“No se puede conducir por WhatsApp” y “chitrulos”: Andrés Larroque volvió a apuntar a la interna del peronismo

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense analizó el momento que vive el PJ y, sin dar nombres, cuestionó a los dirigentes que hacen “su juego”, aunque evitó dar nombres propios

Compartir
Compartir articulo
Larroque volvió a apuntar contra la interna en el peronismo: "No se puede conducir por WhatsApp"

A casi 5 meses de haber perdido el balotaje presidencial, el peronismo aún no lograr retomar la centralidad política. Apenas la crítica a la gestión del Gobierno de Javier Milei aparece como un punto de cohesión, pero prevalecen las internas, los reproches y hasta los mensajes públicos que apuntan al pasado reciente pero, también, a la actualidad de muchos dirigentes.

En ese escenario, a las voces de los últimos días se sumó Andrés Larroque, hombre fuerte de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires y cristinista, que dejó varias frases críticas respecto al momento que vive el peronismo.

El referente de La Cámpora ratificó hoy lo que dije el fin de semana durante un encuentro con militantes, donde dejó una frase que muchos interpretaron como un mensaje a Cristina Kirchner, aunque el ministro hoy aclaró que no fue dirigido a la exmandataria.

El acto que se hizo en la Quinta de San Vicente para conmemorar un nuevo aniversario de lo que fue la presentación de Cristina Kirchner en los tribunales de Comodoro Py el 13 de abril de 2016, sirvió de contexto para que el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires brinde un duro discurso ante la militancia nucleada en el espacio La Patria es el Otro. En su alocución, el ex secretario general de La Cámpora defendió el rol de Axel Kicillof. Dijo, incluso, que el gobernador obtuvo la reelección y quizás “no con toda la colaboración necesaria de nuestra fuerza política”.

“Hablé 7 minutos. Evidentemente, el planteo que hice tiene asidero en la sociedad. Lo que dije fue que justamente necesitábamos rever el funcionamiento de nuestra fuerza, que no se puede conducir por WhatsApp. Y me refiero a las líneas intermedias, porque algunos chitrulos, como decía mi abuela, quiere ponernos ahora como que estamos cuestionando a Cristina. Para nada, todos sabemos lo que significa Cristina en nuestra vida y en el sentir popular. Sí creo que tenemos que revisar algunas cosas”, dijo Larroque.

Larroque reafirmó su lugar al lado de Cristina Kirchner, y se refirió a los dichos de ayer del intendente de Ensenada, Mario Secco, quien advirtió que “los que rodean a Cristina Kirchner terminan haciendo pelotudeces”.

Andrés Larroque y Axel Kicillof en la Quinta de San Vicente, durante un acto realizado el fin de semana.
Andrés Larroque y Axel Kicillof en la Quinta de San Vicente, durante un acto realizado el fin de semana.

“Si vos conocés alguien más cristinistas que Mario Secco o que yo, me avisás. Estamos discutiendo otra cosa, estamos discutiendo que tenemos que hablarle a la sociedad y no a los comisarios políticos”, dijo Larroque.

En sus críticas a la interna, Larroque asumió que “ahí es donde acertó Milei, porque está planteando que hay una dirigencia política encerrada sobre sus intereses, sobre una mirada muy pequeña y que no se hace cargo de los padecimientos de la sociedad. Uno está planteando eso. No hay que cerrarse a la posibilidad de seguir revitalizando al conjunto del peronismo”.

“Se han perdido los ámbitos del encuentro. O tal vez es peor: si los ámbitos existen, pero después cada uno se va a hacer su juego o murmurar o a tejer cosas que en lo publico quizás son inconfesables me parece que no vamos a salir de esta situación. Bienvenido los planteos. Hay que dar los debate de camara al conjunto de la sociedad. Hoy estamos en un momento que es muy angustiante”, añadió Larroque.

En su crítica, Larroque fue categórico con lo que ocurrió en el Congreso del PJ el mes pasado, donde en un clima tenso, la dirigencia cruzó reclamos y exigencias para que la mesa de conducción sea más amplia.

“A nadie le quedó claro qué pasó en el Congreso del Partido Justicialista. La conducción del peronismo va más allá de quién sea el presidente del partido, ese es un instrumento de carácter administrativo electoral. Hay que resolver cómo volvemos a gestar una conducción que dé sensación de futuro”, dijo, y añadió: “Lo más triste es que en ese Congreso, quien seguía tras la licencia de Alberto era la compañera Cristina Álvarez Rodríguez. Eso generó zozobra en algunos sectores, lamentablemente no del peronismo ortodoxo, sino quizás de compañeros del espacio kirchnerista por el simple hecho de tener una cercanía con Axel. Si estamos en esa tan chiquita, estamos mal”.