Virtual empate en la Bicameral que analizará la validez del DNU que desregula la economía: quiénes son los cuatro votos clave

La Libertad Avanza y el PRO suman seis y Unión por la Patria otros seis. Todos miran a los bloques intermedios. La elección de las autoridades, el clima social y los decretos de la gestión Fernández

Compartir
Compartir articulo
Mieli junto a su gabinete anuncia el mega DNU
Mieli junto a su gabinete anuncia el mega DNU

Mañana al mediodía comenzará la segunda gran disputa parlamentaria que el oficialismo propuso para el Parlamento en el comienzo del Gobierno de Javier Milei. El territorio de este choque será en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

Caída la Ley Ómnibus ahora comenzará el tratamiento del mega Decreto de Necesidad y Urgencia N 70 que deroga más de 300 leyes, modifica una cantidad similar y que tiene como objetivo desregular la economía. Presentado el pasado 28 de diciembre, la norma que contiene 13 títulos y que sólo tiene suspendido el capítulo laboral, lleva 55 días de aplicación.

A las 12 del mediodía se reunirán en la Bicameral los 16 legisladores -8 diputados y 8 senadores- para dar comienzo al debate. Reunidos en el Salón Illia del Senado y se espera que, luego de que se elijan las autoridades de la Comisión comience la discusión. El plazo que establece el reglamento es que tendrán 10 días hábiles para dictaminar, y ese plazo se cumple el próximo 7 de marzo.

La comisión sólo puede expedirse sobre la validez o no del DNU, si cumple con los requisitos de necesidad y urgencia y si no legisla sobre materias que prohíbe la Constitución, pero no sobre la cuestión de fondo.

El primer “poroteo” muestra un virtual empate entre el oficialismo y el kirchnerismo. Los primeros juntan 6 votos -tres de La Libertad avanza, dos del PRO y uno de Cambio Federal-, mientras que por el lado del bloque opositor tienen seis votos, todos de Unión por la Patria.

En ese esquema resta definir cuál será el posicionamiento de Nicolás Massot del bloque Hacemos Coalición Federal, Carlos Espínola de Unidad Federal y Victor Zimmerman y Francisco Monti de la UCR. Estos son los cuatro que podría definir el destino del decreto desregulador que firmó el presidente Milei, en una de sus primeras medidas de gobierno.

“El bloque que conduce Pichetto está en pleno debate, hay mucho actividad en el grupo de whatsapp porque está cada uno en su localidad. Algo similar sucede con los radicales que también tienen una posición dividida y hoy buscarán una posición conjunta en una reunión de bloque. Espínola es el que se mantiene más hermético”, explicó a Infobae un operador parlamentario.

La expectativa en el Kirchnerismo es lograr un dictamen de mayoría de rechazo y alimentan esa posibilidad con lo que sucedió en el debate de la Ley Ómnibus.

“En todos los bloques hay diferentes posiciones pero ninguno quería votar con nosotros por el costo político. Hoy el clima social está cambiando, los aumentos generalizados y la falta de recomposición está modificando rápidamente el humor de la gente. Los que no decían que hoy no podía acompañarnos -no que no querían- están dudando”, explica un diputado de UxP.

La opción que muchos manejaban, y por la que el radicalismo habría pedido la conformación de la bicameral es la de ganar tiempo a la espera de una definición de la Corte Suprema de Justicia en donde radican denuncias sobre la constitucionalidad del DNU.

En los últimos días ingresó al Máximo Tribunal una demanda de la provincia de La Rioja para que se declare la nulidad del DNU. La demanda la presento el gobernador Quintela quien hoy volvió a pedir que los magistrados declaren la nulidad

“La Corte no va a definir nada, está esperando que lo hagamos nosotros”, explicó un senador que participará de la Bicameral. “Tenemos 10 días -hábiles- y después hay que ir al recinto, los jueces no se van a apurar”, agregó.

Pero el primer round será la elección de las autoridades. La Libertad Avanza quiere ungir como presidente de la Comisión al senador riojano Juan Carlos Pagotto, pero en el radicalismo no están conforme con esa elección.

Ese cargo no solo es fundamental porque es quien habilita las reuniones, sino porque también es quien termina imponiendo el temario y eso será fundamental teniendo en cuenta que LLA quiere discutir ahora los DNU de la gestión de Alberto Fernández.

Pero, sobre todo, ese lugar es de relevancia porque en una comisión en donde hay 16 miembros las posibilidades de un empate son ciertas, por lo que en esa situación, el voto del presidente de la bicameral vale doble y es quien termina definiendo.