Tras renunciar a la presidencia del bloque, Máximo Kirchner va por la acumulación de poder en el PJ bonaerense

Pese a expresar su descontento por el acuerdo con el FMI, el diputado nacional sostiene el diálogo interno en la coalición gobernante y se enfoca en su plan territorial

Guardar

Nuevo

Máximo Kirchner en Morón
Máximo Kirchner en Morón

Máximo Kirchner asumió la presidencia del PJ bonaerense el 18 de diciembre de 2021, en un acto en el que terminaba abrazado con el presidente Alberto Fernández. Luego, viajó al sur y allí aprovechó el tiempo para estar con su familia, pasar las fiestas y descansar. Fue un enero silencioso hasta que en el último día del primer mes del 2022 anunció una decisión que ponía en crisis la convivencia política del Frente de Todos. El líder de La Cámpora, renunciaba a la presidencia del bloque oficialista en la Cámara de Diputados en desacuerdo con la decisión del gobierno nacional de cerrar una refinanciación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de la deuda por 44.000 millones de dólares que contrajo la administración de Mauricio Macri en épocas de Donald Trump. Y cuando la onda expansiva de aquella decisión empezaba a bajar, Kirchner volvió a dejar en claro cuál va a ser su hoja de ruta.

Este jueves recibió en su despacho al intendente del municipio bonaerense de Benito Juárez, Julio Marini. Fue una de las tantas reuniones que Kirchner mantuvo antes y después de la renuncia a la conducción del bloque oficialista. Pero a esta se le dio visibilidad para dar cuenta de que su rol institucional como presidente del PJ bonaerense está empezando a moldearse. Tras el rechazo por el acuerdo con el Fondo, Kirchner buscará acumular poder en su nuevo rol: la presidencia del PJ.

Cerca del diputado nacional le dicen a Infobae que “él mantiene un vínculo cotidiano con todos los actores políticos de la Provincia; lo comenzó en 2016 y seguirá haciéndolo”, y que después de la explosiva carta explicando los motivos de su renuncia también tuvo otras reuniones “con muchos compañeros y compañeras”, de las que no trascendieron nombres.

Kirchner junto al intendente de Benito Juárez, Julio Marini
Kirchner junto al intendente de Benito Juárez, Julio Marini

La determinación de renunciar a la presidencia del bloque, admitir explícitamente sus diferencias con el presidente Alberto Fernández, apuntar al entorno presidencial y cuestionar la estrategia llevada adelante por el equipo económico en la negociación con el Fondo abrió varios interrogantes sobre el devenir político. Por caso, qué iba a hacer con el PJ bonaerense. “Es una decisión que no impacta en el partido”, deslizaron desde el entorno del diputado nacional a horas de dejar la conducción del bloque del FdT. De hecho no terminó renunciando a ese cargo. El PJ bonaerense, como partido, no se pronunció sobre el acuerdo con el FMI.

Ahora, Kirchner empezará a mostrarse más con intendentes. Con todos los que pueda y si son del interior mejor. El plan del diputado nacional es empezar a recorrer la provincia durante este año no electoral, dar cuenta de las distintas realidades que atraviesan los 307.571 kilómetros cuadrados que tiene la superficie bonaerense, pero también mostrar presencia en el territorio. Lo adelantó en su discurso de asunción desde la Quinta de San Vicente. Todavía no tiene fecha de largada, “pero va a suceder”, le dice a Infobae un asistente de Kirchner.

La principal estructura con la que cuenta Kirchner es La Cámpora. Y La Cámpora va a estar dónde el diputado nacional y la mesa de conducción la organización consideren necesario. Pero el trabajo hacia el interior del Partido Justicialista es distinto. Son otros actores. Kirchner tiene experiencia y paciencia en la construcción política. Su organización lleva 16 años de vida y ya trabaja en la formación de una cuarta generación. Además de manejar ministerios nacionales y en la provincia de Buenos Aires, ocupar bancas legislativas en la Nación, en distintas provincias y en municipios, también tienen intendentes que forman parte de La Orga.

Máximo Kirchner, al frente de la columna de La Cámpora
Máximo Kirchner, al frente de la columna de La Cámpora

Ahora lo que viene para Kirchner es la construcción hacia el PJ bonaerense. “Va a tener que venir al interior, la lógica acá es diferente y desde hace años que el PJ es un partido del conurbano”, le dice a Infobae un legislador bonaerense.

Kirchner también empieza a mostrarse activo en esta temporada ‘22 porque el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires deberá elegir autoridades a nivel local, en los 135 municipios. En algunas localidades empiezan a construir alternativas a la oferta que pueda contar con el aval de Máximo K. Como contó Infobae, uno de esos casos se da en Mar del Plata, donde el presidente partidario irá a la reelección y ha sido crítico a la conducción de Kirchner en el PJ.

Otro de los intendentes que en su momento mostró públicamente sus diferencias con la llegada de Kirchner fue Fernando Gray de Esteban Echeverría. Ahora, tras la renuncia de Kirchner, rompió el silencio. Al igual que el diputado, el jefe comunal de la Tercera sección electoral también escribió una carta a la que tituló: “Máximo Kirchner: ¿Representa al peronismo de la provincia de Buenos Aires o a La Cámpora?”. Allí nuevamente cuestionó la forma de la elección de Kirchner al frente del PJ bonaerense y sin ser explícito acompañó la decisión del gobierno nacional de llegar a un acuerdo con el FMI. “El gobierno nacional ha sido elegido para emprender la búsqueda de soluciones a la inmensidad de temas irresueltos”, planteó.

Pero no fue solo eso. Esta semana, luego de la renuncia de Kircher, el intendente díscolo compartió fotos con el secretario general de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández y con el cotitular de la CGT, Carlos Acuña. Con ambos habló de la política social y económica del país, de la provincia de Buenos Aires y de la situación política partidaria del PJ, que Gray supo presidir hasta la consagración de Kirchner, luego de conseguir el acompañamiento de intendentes. Así, el acuerdo con el Fondo y la renuncia a la presidencia del bloque le plantearon a Kirchner un camino distinto al que esperaba para continuar con su construcción política. Igualmente ya empezó a transitarlo.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo