Relator de la ONU advirtió a Perú que Ley Antiforestal incentiva el despojo y tala en tierras indígenas

Son 33 líderes ambientales asesinados por desprotección del Estado. Estas reformas parecen ignorar que el despojo territorial es el motor de la violencia contra las comunidades indígenas, expresó el especialista en derechos humanos de la ONU.

Compartir
Compartir articulo
Relator de la ONU se pronuncia por Ley Antiforestal en Perú. (Composición/ ONU/Chirapaq)
Relator de la ONU se pronuncia por Ley Antiforestal en Perú. (Composición/ ONU/Chirapaq)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del relator especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, José Francisco Calí Tzay, ha emitido una advertencia severa al gobierno peruano en relación con las modificaciones realizadas a la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, las cuales fomentan la impunidad en actividades ilegales en los bosques y aumentan la violencia contra los defensores de los derechos indígenas.

Calí Tzay destacó que estas reformas, aprobadas por el Congreso de la República, podrían conducir a la legalización del despojo de tierras pertenecientes a comunidades indígenas, poniendo en riesgo su supervivencia tanto física como cultural.

El experto de la ONU también señaló que, aproximadamente, un tercio de las tierras indígenas aún carece de titulación oficial, lo que agrava su vulnerabilidad. Esta situación se ve exacerbada por la denuncia de irregularidades durante el proceso legislativo, incluida la omisión de reconsideraciones solicitadas por los parlamentarios, y por el hecho de que el Congreso ordenó la promulgación de la ley sin tomar en cuenta estas preocupaciones.

Familiares de los líderes indígenas de Saweto llevan hoy los retratos de (i-d): Quinto Inuma, Edwin Chota, Jorge Ríos, Leoncio Quinticima y Francisco Pinedo, durante un plantón ante la sede del Poder Judicial, en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar
Familiares de los líderes indígenas de Saweto llevan hoy los retratos de (i-d): Quinto Inuma, Edwin Chota, Jorge Ríos, Leoncio Quinticima y Francisco Pinedo, durante un plantón ante la sede del Poder Judicial, en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

La inquietud expresada por el relator de la ONU se suma a las voces de protesta de organizaciones indígenas, entre ellas Aidesep, quienes han criticado duramente la ley tildándola de Antiforestal por violar compromisos ambientales, fomentar la impunidad en actividades ilícitas internacionales y omitir procesos de consulta previa.

La deforestación de la Amazonía, vital para la regulación del clima global y la biodiversidad, podría acelerarse bajo esta nueva normativa. Esta situación compromete no solo a los pueblos indígenas, sino también a la población peruana en general, ya que la pérdida de bosques incrementa la vulnerabilidad frente a fenómenos climáticos extremos.

Aunque las implicaciones de la legislación son profundas y de gran alcance, hasta el momento no se han anunciado medidas correctivas ni se ha visto una respuesta oficial por parte del gobierno de Perú ante las preocupaciones planteadas por la ONU y las organizaciones indígenas.

Organizaciones sociales en Perú han expresado su rechazo frente a la reciente modificación de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre realizada por el Congreso del país|SPDA Actualidad Ambiental
Organizaciones sociales en Perú han expresado su rechazo frente a la reciente modificación de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre realizada por el Congreso del país|SPDA Actualidad Ambiental

Una de las consecuencias más graves de estas reformas es el incremento en la vulnerabilidad de los líderes indígenas y ambientalistas, muchos de los cuales han enfrentado amenazas, ataques e incluso asesinatos por oponerse a actividades ilícitas en sus territorios. En palabras de Calí Tzay, “33 líderes indígenas han sido asesinados”, un dato alarmante que ilustra la gravedad del conflicto y la necesidad de acciones concretas para proteger a estas comunidades.

Con la reforma, el vacío dejado por la falta de protección estatal se hace evidente, permitiendo que grupos criminales profundicen el caos a través de la tala ilegal, la minería informal, y el narcotráfico, desintegrando el tejido social y socavando las instituciones públicas. Esta situación refleja un retroceso en la gobernanza forestal del país y destaca la importancia de proteger los derechos y territorios de los pueblos indígenas ante el avance imparable de la explotación de recursos.

Presentan en el Congreso proyecto de ley que busca anular modificaciones que atentan contra la Ley Forestal. (Composición Infobae)
Presentan en el Congreso proyecto de ley que busca anular modificaciones que atentan contra la Ley Forestal. (Composición Infobae)

Las alertas emitidas por el relator especial Francisco Calí Tzay de la ONU sobre las reformas a la legislación forestal y de fauna silvestre en Perú representan un llamado crítico a revisar y redirigir las políticas que afectan directamente a los pueblos indígenas de la Amazonía peruana.

“Debido a la gran presión sobre los territorios indígenas desprotegidos, la creación de estas áreas de exclusión podría generar impunidad ante crímenes como la tala ilegal, el desbosque y el cambio de uso; debilitando la lucha contra la desforestación y agravando la crisis climática actual” advirtió el experto, quien sostuvo que las disposiciones de la ley permitirían que áreas habitadas por pueblos indígenas y que alguna vez fueron bosques, donde actualmente hay agricultura, sean clasificadas automáticamente como áreas de exclusión agropecuaria.