Rocoto relleno, el tradicional platillo arequipeño que fue hecho para satisfacer el paladar

Cuenta la leyenda de que sus orígenes se remontan a hechos mitológicos. Sin embargo, no se puede negar su irresistible sabor, que conquista los paladares

Guardar

Nuevo

El rocoto relleno, exponente tradicional de la gastronomía arequipeña. (Comedera)
El rocoto relleno, exponente tradicional de la gastronomía arequipeña. (Comedera)

La gastronomía peruana es conocida mundialmente por ser una de las mejores. Los cientos de platillos emblemáticos y tradicionales la han posicionado como una verdadera joya que conquista incluso a los paladares más exigentes. Esto se debe, principalmente, a la fusión de sabores y la herencia cultural que ha dotado a nuestro arte culinario de ese toque único.

Por esa razón es imposible pensar en un solo platillo que recoja toda esa tradición. Sin embargo, sí podemos mencionar a algunos que destacan por ser exponentes perfectos tanto en sabor como en historia. Uno de ellos es el rocoto relleno, receta tradicional del departamento de Arequipa, cuyos orígenes son más que dignos de narrar.

Un platillo con tradición

Para explicar cómo nació este legendario plato es necesario mencionar que existe un cuento que explicaría su origen desde la ficción, pero también una breve historia que es más cercana a la realidad.
(Freepik)
(Freepik)

La primera de ellas es atribuida al escritor peruano Carlos Herrera, quien mediante un cuento ha relatado el origen del rocoto relleno. En la narración se explica que el artífice de esta delicia sería Manuel Masías, un cocinero reconocido del departamento de Arequipa que aprendió la labor culinaria durante su trabajo en la capital, pero también en su ciudad natal e incluso en París.

Según Herrera, quien entra en detalles más bien mitológicos, Masías tuvo que ir hasta el infierno para recuperar el alma de su joven hija, Delphine, a quien el mismo Lucifer tenía cautiva. La narración continúa indicando que para lograr llevarla consigo debió preparar una cena que dejara más que satisfecho al ángel caído.

Es así como el chef usó su creatividad para integrar diversos ingredientes en una cena, incluyendo al tradicional rocoto. Afortunadamente, tal habrá sido el agrado de Lucifer que no solo liberó a la joven que tenía capturada, sino que el mismo se volvió nuevamente un ser angelical.

Esta interesante historia de ficción se contrapone con el origen más realista, el cual está ligado más bien a las poblaciones rurales de siglos pasados, quienes ya tenían conocimiento de la receta. Se dice que se ofrecía en picanterías junto con su infaltable chicha de jora.

Sin embargo, el paso del tiempo y la llegada de nuevas formas de vida que surgieron en Arequipa como resultado del comercio de lana y las minas de Potosí, hicieron que el platillo pasara por un largo proceso de hibridación y desterritorialización, hasta que llegó a ser presentado como una receta típica de la ciudad blanca.

Beneficios del rocoto

(Freepik)
(Freepik)
Es importante destacar que el rocoto es un producto originario del Perú. Su nombre científico es Capsicum pubescens y se sabe que es cuenta con propiedades antiinflamatorias debido a uno de sus principales componentes, llamado capsaicina.

Según indica el medio Andina, también cuenta con proteínas antioxidantes capaces de eliminar los radicales libres, responsables de la oxidación que envejece las células.

Receta

Por supuesto, es importante conocer cómo se prepara este potaje que sin duda sorprenderá a toda la familia y los dejará satisfechos.

Ingredientes

  • 6 rocotos rojos medianos
  • 250 gramos de carne de res
  • 100 gramos de queso fresco (paria)
  • 50 gramos de pasas
  • 2 huevos sancochados
  • ¼ taza de leche (60 mililitros)
  • 1 cebolla roja
  • 1 cucharada sopera de ajo molido
  • 1 cucharada sopera de pasta de ají amarillo
  • 1 cucharada postre de pasta de ají panca
  • 3 cucharadas soperas de pasta de tomate
  • 1 chorro de aceite vegetal
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de comino
  • 1 pizca de orégano
  • ¼ taza de vinagre blanco
  • 1 huevo

Preparación

  • Como primer paso hay que limpiar los rocotos y cortarlos por la parte superior. No olvides retirar las pepas.
  • A continuación, hervir los rocotos con abundante agua, un chorro de vinagre y una pizca de sal hasta que estén suaves, pero sin deshacerse.
  • Luego, debes preparar los ingredientes para rellenar: la carne de res, cebolla picada, ají panca y pasta de tomate.
  • En un sartén agregar un chorro de aceite y sellar la carne, sazonándola con sal y pimienta al gusto. Añadir el ají amarillo y el panca, incorporar salsa de tomate y sazonar.
  • Rellenar los rocotos y añadir pasas, huevos sancochados y rectificar el sabor.
  • Ahora deberás meter al horno precalentado a 180 grados en un recipiente. En otro, agregar el huevo, la leche y batir hasta espesar. Agregar esto sobre el rocoto para una mejor cocción.
  • Cubrir los rocotos con láminas de queso fresco, colocar la tapa y hornear a 200 grados por 20 minutos.
  • Finalmente, retirarlos cuando estén dorados y disfruta.
Guardar

Nuevo