En la segunda reunión organizada vía teleconferencia, cada diputado nacional de los distintos bloques estuvo en su casa. Incluso Sergio Massa que el viernes pasado dirigió el operativo desde la Presidencia de la Cámara de Diputados esta vez se fue de la residencia presidencial de Olivos a Tigre para coordinar Labor Parlamentaria. Esta vez el encuentro fue privado, como es usual, y no fue transmitido por televisión. En su aislamiento a nadie le falló la conexión a internet.

A pesar de haberse autoimpuesto como regla realizar la reunión a las 13 en punto, la convocatoria del presidente Alberto Fernández a algunos ministros e intendentes para coordinar el operativo contra el COVID-19 en el área metropolitana obligó a postergar el intercambio para la tarde.

Como ya habían dicho, el Congreso sesionará si el Ejecutivo necesita de urgencia alguna ley. En tal caso, Massa ya tiene preparado un operativo con las provincias para que en seis horas todos los diputados nacionales, probablemente en coordinación con los senadores, estén en Buenos Aires. Los temas económicos fueron la mayor preocupación expuesta en la charla virtual y que podrían obligar a sesionar, por ejemplo en el caso de ser necesaria una ley para el pago de alquileres y de hipotecas que pondrían en serios aprietos a aquellas personas que pierdan dinero o no cobren durante la cuarentena. Son contratos entre privados y sólo se pueden modificar por ley.

Si hubiera sesión, podría tener lugar en el Congreso con los legisladores sentados banca de por medio. También se evalúa la posibilidad de realizarla en algún club, dentro de un gimnasio con dimensiones que permitan mantener distancia entre los diputados.

Sergio Massa
Sergio Massa

El fin de semana se mencionó la posibilidad de dictar Estado de Sitio. Alberto Fernández aseguró que prefiere evitarlo aún cuando algunos gobernadores o intendentes lo pedían ante la imposibilidad de lograr que todos los argentinos se queden en sus casas. Mientras siguieron algunas detenciones por la violación del DNU que obliga (salvo excepciones) a quedarse en casa, en el Congreso no se anticipan y esperan señales del Ejecutivo.

De la ‘reunión’, además de Massa que la presidió desde el living de su casa en Rincón de Milberg, participaron Alvaro González (vicepresidente del cuerpo por el PRO); el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio y la UCR, Mario Negri, y Cristian Ritondo y Maximiliano Ferraro por el PRO y la Coalición Cívica; Alma Sapag por el MPN; Cristina Alvarez Rodríguez en lugar de Máximo Kirchner por el Frente de Todos y Cecilia Moreau; Carlos Gutiérrez (vicepresidente del bloque Consenso Federal); José Luis Ramón (Unidad y Equidad) y Romina del Plá (FIT) y Nicolás del Caño (PTS-Frente de Izquierda).

A las comunes preocupaciones por el coronavirus, los operativos de Salud de la Nación, y los efectos sobre sectores más desprotegidos y sobre la economía, el Interbloque Juntos por el Cambio propuso una lista de medidas a adoptar por el cuerpo legislativo. Pidió, entre otras cosas, que el Ejecutivo designe un enlace oficial del Ministerio de Salud o de la Jefatura de Gabinete con los bloques en general y las autoridades de la comisión de Salud y Acción Social que puedan concentrar los pedidos de información y mantener un canal de diálogo y difusión de la evolución diaria de la pandemia y que Salud informe sobre la llegada de los reactivos, los procedimientos de testeo, el plan de descentralización y la situación de los insumos críticos para todo el país como respiradores, trajes y barbijos y la disponibilidad hospitalaria en cada provincia. También solicitó que se comunique la efectivización de la transferencia de las partidas de subsidios al instituto Malbrán que todos los diputados de Juntos por el Cambio cedieron a razón de $ 100.000 por cada uno de ellos.

Sergio Massa almorzó con el Presidente, ministros e intendentes del área metropolitana y después fue a la teleconferencia
Sergio Massa almorzó con el Presidente, ministros e intendentes del área metropolitana y después fue a la teleconferencia

Además manifestaron preocupación por los argentinos varados en el exterior que se adopten “algunas medidas de alivio para los compatriotas que no puedan ser rápidamente repatriados, como la devolución del impuesto país, la extensión de los límites de las tarjetas de crédito, giro de divisas, entre otras”.

Adultos mayores, programas asistenciales y distribución de alimentos estuvieron en la charla como así también medidas de sostén del empleo privado, suspensión de despidos y diferimiento de obligaciones tributarias para sectores productivos. Justo un rato antes de los anuncios del Gobierno, habían preguntado por la asistencia para monotributistas y trabajadores informales.