Malestar en la DAIA porque el Gobierno firmó un documento de la Unesco titulado “Palestina Ocupada”

El texto tilda a Israel de “potencia ocupante”

Compartir
Compartir articulo
Susana Malcorra
Susana Malcorra

En una carta entregada en mano a la canciller Susana Malcorra, la DAIA, la entidad de representación política de la comunidad israelí en el país, expresó su "preocupación y malestar" por la decisión del Gobierno de votar afirmativa una resolución de la Unesco titulada "Palestina Ocupada".

Según la DAIA, el documento firmado "pretende negar la histórica e indisoluble ligazón del pueblo judío con los lugares sagrados a los que se refiere dicha resolución".

"Nuestros ancestros visitaron el Monte del Templo hace 3.800 años. Los dos Templos del pueblo judío estuvieron presentes en ese preciso lugar durante 1.000 años. El Rey David estableció a Jerusalem como capital hace 3.000 años. Desde entonces, cada judío en el mundo ha elevado sus oraciones con su mirada dirigida al Monte del Templo, al Muro Occidental, el Kotel", recordó la entidad.

La carta, que lleva la firma del presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, y su secretario general, Santiago Kaplun, fue entregada hoy durante una audiencia que representantes de la entidad mantuvieron con Malcorra.

Resulta lamentable que la UNESCO haya impulsado una declaración que falsea la historia

"Resulta lamentable que la UNESCO, la entidad global que tiene la misión de preservar la herencia cultural de la humanidad, en toda su diversidad, haya impulsado una declaración que falsea la historia y ofende las creencias y tradiciones de todo un pueblo, al mismo tiempo que injustamente llama 'potencia ocupante' al Estado de Israel, una nación que mantiene un vínculo histórico con un territorio y sus lugares sagrados desde hace miles de años, más allá de las diferencias que puedan suscitarse por problemas puntuales y que pueden encontrar soluciones específicas", insistió la entidad judía.

Frente a ello, la DAIA consideró que la decisión de la Cancillería de suscribir el documento es "un lamentable error que lesiona sentimientos y valores muy profundos".