La polémica interna en el interbloque Cambiemos en relación a la situación de Joanna Picetti, la diputada nacional electa en el octavo lugar de la lista de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, que encabezó Elisa Carrió  y obtuvo más del 50 por ciento de los votos, sumó un nuevo capítulo hoy, en la previa de la jura de los legisladores electos.

"Espero que me dejen asumir", reclamó Picetti cuando intentó ingresar a la Cámara de Diputados junto a un escribano pero personal de Seguridad le impidió acercarse al recinto. Le explicaron -según indicaron a Infobae fuentes parlamentarias- que "su caso lo debe resolver la Justicia".

La situación de Picetti es particular. La jueza electoral María Romilda Servini de Cubría ratificó a principios de noviembre su exclusión luego de una denuncia presentada por dirigentes del mismo espacio por "inhabilidad moral" a raíz de las acusaciones en su contra de su exmarido por maltrato contra los tres hijos que tienen en común.

Sin embargo, la Cámara Nacional Electoral no se expidió sobre quién debe asumir esa banca, si Picetti o quien la siguió en la lista de Vamos Juntos, Jorge Enríquez.

Luego de las denuncias públicas de Carrió, la candidata de la polémica explicó a Infobae que está sobreseída con sentencia firme de varios tribunales, exonerada de toda responsabilidad por los delitos imputados. "Carrió nunca me recibió ni me dio posibilidad de explicarle. No entiendo por qué. El ministro Frigerio y Diego Santilli me dijeron que tenía que bajar. ¿Por qué? Por simples versiones", aseguró a finales de octubre.

Hasta que la Cámara Nacional Electoral no se expida al respecto, el interbloque Cambiemos tendrá un diputado menos: 106 en lugar de 107, de acuerdo al resultado de los últimos comicios.

LEA MÁS