¿Qué partido político tiene el mayor número de congresistas con licencia disfrutando de su sueldo?

Una bancada congresal lidera el ránking de “licencias por enfermedad”. Le siguen los parlamentarios no agrupados y Cambio Democrático-Juntos Por el Perú, según un informe de Hildebrandt en sus trece

Compartir
Compartir articulo
María Cordero Jon Tay y Jorge Morante en fotografías de archivo
María Cordero Jon Tay y Jorge Morante en fotografías de archivo

En los últimos 14 meses, los parlamentarios han solicitado 360 “licencias por enfermedad” sin que dejen de percibir su salario mensual del erario público, según un informe difundido este viernes por Hildebrandt en sus trece. Fuerza Popular es la bancada que encabeza la lista con 72 ausencias, seguida por los congresistas no agrupados —con 45 solicitudes—, y Cambio Democrático-Juntos Por el Perú, que cierra el podio con 41 licencias.

El fujimorista Jorge Morante lidera el número de bajas en su agrupación con 84 días de licencia. A pesar de estar convaleciente, participó en actividades externas o recibió en su despacho a representantes de distintas asociaciones mientras se encontraba en “reposo”, de acuerdo con una revisión del semanario.

Consultado al respecto, el legislador argumentó que sus licencias fueron consecuencia de una lesión en el pie el día de su juramento y una operación estomacal reciente. Respecto a los certificados médicos, indicó no tenerlos disponibles. “En algunas ocasiones también se pidió por temas bronquiales [...] Muchas reuniones han sido físicas, pero era ir un rato a la oficina y volver, o las hacía virtual, o también venían a mi casa”, dijo a la revista.

María Cordero Jon Tay, también de Fuerza Popular, se ausentó 69 días hasta su suspensión en diciembre pasado por prácticas indebidas con el salario de sus empleados. La mayoría de sus licencias por enfermedad comenzaron en abril de 2023, tras ser denunciada por su exasesor, y coincidieron, en gran parte, con las fechas en las que se evaluaba su suspensión.

infobae

De acuerdo con información citada por el semanario, también existe un considerable número de licencias donde los parlamentarios solo mencionan “motivos de salud” o “razones médicas” como justificación, sin ofrecer mayores detalles. Por ejemplo, el diputado Héctor Valer (Somos Perú) accedió a un permiso médico por 25 días entre febrero y noviembre de 2023.

Al ser interrogado acerca de sus condiciones de salud, respondió con una advertencia sobre la invasión de la privacidad y las posibles consecuencias legales de divulgar esa información. “Usted está entrando a la vida privada de las personas. Definitivamente, usted cometería un delito si menciona mis dolencias”, dijo al periodista que lo interrogó.

Jorge Montoya (Renovación Popular) también figura como uno de los parlamentarios frecuentes en solicitar permisos por enfermedad. El 15 de febrero solicitó permiso para permanecer en casa “por motivos de salud”, aunque esa misma noche se presentó en su programa digital “Aló, almirante”.

Hubo ocasiones en que la frágil condición de salud de algunos congresistas afectó la asistencia al pleno. Por ejemplo, el 13 de abril de 2023, ocho congresistas no asistieron al alegar problemas de salud.

Jorge Carlos Montoya en una foto de archivo. (Andina)
Jorge Carlos Montoya en una foto de archivo. (Andina)

Se trata de Edgard Reymundo (Cambio Democrático-Juntos Por el Perú), Alex Paredes (Bloque Magisterial), Cherly Trigoso (Alianza Para el Progreso), Flor Pablo (no agrupada), María Taipe (Perú Libre), Segundo Quiroz (Bloque Magisterial), Leslie Olivos (Fuerza Popular), Lady Camones (Alianza Para el Progreso) y Heidy Juárez (Podemos Perú).

El periodo de indisposición en todos ellos duró menos de 48 horas. Desde el Congreso, declararon que no se entregarán los certificados médicos con la justificación de que “la información sobre la salud personal se considera parte de la intimidad personal”, afirmó Jaime Abensur, director general parlamentario.

Patricia Chirinos, por su parte, se encontraba en España cuando requirió su licencia del 25 al 27 de enero y del 30 de enero al 2 de febrero de 2023. En total, según el informe, el Parlamento ha tramitado 98 permisos “por asuntos personales” en los últimos 14 meses, y muchos de estos casos también incluyeron el cobro íntegro de su salario.

“La aprobación del permiso no es inmediata, aunque sus efectos sí lo son. Este tipo de licencia se traduce en tiempo libre, y ya depende del congresista cómo lo utilice”, dijo al respecto el exoficial mayor del Congreso, José Cevasco.