Clinofilia o cuando no se quiere salir de la cama: causas psicológicas y la ayuda de la terapia cognitiva

Muchas personas se sienten sin fuerzas para realizar otra actividad y pasan más tiempo de lo habitual en la cama. Si bien puede deberse al agotamiento, las razones subyacentes pueden ser parte de una depresión o trastorno de ansiedad. Las recomendaciones de los expertos a Infobae

Guardar

Nuevo

La clinofilia es una actitud nerviosa o manifestación conductual que podría estar anunciando la existencia de un problema asociado generalmente a un malestar emocional o psicológico Foto: Getty
La clinofilia es una actitud nerviosa o manifestación conductual que podría estar anunciando la existencia de un problema asociado generalmente a un malestar emocional o psicológico Foto: Getty

Una cosa es remolonear en la cama, en estos primeros días de frío y sentir el placer de estar un tiempito más descansando y sin horarios. Esto es algo normal. Como lo es también quedarse un rato más cuando estamos agotados.

Sin embargo, cuando esta situación se repite con frecuencia y se convierte en una tendencia habitual o crónica, se habla de la clinofilia. Puede deberse a trastornos mentales como: la depresión, la ansiedad, el estrés, la esquizofrenia o la bipolaridad; o un gran malestar emocional, como el duelo, los problemas de pareja o de autorrealización.

La doctora Graciela Moreschi, médica psiquiatra (MN 41018), definió la clinofilia a Infobae: “Se trata de un síntoma, no una enfermedad. Y puede responder a varios trastornos. Significa la tendencia a estar mucho tiempo en la cama sin que haya una justificación orgánica, es decir, no por una enfermedad y puede ocurrir por comodidad, protección o falta de motivación”.

Cuando esta situación no es ocasional y se convierte en una tendencia habitual o crónica, puede tratarse de depresión
Cuando esta situación no es ocasional y se convierte en una tendencia habitual o crónica, puede tratarse de depresión

El licenciado en Psicología Alexis Alderete (MP 85367) especialista en trastornos de ansiedad y entrenamiento en habilidades, afirmó a Infobae: “Se considera una problemática que se puede encuadrar dentro de los trastornos de ansiedad, aunque no está tipificada en los manuales diagnóstico, ya que son los pensamientos desarrollados por la persona los que contribuyen a evitar ciertas situaciones, llevándola a permanecer en la cama y utilizarla como un refugio seguro ante las adversidades de la vida. Esta actitud de protección y evitación de la interacción con los demás impide que el problema sea abordado, ya que la persona no ha desarrollado las habilidades necesarias para enfrentar la situación de manera adecuada”.

Por su parte, el doctor Pablo Richly (MN 110305), psiquiatra, socio en Centro de Salud Cerebral, dijo a Infobae que “es un síntoma frecuente en la depresión aunque no exclusivo, puede observarse también en otros cuadros psiquiátricos como la esquizofrenia o en enfermedades médicas. En este último caso suele denominarse como astenia”.

La clinofilia puede manifestar un elevado malestar emocional por la muerte de un ser querido, problemas de pareja o falta de objetivos vitales y autorrealización (Getty)
La clinofilia puede manifestar un elevado malestar emocional por la muerte de un ser querido, problemas de pareja o falta de objetivos vitales y autorrealización (Getty)

Cómo se manifiesta

“En la clinofilia la persona pasa tiempo tumbada en la cama sin tener un cansancio o agotamiento físico, perfectamente podría levantarse de la misma, pero por diversas causas y los pensamientos automáticos que le van apareciendo decide quedarse en ella. Por ende, es una forma de afrontamiento que elige de forma personal y actitudinal”, describió Alderete y señaló los siguientes como los síntomas más comunes de la clinofilia:

- Deseo de estar solo: las personas tienden a preferir estar solas la mayor parte o todo el día. Además, suelen evitar cualquier tipo de encuentro social.

- Tristeza y apatía: experimentan falta de interés hacia los eventos que los rodean, lo cual dificulta su capacidad de disfrutar el día a día.

También puede acompañarse de fatiga mental o física, irritabilidad, cambios de humor y dificultades para ver el lado bueno de las cosas. Puede incluso manifestarse en forma de llanto, o todo lo contrario, es decir, falta de sensibilidad, como un estado de anestesia emocional. También afecta al sueño, generando hipersomnia que viene acompañada de insomnio nocturno y falta de sueño reparador.

Ante los síntomas de clinofilia consultar con el médico de cabecera para que se descarten causas orgánicas, como la anemia, dicen los expertos
Ante los síntomas de clinofilia consultar con el médico de cabecera para que se descarten causas orgánicas, como la anemia, dicen los expertos

“Estos síntomas pueden afectar tanto la vida profesional (con impuntualidad, ausentismo y falta de concentración) como la personal (con aislamiento de las personas más cercanas). Esto a su vez puede generar una baja autoestima y un fuerte sentimiento de culpa por no llevar una vida considerada “normal” como la de los otros, además de la fuerte estigmatización que pueden atravesar de ser consideradas personas flojas o vagas”, señaló el especialista.

Pablo Richly agregó: “Cuando el reposo no es reparador o es desmedido respecto a la actividad física realizada, siempre es bueno consultar al médico. En la depresión es frecuente que las personas refieren que estar acostados en la cama es donde menos mal se sienten.

¿No será solo cansancio?

“Partimos de la base que si hubiera un agotamiento tal que se necesita estar tanto tiempo en la cama sería parte de una condición orgánica, podría ser por anemia, por algo que determine una cuestión física”, señaló Moreschi.

Esta situación de permanecer acostado por clinofilia no se debe a una enfermedad orgánica o biológica, porque la persona puede levantarse sin problemas de la cama.
Esta situación de permanecer acostado por clinofilia no se debe a una enfermedad orgánica o biológica, porque la persona puede levantarse sin problemas de la cama.

La diferencia con solo sentirse cansado y remolonear, reside en que en la clinofilia, advirtió la doctora, “existe un permanecer en la cama por deseo, porque es el mejor lugar que uno encuentra para estar, no porque vaya a dormir, sino porque es donde la persona se siente cómoda. Entonces, lo primero que hay que investigar en estos casos es que no haya detrás una depresión típica” .

También podría ser un lugar que la persona siente como de protección o de seguridad. “Esto pasa en los trastornos de ansiedad social, donde ante el temor a enfrentar situaciones sociales podría ser un refugio. No es este el síntoma típico del trastorno de ansiedad social, pero podría suceder”, agregó.

Otros casos son las personas que están bajo tratamiento con antipsicóticos.

“Existe lo que se llama síntomas negativos de la enfermedad que, justamente, son el no tener ganas de hacer cosas y no porque haya una depresión, sino porque en la esquizofrenia, cuando está tratada, uno de los síntomas que queda es esa falta de ganas de hacer cosas”, explicó Moreschi y reafirmó que cuando hay clinofilia siempre hay que estudiar bien el caso.

Tristeza, tendencia a permanecer en la cama, a querer estar solos y evitar el contacto social pueden evidenciar la clinofilia (Gettyimages)
Tristeza, tendencia a permanecer en la cama, a querer estar solos y evitar el contacto social pueden evidenciar la clinofilia (Gettyimages)

“Por último, también podría ser como una evidencia de conflictos dentro del ámbito familiar donde esta actitud se toma como un refugio, es decir, siempre hay que investigarlo porque es un síntoma”, afirmó la psiquiatra.

Cómo enfrentarla

El tratamiento será de acuerdo a aquello que ocasione la clinofilia. “Si fuera una depresión, que sería lo primero a descartar, el abordaje sería con terapia cognitivo-conductual y antidepresivos; si tuviera que ver con una situación de ansiedad, también la terapia”, explicó Moreschi.

El licenciado Alderete coincidió en el uso de terapia psicológica con un enfoque cognitivo-conductual: “Este se centra en modificar las creencias y pensamientos del individuo, así como en establecer pautas y estrategias para enfrentar la situación que está experimentando. A través de este proceso terapéutico, gradualmente, el paciente comenzará a reintegrar ciertas actividades en su vida diaria, promoviendo su empoderamiento y permitiéndole adoptar diferentes perspectivas para resolver los problemas de manera efectiva. El objetivo principal de la terapia es ayudar a los pacientes que enfrentan este problema a recuperar su calidad de vida y funcionamiento habitual”, concluyó el psicólogo.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo