El debate por el aborto llegó este lunes al tedeum del 9 de julio, realizado como es habitual en la provincia de Tucumán, cuna de la independencia argentina.

El arzobispo local,  Carlos Sánchez, pronunció una dura homilía durante la cual reivindicó la férrea posición de la Iglesia en contra del aborto y se pronunció en defensa de "las dos vidas".

"Hoy decimos que vale toda vida. Decimos que todo hombre es importante, que no hay sobrantes en la Argentina. Que la dignidad de todo ser humano ha de ser respetada desde su concepción hasta su muerte natural", aseguró.

Fuera de la catedral de Tucumán, un grupo de personas reclamó por la legalización del aborto
Fuera de la catedral de Tucumán, un grupo de personas reclamó por la legalización del aborto

Y agregó: "A los argentinos que estamos caminando este Bicentenario de la Patria nos toca edificar sobre la roca del respeto, de la custodia y la promoción de la vida, no de la muerte. El aborto es muerte del inocente, de un niño, de un argentino… Y nadie tiene derecho a eliminar voluntariamente la vida de un ser humano".

Sánchez aludió a los argentinos que se pronunciaron públicamente "a favor de la vida" y a los médicos y agentes sanitarios que adelantaron que no practicarán abortos por una decisión personal.

La vicepresidente Gabriela Michetti participó de la homilía junto al canciller Jorge Fourie
La vicepresidente Gabriela Michetti participó de la homilía junto al canciller Jorge Fourie

Las palabras del arzobispo de Tucumán toman especial relevancia en medio de la discusión que se realiza en el Congreso de un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. La iniciativa obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados y se prevé que será debatida en el Senado el 8 de agosto.

"En este pedazo de historia que nos toca vivir, no podemos ser indiferentes, tenemos que ser valientes; sacrificados y apasionados defensores de la vida porque vale toda la vida. Los que tenemos responsabilidades públicas, con mayor entrega y sacrificio, con entusiasmo patriótico y valentía aunque se burlen y nos desacrediten", abundó Sánchez.

El arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez (Nicolás Nuñez)
El arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez (Nicolás Nuñez)

La presidente de la Cámara Alta y vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, estuvo en la homilía realizada en la catedral en representación del gobierno nacional. Michetti es una de las principales voces oficiales que se expresaron en contra del proyecto de ley.

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur
El gobernador de Tucumán, Juan Manzur

Tras el discurso de Sánchez, Michetti mantuvo un breve contacto con la prensa. Entre otros temas, se refirió a la situación actual del gobierno de Cambiemos: "Cuando uno tiene un período donde la gente no esté entusiasmada con lo que está pasando, por ejemplo en datos de la vida cotidiana, y la inflación se genera a partir  de una crisis cambiaria,  obviamente que afecta, pero este camino venía mal trazado desde los últimos 70 años; ninguno de los Gobiernos logró encaminar al Estado desde la prosperidad económica", planteó.

Ayer, fieles católicos se congregaron frente a la Basílica de Luján para la celebración de una "Misa por la Vida" en contra del aborto y su legalización. Hubo pañuelos celestes, pirotecnia y clima festivo a un mes del debate trascendental en la Cámara Alta. 

FOTOS: Nicolás Nuñez, desde Tucumán