Jaime Villanueva pidió reprogramar su declaración en investigación contra Rafael Vela y José Domingo Pérez

Abogado del exasesor de Patricia Benavides sostiene que solicitud se da debido a que aún no se resuelve la tutela de derechos que presetaron los fiscales

Guardar

Nuevo

Jaime Villanueva brinda sus primeras declaraciones a la prensa. Foto: captura RPP
Jaime Villanueva brinda sus primeras declaraciones a la prensa. Foto: captura RPP

El exasesor de Patricia Benavides, Jaime Villanueva, pidió la reprogramación de la declaración que rendiría el último jueves 13 de junio en la investigación que se le sigue a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez. Así lo informó el abogado del ‘filósofo’, Luis Capuñay.

Capuñay indicó que su patrocinado decidió reprogramar la diligencia debido a la tutela de derechos formulada por los miembros del Equipo Especial Lava Jato para que se anulen declaraciones de Villanueva.

“Han pasado 15 días y el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria aún no se pronuncia respecto de la solicitud formulada por Vela y Pérez. Ante este escenario, en el cual no sabemos si el testimonio del señor Villanueva deberá continuar desde donde se quedó el 24 de mayo o se deberá repetir. Esta defensa ha visto por conveniente solicitar la reprogramación de la diligencia al doctor Alcides Chinchay”, apuntó.

El letrado precisó que el pedio de su patrocinado “no significa de modo alguno que el señor Villanueva no desee continuar colaborando con la averiguación de la verdad”.

“Por el contrario, el señor Villanueva está dispuesto a continuar declarando con la verdad no solo en esta investigación, sino también en toda investigación en la que sea requerido. Esperaremos con calma la respuesta del doctor Chinchay a nuestra solicitud; y más aún, la respuesta del doctor Checkley. Finalmente, reiterar que el compromiso del señor Villanueva es con la verdad y el esclarecimiento de los hechos”, agregó Capuñay.

El pedido de los fiscales

Los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez han solicitado al Poder Judicial la anulación de las declaraciones testimoniales proporcionadas por Jaime Villanueva, exasesor de Patricia Benavides, en el marco de la investigación preliminar contra los miembros del Equipo Especial Lava Jato en la sede fiscal. La solicitud se basa en la presunta vulneración del derecho a la autodefensa y otros vicios procesales.

Vela argumentó que las declaraciones ofrecidas el 10, 20 y 24 de mayo por Villanueva se realizaron en una situación de “absoluta indefensión”. Sostiene que el fiscal Alcides Chinchay, de la Segunda Fiscalía Suprema Transitoria Especializada en Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos, no le permitió ejercer su derecho a la autodefensa.

El coordinador del Equipo Especial Lava Jato informó que había acordado con el fiscal Chinchay que sería escuchado antes de decidir si se abriría una investigación preliminar o no. Dicha reunión estaba programada para el 1 de abril, pero Chinchay decidió iniciar la investigación el 27 de marzo. Luego, Vela solicitó ejercer su autodefensa como investigado, pero el pedido fue denegado, lo que lo llevó a plantear una nulidad que se resolvió el 8 de mayo, días antes de las declaraciones de Villanueva.

En cuanto al fiscal José Domingo Pérez, también afirmó que su derecho a la autodefensa fue rechazado por Chinchay. Esto lo obligó a solicitar un defensor público, aunque según las actas de diligencias, el abogado designado no participó en las mismas.

El fiscal adjunto supremo provisional Luis Felipe Zapata Gonzáles aseveró que los fiscales cuentan con recursos para contratar a un abogado particular. Además, reconoció la indefensión mencionada por Domingo Pérez, pero atribuyó la vulneración al propio miembro del Equipo Especial Lava JatoVela precisó que el defensor público asignado fue convocado tres días después de las primeras declaraciones de Villanueva, y Domingo Pérez indicó que su defensor no tenía acceso a la carpeta fiscal.

Además, ambos fiscales criticaron la filtración de las declaraciones de Villanueva en un programa de televisión, lo que fue negado por Zapata, quien mencionó medidas preventivas como el uso de marcas de agua y la retención de celulares durante las diligencias.

Guardar

Nuevo