Ricardo Gil Lavedra: "Estoy en contra del pedido de juicio político a los jueces de la Corte, tiene un tufillo fascista"

El ex juez y dirigente radical señaló que "no se puede responsabilizar a los jueces por el contenido de sus sentencias". De todas formas, analizó que el fallo que otorgó el beneficio del 2x1 a un ex militar que participó en la última dictadura militar "fue equivocado"

El ex juez y dirigente radical Ricardo Gil Lavedra cuestionó los pedidos de juicio político y las denuncias que recayeron contra los jueces de la Corte Suprema de Justicia Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, por votar a favor de otorgar el beneficio del 2×1 a Luis Muiña, un ex militar que tuvo participación en la última dictadura militar.

"Son actitudes de intolerancia, de no tolerar, tiene un tufillo fascista y estoy en contra de eso", aseguró el ex diputado nacional y, en declaraciones a radio Milenium, destacó que "uno no puede entender aplicable un beneficio que nunca fue aplicable a los militares, ¿por qué se va aplicar ahora?".

Por otro lado, destacó la reacción de la gente a través de la masiva movilización para repudiar el fallo. "La reacción que hubo fue impresionante, no lo imaginé. Originó un hecho inédito porque el Congreso en menos de 24 horas, las dos cámaras, por unanimidad, dio una respuesta de cuál es el sentimiento de la soberanía popular".

En este sentido, Gil Lavedra señaló que le asigna "mucha relevancia a la ley (que se votó en el Parlamento); es un elemento más que revela claramente para el juez qué piensa el legislador al respecto".

La última semana, la presidenta de "Justicia Legítima" y jueza de la Cámara de Casación porteña, María Laura Garrigós de Rébori, había afirmado que "no está bien la permanencia en la Corte" Suprema de Justicia de "algunos" de los tres jueces que beneficiaron a Muiña.

En ese marco, había evaluado que el fallo "fue un error jurídico y político" y sostenido que los jueces que lo firmaron "se han equivocado largamente (…) han perdido conexión con la realidad porque el juez tiene que hacer una interpretación acorde a la realidad de la sociedad en la que vive".

LEA MÁS