Ricardo Mendoza cuenta detalles de su secuestro fallido: “Hubo un disparo, pero la bala no salió”

El comediante reveló que la persona que manejaba su auto se llevó un grave susto, pero no pasó a mayores por errores técnicos.

Guardar

Nuevo

Hace unas semanas, se dio a conocer que el comediante Ricardo Mendoza estaba siendo buscado por delincuentes, pero debido a que no estuvo usando su camioneta, se evitó una tragedia. Según Magaly Medina, un amigo del creador de Hablando Huevadas se encontraba manejando su vehículo, por lo que los facinerosos fueron directamente en busca del amigo de Jorge Luna, cuando él no estaba en escena.

“Yo tengo acá una denuncia y este policía que se encontraba en su día de franco, que dice que estaba manejando el auto de ‘Richavo’, el auto del comediante Ricardo Mendoza, ha denunciado que ha sido víctima de delito contra el patrimonio y robó agravado. ¿Pero acá hay algo bien, bien raro que yo creo que debería el comediante y su entorno tomarlo con bastante precaución, porque este señor dice que estaba al bordo de un vehículo Mustang, que es un vehículo que suele manejar?’”, mencionó Medina en su programa.

(Captura: Magaly TV La Firme)
(Captura: Magaly TV La Firme)

Los detalles de este fallido secuestro

Al respecto, Ricardo Mendoza habló del tema en su programa Hablando Huevadas emitido el último domingo 16 de junio. En su espacio digital, el comediante dio detalles de este suceso y reveló que sí existió esa confusión y que incluso la persona que llevó su auto llegó hasta su domicilio bastante asustado.

“Yo estaba durmiendo y me tocan el timbre y me dicen ‘no te asomes, abre la puerta y no te asomes a la ventana por favor’. Era la persona que se había llevado el carro. Sube corriendo y me dijo que me habían querido secuestrar. Parece que ha llegado con el carro, se ha estacionado y antes de subir a dejarme las llaves, bajaron seis personas de dos camionetas, todos con armas”, relató al inicio.

Tras ello, apuntaron directamente al carro pensando que se encontraba Ricardo, por lo que intentaron abrir la puerta del copiloto, pero todo fue fallido. En ese ínterin, se fueron hasta la puerta del piloto y encontraron a otra persona que no era el actor.

Ricardo Mendoza cuenta detalles de su fallido secuestro.
Ricardo Mendoza cuenta detalles de su fallido secuestro.
“Apuntan al carro y comienzan a decir ‘súbete, súbete, gordo concha...’ y trataron de abrir la puerta del copiloto, pero no abrió, giran y en la puerta del piloto donde estaba el conductor, abren y lo encuentran al flaco”, agregó en su relato.

El momento más tenso de esa situación fue cuando tres delincuentes apuntaron con armas de fuego a una sola persona, quien tenía pistolas en la sien, la garganta y la boca. Continuando el pedido de entregar a Mendoza, el temeroso joven solo pedía que no le disparen.

Uno de los ladrones perdió un poco el control e intentó disparar al interceptado, pero, felizmente, el arma falló y la bala no salió. “Tres lo agarran con las pistolas, uno de la garganta, otro en la sien y otro le pone una pistola en la boca. Le dicen ‘dónde está el gordo’ y él ha hecho un ademán para salirse y que no le disparen en la boca y uno de los secuestradores estaba nervioso y le disparó en la boca, pero la bala no salió. Él, al ver que falló el disparo, aprovechó el momento y se sacó el arma de la boca y la puso contra el techo”, comentó.
Ricardo Mendoza de ‘Hablando Huevadas’ confirma que intentaron secuestrarlo. YouTube: No somos Tv.
Ricardo Mendoza de ‘Hablando Huevadas’ confirma que intentaron secuestrarlo. YouTube: No somos Tv.

En medio de ese hecho y dándose cuenta de que no aparecería Ricardo Mendoza, el delincuente solo atinó a llevarse la billetera y el celular de la persona a la que apuntó con el arma, pero continuaron pidiendo el paradero del amigo de Jorge Luna.

“Él comienza a palabrear al secuestrador y le dijo que estaba esperando a su flaca. El secuestrador se mareó.... le pidió su celular y su billetera, aunque sea para llevarse algo y cuando levantó la vista, los demás ya no estaban y se fue corriendo porque lo estaban dejando. En un momento le dijeron, ‘no te vamos a hacer nada, pero dinos dónde está ese gordo conch...’”.

Guardar

Nuevo