Senado: el oficialismo y la oposición no kirchnerista juntaron 39 votos y desplazaron al peronismo del reparto de poder

La Libertad Avanza formó la mayoría con un sector de los bloques opositores y relegó a Unión por la Patria. Mañana está convocada una sesión a las 15

Compartir
Compartir articulo
El Senador formoseño José Mayans lidera el bloque de Unión por la Patria, que quedó desplazado del control de la Cámara alta
El Senador formoseño José Mayans lidera el bloque de Unión por la Patria, que quedó desplazado del control de la Cámara alta

El oficialismo de La Libertad Avanza y la oposición no kirchnerista ratificaron este martes, tal como adelantó Infobae, la disposición de 39 voluntades para relegar a Unión por la Patria de cualquier reparto de poder en el Senado y en las próximas horas habrá una convocatoria para sesionar mañana, a partir de las 15, para sellar el acuerdo.

De esta manera, el Senado se pondrá en funciones y a la espera de sesiones extraordinarias con un titular provisional definido -para el segundo escalafón de sucesión presidencial está casi descartado el formoseño Francisco Paoltroni, que ni siquiera estuvo en el Congreso-, las secretarías estratégicas bajo control de la titular de la Cámara alta, Victoria Villarruel, y comisiones que tendrán una importante cantidad de legisladores peronistas, aunque siempre en minoría en relación con el conglomerado de libertarios y opositores no kirchneristas.

Participaron de la reunión de este martes, en el salón Gris del Senado, Villarruel y los jefes de bloque Ezequiel Atauche (La Libertad Avanza), José Mayans (Unión por la Patria), Eduardo Vischi (UCR), Luis Juez (Pro), Juan Carlos Romero (Cambio Federal) y Carlos Espínola (Unidad Federal), entre otros. También aparecieron en el cónclave Anabel Fernández Sagasti y Eduardo “Wado” De Pedro (Unión por la Patria), Pablo Daniel Blanco (UCR) y Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social).

Desde el inicio, el kirchnerismo aseguró no estar predispuesto a bajar al recinto en pleno receso y con un Gobierno que aún no convocó a sesiones extraordinarias. No obstante, el criterio que se impuso fue el de respetar el reglamento del Senado, en su artículo 95, sobre cuestiones internas que puede resolver el propio Cuerpo.

El Senado volverá a sesionar
El Senado volverá a sesionar

Enojados con la situación, Unión por la Patria anunció que no bajaría al recinto, por lo que Villarruel y Atauche deberán encargarse de hacer cumplir el acuerdo logrado y sentar a los 39 legisladores que cuentan para imponerse a los 33 del kirchnerismo. Con 37 ya tendrían quórum para activar la sesión y votar.

Para la división de cargos, y con la insólita demora sobre la definición de la presidencia provisional para el puntano Bartolomé Abdala o Paoltroni, Villarruel ya tiene desde ayer los nombres de dos secretarías clave: para la administrativa -caja-, la Libertad Avanza propondrá a María Laura Izzo, mientras que para la parlamentaria -coordinación legislativa del Cuerpo- se postulará a Agustín Giustinian.

De discreto perfil, Izzo aparece como planta permanente del Ministerio de Seguridad desde 2013. En la era Cambiemos estuvo como directora nacional de gestión bienestar del personal de las Fuerzas Policiales y de Seguridad. También tuvo una designación allí, durante 180 días, a inicios de la gestión de Alberto Fernández, y fue firmada por el ex jefe de Gabinete y actual diputado nacional del kirchnerismo, Santiago Cafiero. La caja del Senado incluye la supervisión de la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso (DAS), siempre tema sensible para autoridades y empleados.

En tanto, Giustinian fue asesor del ex legislador del PRO y ex titular provisional del Senado, Federico Pinedo, y durante el último gobierno kirchnerista se mantuvo como secretario parlamentario del bloque macrista en la Cámara alta.

La vicepresidenta Victoria Villarruel sale de la Casa Rosada, tras la primera reunión de Gabinete de Milei (foto Reuters)
La vicepresidenta Victoria Villarruel sale de la Casa Rosada, tras la primera reunión de Gabinete de Milei (foto Reuters)

Las comisiones son de 19 y 17 legisladores. Para el primer caso, el kirchnerismo tendrá ocho mientras que, para el segundo, lo hará con siete. Así, el resto de las bancadas tendría una mayoría para trabajar ante cada proyecto y según los vientos de la gestión nacional, en un Congreso que se muestra frágil y dubitativo ante los primeros pasos de Javier Milei como jefe de Estado. Para las bicamerales, como la de Trámite Legislativo -analiza los DNU-, la Cámara alta estará representada por tres de Unión por la Patria y cinco de los otros bloques. Resta conocer en Diputados.

En el caso de las vicepresidencias del Senado, la principal quedará para Unión por la Patria -quieren allí a Juliana Di Tullio-, mientras que la primera sería para la radical Carolina Losada y, la segunda, para la peronista anti K Alejandra Vigo, esposa del ex gobernador cordobés Juan Schiaretti.