacidad de estar regulados emocionalmente, lo que influye en el grado de malestar”. “Así, en cualquier situación –independientemente del contexto o del contenido, ya sea a nivel social, familiar, laboral, habrá una estímulo que le va a descompensar, suponiendo dificultades para adaptarse, tolerar la frustración, estar orientados en tiempo y en espacio con lo que les toque vivir en cada momento”, finalizó.

Seguir leyendo

Guardar

Nuevo

Más Noticias