Prohíben consultas médicas en farmacias: solo personal calificado puede aplicar inyectables

La Ley 32033 prohíbe, además, que estos establecimientos realicen análisis clínicos, recoger muestras de laboratorio y campañas de salud. Incumplimientos conllevan multas de hasta 10.300 soles

Guardar

Nuevo

Fuente: Canal N

El Gobierno promulgó el lunes pasado la Ley 32033, destinada a garantizar y promover el acceso y uso de medicamentos genéricos en denominación común internacional (DCI). Según el ministro de Salud, César Vásquez, la norma facilitará el acceso a medicinas de bajo costo y fortalecerá la regulación de productos farmacéuticos y dispositivos médicos.

La ley establece que todas las farmacias y boticas del país deben asegurar que al menos el 30% de su stock esté compuesto por medicamentos genéricos. Además, prohíbe la prestación de servicios no autorizados, tales como consultas médicas, análisis clínicos, recolección de muestras para laboratorio, organización de campañas médicas y otras actividades no permitidas.

Este último punto ha generado polémica, ya que la aplicación de inyecciones podría no estar dentro de los servicios autorizados. Diversos medios de comunicación advirtieron sobre esta situación, lo que causó preocupación entre los usuarios que necesitan asistencia para colocarse inyectables prescritos por sus médicos tratantes en establecimientos cercanos a su domicilio.

Ante la inquietud ciudadana, el Ministerio de Salud (Minsa) emitió un comunicado a través de sus redes sociales para aclarar los alcances de la norma y sus prohibiciones. La institución detalló que la información sobre la prohibición de la aplicación de inyectables es incorrecta, ya que la disposición no menciona esta práctica en ninguno de sus artículos.

De igual modo, precisó que aquellos centros que deseen prestar este servicio complementario deberán contar con personal calificado, un área específica para este fin y realizar el trámite respectivo ante las autoridades de salud.

El Minsa aclara que farmacias y boticas sí pueden brindar servicio de inyectables. - Crédito. Minsa
El Minsa aclara que farmacias y boticas sí pueden brindar servicio de inyectables. - Crédito. Minsa

La cartera puntualizó que las consultas médicas en boticas y farmacias han estado vetadas desde hace años, aunque su aplicación se vio interrumpida por un recurso presentado por importantes cadenas farmacéuticas.

“Las consultas médicas en las boticas y farmacias estuvieron prohibidas por una norma emitida por el Ministerio de Salud. Sin embargo, esta se vio interrumpida tras la emisión de una resolución del Indecopi que autorizaba su realización a pedido de las cadenas MIFARMA S.A.C. y BOTICAS IP S.A.C.”, se lee en el comunicado.

La decana del Colegio Químico Farmacéutico del Perú, Sonia Delgado, destacó la promulgación del Gobierno. “Estuvimos muy de cerca luchando por prohibiciones que ya estaban contempladas en una norma de menor rango. Sin embargo, Indecopi benefició a grandes cadenas de boticas, permitiéndoles realizar consultas médicas, lo cual ya está prohibido en esta ley. Saludamos este gran cambio”, declaró en diálogo con Canal N.

Norma exige garantizar la venta de medicamentos genéricos

Otra de las disposiciones más importantes del reglamento de la Ley 32033 es la exigencia para farmacias y boticas de garantizar que al menos el 30% de su stock de medicamentos sean genéricos y estar incluidos en una lista de 434 medicinas aprobada por la cartera de Salud a inicios de abril.

Asimismo, restringe la venta de productos sin autorización de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) —encargada de garantizar que los productos farmacéuticos cumplan con los estándares de calidad necesarios—, aunque cuenten con permiso de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) —enfocada en la regulación y fiscalización de la calidad del ambiente y la salud ocupacional.

Lanzamiento del programa contó con la participación de la presidenta Dina Boluarte, investigada por enriquecimiento ilícito. | Minsa
Lanzamiento del programa contó con la participación de la presidenta Dina Boluarte, investigada por enriquecimiento ilícito. | Minsa

Entre estos productos se incluyen leche de fórmula, suplementos nutricionales, vitaminas, suero, rehidratantes y agua embotellada. Aunque las farmacias y boticas podrán seguir vendiendo estos productos, no podrán ofrecer servicios adicionales. La norma establece además que el personal de estos establecimientos deberá informar a los clientes si una medicina es distribuida o elaborada por una empresa vinculada a la farmacia o botica.

La normativa prevé sanciones para asegurar el cumplimiento de las disposiciones, incluido infracciones administrativas y multas de hasta dos UIT (S/10,300). Sobre este punto, Delgado destacó la importancia de aumentar el número de inspectores para garantizar el cumplimiento ya que, bajo su óptica, el personal actualmente dedicado a esta tarea es insuficiente.

“No debemos olvidar que existen muchos establecimientos farmacéuticos informales y la cantidad de inspectores o colegas químico-farmacéuticos que existen a nivel nacional es insuficiente. Tenemos hasta cinco inspectores para establecimientos, que son más de 2,500 en cada una de las regiones”, siguió.

infobae

Asimismo, invocó a las autoridades para que se fortalezca la capacidad de inspección a nivel nacional. “Si hay una nueva normativa, tenemos que garantizar que haya un mayor número de inspectores para poder asegurarnos de que los establecimientos farmacéuticos cumplan la ley”, concluyó.

La entrada en vigor ha dejado un clima de incertidumbre en los establecimientos de Lima. Muchos farmacéuticos aseguran que cuentan con suficiente stock de medicamentos genéricos, pero señalan que varios productos de la lista son de baja demanda, lo que podría ocasionar pérdidas económicas.

“Mantenemos más del 50% de stock de genéricos. De los 434 medicamentos de la lista, más o menos contamos con 250. La lista es demasiado grande, hay medicinas que no salen y no las podemos tener en stock porque se nos van a vencer y significa una pérdida para nosotros. Son más que todo medicamentos oncológicos. Por acá salen más el paracetamol, la amoxicilina, la metformina, el fluconazol, entre otros”, comentó a El Comercio el dueño de una botica cercana al hospital Arzobispo Loayza.

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS