Arequipa: Cinco años de prisión para exrectores de la UNSA por desvío de fondos al club ‘Atlético Universidad’

Poder Judicial dicta condena de cárcel para Valdemar Medina Hoyos y Rolando Cornejo Cuervo, exrectores de la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa

Guardar

Nuevo

Rectores de la UNSA desviaron fondos universitarios al club de fútbol Atlético Universidad. (UNSA)
Rectores de la UNSA desviaron fondos universitarios al club de fútbol Atlético Universidad. (UNSA)

Condenan a dos exrectores de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), Valdemar Medina Hoyos y Rolando Cornejo Cuervo, a cinco años de cárcel por el caso de corrupción vinculado al club de fútbol Atlético Universidad. Este fallo, emitido por el juez José Málaga Pérez del Segundo Juzgado Penal Unipersonal Transitorio para Casos de Corrupción de Funcionarios de la Corte Superior de Justicia de Arequipa (CSJA), los halla culpables de peculado doloso en el manejo irregular de fondos de la universidad entre 2003 y 2008.

Esta decisión judicial se centra en el uso indebido de recursos universitarios destinados al club de fútbol Atlético Universidad, el cual estaba vinculado a la institución educativa. Se demostró que los fondos se utilizaron para cubrir gastos como sueldos de jugadores, algunos de los cuales estaban registrados como trabajadores de la UNSA, así como otros recursos logísticos, incluyendo el transporte de seguidores del equipo.

La investigación de estos hechos, que inicialmente salieron a la luz en el año 2001 a través de una publicación en el medio El Búho, condujo finalmente a la sentencia de los exrectores por su participación directa y como cómplices en estos actos ilícitos.

Rolando Cornejo y Valdemar Medina son condenados a cinco años de cárcel por malversar fondos universitarios para un equipo de fútbol. (Composición Infobae/ El Buho)
Rolando Cornejo y Valdemar Medina son condenados a cinco años de cárcel por malversar fondos universitarios para un equipo de fútbol. (Composición Infobae/ El Buho)

El caso Atlético Universidad ha sido un tema de escándalo y controversia desde su aparición pública hace dos décadas, llevando a una investigación por parte de una comisión del Congreso de la República, presidida por el congresista arequipeño Pedro Santos Carpio.

Dicha investigación abarcó los años de ascenso del equipo de fútbol a la primera división del fútbol peruano, destacando no solo el uso indebido de fondos universitarios, sino también la inversión económica realizada en el proyecto deportivo sin la debida transparencia. Estas conductas resultaron en consecuencias penales para los implicados y han tenido un impacto duradero en la comunidad universitaria y el ámbito deportivo regional.

El estadio Monumental de la UNSA será el principal escenario del Sudamericano Sub 20 de 2025.
El estadio Monumental de la UNSA será el principal escenario del Sudamericano Sub 20 de 2025.

Malversación de más de 740 mil soles para Atlético Universidad

Se descubrió que entre 2003 y 2005 se malversaron más de 740 mil soles de los fondos de la Universidad Agustina para cubrir gastos del Atlético Universidad de fútbol. Los recursos fueron entregados a manera de préstamos, sin que haya constancia de su devolución, reveló el medio local.

Este hecho se enmarca en una serie de eventos bajo escrutinio, destacando uno en particular que tuvo lugar en diciembre de 2022. Valdemar Medina, en aquel entonces, gestionó ante Rolando Cornejo, rector para el momento, una solicitud de 29 mil soles destinados, supuestamente, a financiar un viaje educativo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias hacia Piura. No obstante, ese dinero fue redirigido para sufragar los costos de traslado del equipo Atlético Universidad a su juego contra Alianza Atlético de Sullana.

Fondos universitarios destinados al fútbol

Bajo la gestión de Cornejo, la austeridad financiera requirió de todas las entidades estatales, sin embargo, el fútbol universitario pareció ser la excepción. Los fondos universitarios se utilizaron para cubrir gastos del Atlético Universidad, incluyendo salarios elevados para los jugadores, viáticos, premios, y otros beneficios no académicos. Esto resultó en una pérdida aproximada de un millón de soles y un declive marcado en el rendimiento académico de la institución.

El contrato establecía que los jugadores del Atlético Universidad, tanto profesionales como no profesionales, eran remunerados vía nómina de la UNSA, con salarios que variaban entre los 1.200 a 3 mil soles, dependiendo de su estatus y el avance del equipo en competiciones. Tras la eliminación del equipo en la Copa Perú 2001, las inversiones en el club han sido fuertemente criticadas, especialmente considerando el uso indebido de recursos que deberían haberse destinado a la academia.

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS